Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Evangelio de San Cutberto

Evangelio de San Cutberto
Una de las joyas bibliográficas de la Alta Edad Media es el Evangelio de San Cutberto, considerado el libro intacto conservado más antiguo de Europa.

Este manuscrito fue escriturado a finales del siglo VII en el norte de Inglaterra, probablemente en Wearmouth-Jarrow.

Lo adquirió la British Library en 2012 por unos nueve millones de libras gracias a la aportación de una campaña pública para recaudar fondos que cubrió buena parte de esa cantidad.

El Evangelio de San Cutberto, antiguamente conocido como Stonyhurst Gospel, es en realidad una copia en escritura carolina del Evangelio de San Juan.

El santo insular, que murió en el año 687 de nuestra era, fue enterrado con este códice en el priorato de la isla de Lindisfarne, en la costa de Northumbria. Para evitar el saqueo vikingo, su féretro fue llevado a Durham en el 793 y allí permaneció en su catedral hasta que fue abierto en 1104.

En ese momento se descubrió este pequeño manuscrito, podríamos llamarlo de bolsillo, muy probablemente destinado a la lectura en la intimidad de la celda, que a día de hoy conserva en un estado excepcional su encuadernación revestida en piel roja.

Ésta muestra una bonita decoración geométrica impresa en el cuero a base de hierros (placas de metal y rueda) con una técnica en frío.

La vida de San Cutberto, uno de los santos más conocidos de la Inglaterra medieval, fue narrada por Beda el Venerable. El polígrafo nos cuenta en ella que con un solo pelo suyo era suficiente para curar los ojos de los que creían en sus milagros.

El códice es el manuscrito 89000 de la British Library y ha sido digitalizado por esta institución.
Ya hablamos del libro intacto conservado más antiguo de Europa.

Esa puntualización, intacto, es importante porque sin ella el libro más antiguo de Europa resulta ser el Papiro de Derveni.

El Papiro de Derveni

Papiro de Derveni: la UNESCO protege el libro más antiguo de Europa.

El Papiro de Derveni se encontró en 1962 en la localidad del mismo nombre, a unos 10 kilómetros de Tesalónica en Grecia, durante las obras de construcción de la carretera a Kavala. 

Estas obras sacaron a la luz numerosas tumbas, en una de las cuales, la denominada Tumba A de Derveni, apareció el documento carbonizado y dividido en más de 200 fragmentos.

Está datado en el siglo IV a.C., entre los años 350 y 320. Hasta 2006 no se pudo descifrar su contenido, que resultó ser un comentario de un poema órfico. Escrito como un tratado filosófico, en él se abordan cuestiones como la naturaleza de los dioses, el alma, el cosmos y los rituales religiosos.

Su autor es desconocido, aunque dada la crítica hacia la religión y los misterios que parece desprenderse de la interpretación del texto algunos opinan que puede deberse a Diagoras de Melos o a Eutifrón, entre otros. 

Eutifrón aparece en el diálogo platónico del mismo nombre, y a Diagoras de Melos se le conocía también como el Ateo y es famoso por haber sido quien reveló los misterios de Eleusis, ganándose una condena a muerte en Atenas por ello en 411 a.C. (no obstante, consiguió escapar a Corinto).

Actualmente el Papiro de Derveni se custodia en el Museo Arqueológico de Tesalónica. Y desde hace unos días forma parte del Programa Memoria del Mundo (Memory of the World) de la UNESCO. Este programa, que nació en 1992, tiene como misión conservar y garantizar el acceso público al patrimonio histórico documental de todos los pueblos del mundo.

En la Memoria del Mundo se hallan desde documentos antiguos, como el Papiro Derveni, hasta películas modernas, como El Mago de Oz, pasando por documentos como el Tratado de Tordesillas, el Diario de Ana Frank o las películas de los hermanos Lumiere.

¿Porqué se guarda un minuto de silencio? | VCN

 ... Puede realizarse en la iglesia si se quiere, pero también en la calle, en nuestros hogares, en nuestros teatros y en cualquier lugar donde los ...


Escuchamos sólo lo que queremos oír | VCN

 ... Los distintos bandos controlaban diferentes calles, y lo habitual era que cada bando considerara que una determinada calle era suya.


El club 33 | VCN

... Hoy en día, son muchas las “celebrities” que tienen acceso a un distinguido edificio de la calle 33 en la misma Disneyland, un espacio donde ...

Publicado por / Fuente : http://www.labrujulaverde.com
Creative Commons