Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

¿Nazis intentaron tener ejército zombie?

¿Nazis intentaron tener ejército zombie?
¿Intentaron los Nazis crear un ejército de zombies?

¿Pretendieron los Nazis resucitar a los muertos?

La historia parece absurda pero hay quien ha planteado la hipótesis de que existió un programa secreto en el que un equipo de científicos había estado trabajando en la creación de un ejército de zombies.

No resulta descabellado pensar que los Nazis creían que sería posible resucitar a los muertos, porque ellos tuvieron varios frentes de trabajo dentro del terreno de lo sobrenatural, las reliquias religiosas o la búsqueda de entradas secretas a mundos desconocidos.

Por ejemplo, la Ahnernerbe (La Herencia de los Antepasados) fue un grupo de investigación de fenómenos paranormales creada por Heinrich Himmler, jefe de las SS, el 1 de julio de 1935.

Después, ya en plena Segunda Guerra Mundial, sería ampliada por orden directa de Adolf Hitler, un apasionado del ocultismo .

Las fuerzas especiales del ejército Nazi fueron creadas basándose en creencias ocultistas. En el castillo de Wewelsburg estaba el cuartel general de las SS y fue el escenario de los rituales de iniciación de sus miembros, caballeros inspirados en la leyenda artúrica.

Allí se invocaron los poderes de las runas e incluso el logo de esta organización está inspirado en ellas. Utilizaron psicólogos y astrólogos para combatir al enemigo y sus tácticas estaban basadas en la alineación estelar. Los Nazis también intentaron crear supersoldados mediante el uso de esteroides y drogas, inspirándose libremente en el Übermensch de Nietzsche.

No tenemos pruebas tangibles ni evidencia científica, aparte de los intereses conocidos de la Ahnenerbe y Himmler, de que en el Tercer Reich se hubieran preocupado de temas como la resurrección de los muertos o los zombies.

Pero los aliados encontraron el 28 de abril de 1945 en un depósito de municiones de una mina en Turingia una cámara secreta en la que había cuatro ataúdes. Uno de ellos contenía el cuerpo de Federico el Grande, rey de Prusia, otros dos el del mariscal de campo Von Hindenburg y su mujer y en el último había una placa con el nombre de Adolf Hitler.

No se sabe qué pretendían los hacer con estos cuerpos, pero se ha planteado la hipótesis de que querían resucitar a sus jefes militares. Ahí entra la teoría de los zombies nazis.

En 1943 Wolfram Sievers, director del Ahnenerbe, y el Institute for Military Scientific Research Interrogation en Nuremberg, supervisaron un terrible programa de pruebas médicas en prisioneros de los campos de concentración, algunos de los cuales corrieron en paralelo con el concepto de resucitar a los muertos.

Había tres categorías principales de los experimentos médicos no éticas realizadas por científicos nazis, la mayoría de los cuales se hicieron bajo la supervisión de Sievers y la Ahnenerbe. La primera categoría era la prueba de supervivencia. La idea era determinar los umbrales de supervivencia humanos para los soldados nazis.

Por ejemplo, en Dachau se intentó determinar la temperatura a la que el cuerpo humano comenzaría a fallar en el caso de hipotermia, y también la mejor manera de resucitar un humano casi congelado. Los métodos utilizados eran como se puede uno imaginar denigrantes e inhumanos.

La segunda categoría de pruebas era en la que se utilizaban fármacos y cirugías experimentales. Se probaron con los prisioneros vacunas contra la malaria, tifus, hepatitis o tuberculosis. También se usaron antídotos contra armas químicas como el gas mostaza.

No menos grave fue el experimento realizado en noviembre de 1944 en el campo de concentración de Sachsenhausen con un cóctel farmacológico llamado D-IX. Incluía cocaína, un estimulante llamado pervitine, eucodal, un analgésico a base de morfina, y cocaína sintética.

La tercera categoría es más conocida, es la del Dr. Josef Mengele, que experimentó con seres humanos de distintas razas para comprobar su respuesta a enfermedades contagiosas. El proyecto de Himmler, Lebensborn, que pretendía criar arios puros, también se enmarcaría aquí.

A pesar de toda la literatura publicada, no hay ningún documento que haya llegado a nosotros sobre este programa de creación de un ejército de zombies nazis. Creer o no en su existencia es algo que la literatura, en especial el mundo del cómic, y el cine, por ejemplo, la película Dead Snow, se han encargado de mostrarnos en numerosas ocasiones.

¿Da artritis sonarse los dedos? | VCN

... Básicamente, el crujido de los nudillos se produce al estallar las burbujas que se forman en el líquido que rodea la articulación. Así dicho ...


VCN: Inflamación cerebral y la esquizofrenia

La esquizofrenia produce inflamación cerebral… ¿o la inflamación cerebral produce esquizofrenia? Anteriormente se especulaba con la participación de la ...


VCN: La flor mas grande del mundo, emite un olor repulsivo

La evolución produce, sin duda, extraños resultados. Así por ejemplo, en las selvas de Borneo o Sumatra (en donde todavía queda selva) se puede ver una flor ...
Publicado por / Fuente : http://www.labrujulaverde.com
Creative Commons