Futuros tanques de guerra

Futuros tanques de guerra
El futuro de los tanques de guerra.

La Batalla del Somme ha marcado la historia como una de las más sangrientas jamás combatidas, con más de un millón de muertos o heridos en el curso de la mayor acción en el Frente Occidental de la Primera Guerra Mundial. 

Menos conocido fue, sin embargo, que la tercera fase de esa ofensiva de 141 días también marcó el debut en el campo de batalla del tanque de combate.

Aunque su impacto militar directo el 15 de septiembre de 1916 fue casi insignificante, en pocos años el tanque había pasado a ser de una “lenta y pesada novedad” a una potente plataforma que dominaría los campos de batalla durante el resto del siglo XX y más allá. 

Hasta el día de hoy, nada genera una declaración tan atrevida de poder militar como la vista de un robusto blindaje, pero las características de las guerras han cambiado en los últimos 100 años, y radicalmente en los últimos 20. Entonces, ¿seguirán siendo una necesidad los tanques?

Los contratistas de defensa y las compañías dedicadas a la investigación militar, desde la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA) en los Estados Unidos hasta el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa (Dstl) del Reino Unido, están trabajando intensamente para encontrar las respuestas. 

Futuros tanques de guerra

Futuro de relevancia

Desde el principio, una cosa parece muy clara; todos los expertos están seguros de que los tanques todavía serán necesarios hasta aproximadamente su bicentenario en 2116.

“Mirando más allá del Challenger 2, todos los estudios futuros indican que habrá una necesidad duradera de vehículos de combate móviles y de supervivencia”, afirma William Suttie, del Dstl del Reino Unido. 

“Hagamos lo que hagamos, lo más probable es que las diferentes naciones continúen en el desarrollo del campo de los tanques de combate pesados, por lo tanto, seguiremos necesitando evolucionar los MBTs (Main Battle Tank), aunque lleguen a parecerse poco a los actuales”.

John Puddy, Director de Tecnología de BAE Systems Land UK, está de acuerdo. Son, afirma, un elemento de relevancia y que estará impulsado por la complejidad del espacio de batalla moderno y la muy amplia gama de amenazas existentes hoy día, en comparación con los campos de batalla más estructurados de las dos guerras mundiales anteriores.

“Definitivamente veo tanques y vehículos blindados que tendrán un papel esencial para los próximos 100 años, posiblemente más importante de como lo han hecho en los últimos 100 años”, dice Puddy. “Los tanques son como los boxeadores de peso pesado, capaces de lanzar grandes golpes para abrirse paso en su camino, por lo que todavía van a ser relevantes”.

Futuros tanques de guerra

Desafiando el axioma del blindaje

La naturaleza del blindaje podría ser muy diferente en el futuro. Los tanques modernos y los AFVs (Armoured Fighting Vehicle) disfrutan de niveles sin precedentes de protección, pero a medida que el blindaje evoluciona, también lo hacen las municiones perforantes. 

Aunque la adición de más peso en el blindaje trae consigo mejoras obvias, impide habitualmente incrementar la velocidad y la movilidad, generando por tanto un aumento los costes de desarrollo y despliegue. Como dijo recientemente el director del programa Ground X-Vehicle Technology de la DARPA, el Mayor Christopher Orlowski, ahora se trata de desafiar “el axioma de ‘más blindaje igual a mejor protección’ que ha limitado el diseño de vehículos blindados durante los últimos 100 años”.

No es de sorprender, el Dstl tiene muchas ideas propias sobre este punto también. Los sistemas de protección activa que pueden destruir o mitigar el fuego recibido, así como nuevos materiales ligeros que logran una alta protección, podrían eliminar la necesidad del blindaje pesado y así aumentar la velocidad y la agilidad del vehículo. 

Las tecnologías de ocultación y los nuevos sistemas de impulsión que reducen las firmas de calor del motor también podrían aumentar la supervivencia sin la necesidad de soldar más metal, haciendo los tanques del mañana y los AFVs más difíciles de detectar y, por tanto, blancos más complejos de destruir.

Futuros tanques de guerra

¿Aumento de la robotización?

Por supuesto, la forma obvia de mejorar la supervivencia es no poner a nadie en peligro en primer lugar, y esto ofrece una serie de posibles visiones del futuro en las características del campo de batalla con vehículos terrestres blindados no tripulados desempeñando un importante papel. 

En muchos aspectos, esto representa la extensión lógica de la creciente tendencia hacia una mayor automatización, como la ya implementada en aviones no tripulados, torretas de protección autónomas y vehículos blindados a control remoto.

