Cabeza de Vaca ,de soldado a curandero

Cabeza de Vaca ,de soldado a curandero
De conquistador a chamán: la increíble historia de Cabeza de Vaca.

Es interesante conocer a personajes a quienes el destino golpea y que se adaptan a las circunstancias, cambiando radicalmente.

Este es el caso de Cabeza de Vaca, un hombre que pasó de soldado a curandero convirtiéndose en una figura realmente curiosa de nuestra historia.

El inicio de todo.

A LOS 17 DÍAS DEL MES DE JUNIO DE 1527 PARTIÓ DE PUERTO DE SANT LÚCAR DE BARRAMEDA EL GOBERNADOR PÁNFILO DE NARVAEZ, CON PODER Y MANDATO DE VUESTRA MAJESTAD PARA CONQUISTAR Y GOBERNAR LAS PROVINCIAS QUE ESTÁN DESDE EL RÍO DE LAS PALMAS HASTA EL CABO DE LA FLORIDA, LOS CUALES SON EN TIERRA-FIRME; Y LA ARMADA QUE LLEVABA ERAN CINCO NAVÍOS, EN LOS CUALES, POCO MÁS O MENOS, IRÍAN SEISCIENTOS HOMBRES.

Así comienza su relación Álvar Núñez Cabeza de Vaca, oficial de esta expedición y protagonista de una aventura que nos legará a través de su testimonio, conocido por la posteridad como los Naufragios (1542).

El hombre que fue

Cabeza de Vaca nació en Jerez de la Frontera en 1488, de familia hidalga y nieto de Pedro de Vera, conquistador y primer gobernador de la isla de Gran Canaria. A los veintitrés años se enroló en la Liga Santa y como soldado luchó en Italia y en España. 

El año que comienza su relato fue el de su primer viaje a América, que tenía entre sus objetivos encontrar la Fuente de la Eterna Juventud y que desde el principio se vio afectada por una serie de dificultades que van desde la deserción hasta la muerte de hombres a causa de tormentas y naufragios, hasta su llegada a las costas de Florida en abril de 1528.
Desembarco en Florida

Allí no encontraron la ansiada Fuente, pero sí más de veinte pueblos indígenas, varios de los cuales comenzaron a hacerle oposición en cuanto se adentraron en “Tierra-Firme” y a causar bajas entre los expedicionarios, que finalmente lograron regresar a los barcos y continuar la exploración hasta la desembocadura del Misisipi, donde debido a los vientos y a las corrientes, la embarcación de Cabeza de Vaca se separó del resto de la expedición y naufragaron, sobreviviendo quince tripulantes.

De soldado a curandero

La tribu que acogió a los sobrevivientes del naufragio de Cabeza de Vaca no creía en la propiedad privada ni en la necesidad de un líder, y se especializaba en la formación de curanderos que trataban a sus pacientes con la imposición de manos y el soplo. Casi todos los españoles se negaron a aprender estas artes y terminaron siendo entregados a otras tribus como sirvientes.

Cabeza de Vaca, en cambio comenzó, a iniciarse como chamán, actividad que le permitiría desplazarse entre otras tribus, donde, además, practicó la curación a través del rezo del Padre Nuestro y el Ave María.


El viaje

Con estas dotes espirituales y de curación, Álvar Núñez Cabeza de Vaca emprende un viaje de exploración y rescate (pues también buscará a otros españoles sobrevivientes) que lo llevará a atravesar territorios actualmente pertenecientes a Alabama, Misisispi, Texas, Nuevo México, Arizona y el norte de México, donde finalmente contactó exploradores españoles que lo llevaron hasta Culiacán, en 1536, ocho años después de haber llegado a las costas de Florida.


Cabeza de Vaca, el Adelantado

Esta aventura penosa y extraordinaria no arredró el espíritu de Cabeza de Vaca, que volvió al Nuevo Mundo en un segundo viaje en 1540, esta vez a Suramérica, donde fue el primer europeo en observar las maravillosas cataratas de Iguazú, se enfrentó a los colonos que maltrataban a los indígenas en la actual Paraguay y volvió preso a España, donde enfrentó un juicio hasta el fin de sus días, que pudieron haber concluido en 1559, en un monasterio de Sevilla.

Sonidos producidos por las auroras boreales | VCN

 ... A veces, si el Sol está en su máximo de actividad (algo que se da cada 11 años), el viento solar es tan intenso que las auroras son visibles a ...


Tu mente tu sistema militar y La ley de la atracción | VCN

... Pueden haber impresionantes tubos retorcidos de intenso color negro, también verdes, de tonalidades bronce e incluso de maravillosos .


John Ashbery , su inquietante poesía | VCN

... sólo se puede comunicar de forma no verbal, como hace la música--y él reconoce intensa afinidad con compositores como Cage o Carter--.

Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
 Creative Commons