La Batalla de Ambos Nogales ,la Batalla del 27 de agosto

La Batalla de Ambos Nogales ,la Batalla del 27 de agosto
La batalla de la Primera Guerra Mundial que se libró en Norteamérica.

La frontera de Nogales.

El 16 de enero de 1917, en plena Primera Guerra Mundial, el ministro de exteriores alemán, Arthur Zimmermann, envió un telegrama a su embajador en México, con instrucciones para que éste propusiera a los mexicanos atacar a los Estados Unidos a cambio de recuperar Texas, Nuevo México y Arizona una vez que Alemania ganase la guerra.

El telegrama fue interceptado por los británicos, que lo utilizaron para forzar la entrada de los Estados Unidos en la guerra. 

En este contexto de sospecha y recelo, sumado a la desconfianza estadounidense hacia la revolución mexicana, se inscribe la única batalla de la Primera Guerra Mundial que tuvo lugar en territorio norteamericano. Fue la Batalla de Ambos Nogales (en México conocida como la Batalla del 27 de agosto).

Se produjo el 27 de agosto de 1918 en la localidad de Ambos Nogales, una población dividida entre ambos países. Una parte de la ciudad se hallaba en el estado de Arizona y la otra en el mexicano de Sonora. En aquella época la frontera entre ambos países discurría por un amplio bulevar denominado Calle Internacional. Y los conflictos entre ambas partes se sucedían constantemente.


Ya desde abril de 1917, con la entrada en la guerra mundial de Estados Unidos, se habían establecido restricciones de acceso para los mexicanos que trabajaban al otro lado de la frontera de Nogales. Lo que había sido la causa de diversos incidentes desafortunados.

El 27 de agosto de 1918 a las cuatro de la tarde, un tiroteó involuntario estalló cuando un carpintero mexicano llamado Ceferino Gil Lamadrid intentó atravesar la frontera con un voluminoso saco, sin haber sido examinado en la aduana. Sospechando que podrían ser armas el insperctor Arthur G. Barbero le ordena detenerse, mientras al mismo tiempo los funcionarios mexicanos al otro lado de la frontera le acucian a no detenerse y cruzar inmediatamente.

Un soldado estadounidense llamado William Klint apuntaba a Lamadrid con su rifle para obligarle a detenerse. En la confusión del momento alguien disparó un tiro, y la batalla dió comienzo. Los oficiales mexicanos, pensando que los estadounidenses estaban disparon sobre Lamadrid, abrieron fuego contra los guardias de aduanas, matando a William Klint.

Muchos ciudadanos mexicanos, oyendo los disparos, tomaron sus fusiles y se unieron a la lucha. Por la parte estadounidense acudieron los Soldados Búfalo del 10º de Caballería, que cargaron a través de las calles en la parte mexicana. Cuando la infantería estadounidense consiguió capturar las colinas que rodean la ciudad se precipitó el final de la batalla. Antes, el alcalde de la parte mexicana había intentado enarbolar una bandera blanca, pero fue derribado por un disparo en plena calle.

Cuando las cosas se calmaron los estadounidenses habían perdido 3 hombres, por unos 15 de los mexicanos (125 según las fuentes estadounidenses). Entre los fallecidos en la batalla se hallaban dos asesores militares alemanes, cuyos documentos fueron examinados antes de enterrarlos. Pocos días después de la batalla sus cuerpos fueron exhumados y su destino final se desconoce.

Lamadrid, que sobrevivió a la batalla de Ambos Nogales, moriría en un altercado en un bar de la parte mexicana de la ciudad en 1935, muy cerca de donde se había iniciado aquella.

Publicado por / Fuente : http://www.labrujulaverde.com
Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons