El líquido respirable

El líquido respirable
El perfluorocarbono, el líquido “respirable” donde no se ahoga nadie.

¿Quién no ha tragado agua alguna vez cuando de pequeño estaba aprendiendo a nadar?

Las personas no estamos preparadas para respirar en este medio. 

Nuestros pulmones se llenan de agua y, sencillamente, nos ahogamos, pudiendo perder la vida de un modo verdaderamente horrible.

Pero, ¿y si te dijésemos que existe un líquido donde nadie puede ahogarse? ¡Imposible!

Dirán algunos. Pues así es, se trata del perfluorocarbono. 

Un nombre complejo pero todo un campo de posibilidades para la ciencia y la medicina, que te encantará descubrir con nosotros.
Perfluorocarbono, el líquido respirable

Como ya sabes, el ser humano al igual que otros muchos animales, somos incapaces de respirar en medios líquidos. No podemos obtener el oxígeno de esa agua que entra rápidamente en nuestros pulmones. 

No estamos preparados para ello como especie, a diferencia de todas esas maravillosas criaturas marinas que habitan en nuestros ríos y océanos.

El líquido respirable
Ahora bien, los científicos acabaron descubriendo un compuesto líquido que tiene la capacidad de ser respirable, como si se tratara del propio oxígeno: es el perfluorocarbono. 

Abajo te ponemos la fórmula, que sin lugar a dudas, será fácilmente descifrable para todos los entendidos en física y química. 

Pero para decirlo del modo más sencillo posible, el perfluorocarbono es un compuesto derivado de un hidrocarburo en el cual, el hidrógeno se sustituye por átomos de flúor.

Pero ¿en qué momento dio el hombre con esta fórmula, con este fabuloso hallazgo? Fue sintetizado por primera vez en los años 20. 

Se dice que el descubrimiento fue casual, que una rata cayó en una cubeta donde estaba este líquido, y que el científico, se sorprendió al ver que el animal podía respirar. Aunque para muchos, esta historia no es más que una leyenda. 

Posteriormente, el perfluorocarbono fue desarrollado durante la Segunda Guerra Mundial y aplicado en algún que otro ámbito a modo experimental.

Se trata de un producto con gran estabilidad química, capaz de absorber gases. Algo de estas características hace que se alce como un recurso magnífico para aparatos de refrigeración, impermeabilizantes, envases para microondas, y sobre todo, para la medicina.

El perfluorocarburo se viene utilizando desde los años 60 para tratar problemas en los pulmones, para la cirugía ocular e incluso para sustituir el líquido amniótico en fetos que, estando dentro de la placenta, tienen algún problema en su desarrollo. Increíble, no hay duda. 

Y lo que está claro es que su avance no ha hecho más que empezar, quién sabe qué aplicaciones nos traerá este compuesto en un futuro no muy lejano.

¿Ciencia ficción? No, es una realidad sencillamente asombrosa.

Es posible que recuerdes la película de “The Abyss”, protagonizada por Ed Harris.

En ella, vemos por primera vez cómo una rata es sumergida en este compuesto a base de perfluorocarburo y cómo logra respirar.

Fue uno de los momentos más famosos de esta producción y que te invitamos a ver a continuación. 

Y no te preocupes la rata no sufrió daño alguno.

Del miedo a los payasos | VCN

 ... La repetición de este patrón puede hacer que, incluso tras un único emparejamiento lo suficientemente intenso, se produzca la asociación ...


Efecto placebo, efecto nocebo | VCN

... Las cápsulas parecen ejercer efectos placebo más intensos que las píldoras, y la talla de cápsulas y píldoras es también importante, ya que ...


VCN: ¿Diferencias entre autismo y síndrome de Asperger?

... Por último, su intenso interés en temas científicos muy específicos, en este caso la física, es otra característica mental de los que sufren este síndrome.

Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Creative Commons