Es probable que esta tendencia continúe, posiblemente evolucionando incluso para permitir que los futuros ejércitos desplieguen un grupo de drones en apoyo de los tanques y AFVs convencionales, mediante un sistema conjunto estratégico.

“No creo que vayamos a ver un futuro como ‘Terminator’ con humanos completamente desprovisto del punto de decisión”, dice John Puddy. “En cambio, la robótica ayudará a los operadores humanos a tener una mejor comprensión del campo de batalla mientras que los mantiene protegidos del daño inmediato”.

William Suttie repite este punto de vista también. Él cree que los sistemas robóticos son probablemente una parte importante en la combinación de futuras capacidades de combate terrestre, contribuyentes clave en la reducción de los riesgos para las tropas y, también, al mejorar la detección y la focalización, reduce el peligro de daños colaterales. 

“Sin embargo, habrá una necesidad duradera de ‘botas en el suelo’ para interactuar con la población local”, dice Suttie, “y la política es que todas las decisiones de combate tendrán un ‘enlace humano’, por lo tanto, no habrá armas autónomas.”


Armas láser en tanques

Por lo tanto, si los robots de combate completamente autónomos no están a la vuelta de la esquina, ¿qué ocurre con ese otro pilar de las armas de ciencia-ficción? 

Futuros tanques de guerra
“Ya han existido demostraciones de éxito en tal sentido”, dice Puddy, “y los láseres y las armas de energía son un área en la que el Dstl y la industria están invirtiendo en este momento”. 

Él sugiere que parte de su atractivo podría venir por el potencial contra la creciente amenaza planteada por los vehículos aéreos no tripulados, y mientras que es poco probable que reemplacen el armamento principal de un tanque en el corto plazo, los láseres bien podrían convertirse en una parte importante de todo el sistema de medidas defensivas.

“Hay mucho margen para complementar las municiones clásicas y los sistemas de armas tradicionales”, explica. 

“Podemos continuar la evolución y la revolución de la base de armas tradicionales, mientras se complementa con algunas de las armas más novedosas – podría ser de láser, podría ser de audio – para ayudar sobre el terreno”.

Una cosa está clara; con una potencial gama de blindaje eléctrico activo, los sensores inteligentes de situación avanzada, el tren impulsor electro-híbrido de alta velocidad y los emisores láser montados, el tanque del mañana va a pedir mucha energía a bordo. 

Los avances en baterías ligeras de alta capacidad jugarán un papel tan importante en los carros de combate, como cualquier avance en el blindaje ligero y efectivo, pero ¿seguirán pareciéndose a los tanques como los de hoy día?


Evoluciones en los diseños exteriores

La conocida silueta del tanque de combate se ha mantenido en líneas generales esencialmente igual desde que Renault produjese su FT17 hacia el final de la Primera Guerra Mundial, pero algunos de los nuevos diseños que se han presentado se parecen más a los rovers de Marte que a las plataformas de carros de combate a las que estamos acostumbrados a ver. 

Parece que cuando se trata del futuro, nada es sacrosanto; el tanque de 2116 podría ser sobre ruedas en lugar de ser sobre orugas, y esas ruedas podrían incluso estar en el extremo de unas largas y flexibles “patas” en un concepto inspirado en las hormigas, como el presentado por BAE Systems en el DVD2016 celebrado el pasado septiembre.

Predecir cómo será el aspecto de los vehículos blindados es tan difícil como pronosticar las amenazas a las que se enfrentarán, pero parece que el axioma de larga data finalmente va a ser puesto en pausa; los días de simplemente añadir más blindaje pesado cómo unas de las pocas evoluciones de los carros de combate parecen haber terminado. 

Futuros tanques de guerra
“Las nuevas tecnologías se están volviendo cada vez más disponibles para adoptar un enfoque muy diferente en el diseño de los tanques de combate utilizando materiales avanzados, nuevos sistemas automotrices, armamentísticos y de protección activa, resultando en plataformas mucho más ligeras y ágiles”, afirma William Suttie. 

“Siempre existirá la cuestión de la capacidad y la robustez que viene de la mano de una mayor complejidad, ya que estas soluciones avanzadas deben ser capaces de funcionar con fiabilidad en todos los entornos y resistir a todo tipo de amenazas”.

El tanque del mañana puede ser una fiera muy diferente a la imagen que hoy día tenemos de el.

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com

Publicado por / Fuente : http://www.fierasdelaingenieria.com
Creative Commons