Ventajas de levantarse temprano

Ventajas de levantarse temprano
Ventajas de levantarse temprano y trucos para conseguirlo.

Dicen que a quién madruga Dios le ayuda; pero, dejando creencias religiosas a un lado, la verdad es que hay otras muchas razones para elegir poner el despertador una horita más temprano (acostándose pronto también, claro).

Así nos lo cuentan en una infografía de LifeHacker, en la que también se exponen algunos trucos para conseguirlos; ya que, seamos realistas, madrugar es una de las costumbres más complicadas a las que nos exponemos los seres humanos a lo largo de nuestras vidas.

Una vez hecho el hábito sólo basta con mantenerlo, ¿pero cómo podemos comenzar? Pues bien, hoy os contamos 6 razones para madrugar y 11 formas de conseguirlo.
6 razones por las que levantarse temprano es una buena idea

Ni qué decir tiene, que si tenemos en mente disfrutar de los beneficios de levantarse temprano, antes tenemos que proponernos ir a la cama pronto, pues dormir pocas horas puede ser incluso más perjudicial que levantarse tarde.

Pero bueno, suponiendo que, efectivamente, hemos dormido nuestras ocho horas y estamos descansados, tenemos bastantes razones para levantarnos bien temprano:

1. Podremos disfrutar de un desayuno más completo

Reconocedlo, todos hemos tenido que salir alguna vez de camino a nuestro lugar de estudio o de trabajo con la última tostada en la mano.

Esto no sólo es perjudicial por los inconvenientes que conlleva para nuestra digestión desayunar demasiado deprisa, sino que no nos permite disfrutar de un desayuno completo y relajado, que aumentará nuestra energía, regulará los niveles de glucosa en sangre y nos permitirá tener una mejor memoria.


2. Tendremos más tiempo entre el momento de levantarnos e ir a trabajar

Esto, que a bote pronto puede parecer una obviedad absurda, es una gran ventaja, pues está demostrado que disponer de este tiempo favorece que no comenzamos a trabajar con la inercia del sueño, mejorando cualidades como la memoria, el tiempo de reacción, las habilidades matemáticas y la atención y la alerta. 


3. Resolveremos problemas más fácilmente

Siguiendo en el hilo de lo anterior, también existen estudios científicos que demuestran que las personas más madrugadoras son mejores anticipándose a los problemas y resolviéndolos. 


4. Seremos más felices

Sí, si sois de esas personas que prefieren aprovechar el día a hacer lo propio con la noche, estáis de enhorabuena, pues la ciencia dice que sois más propensos a la felicidad y la estabilidad emocional.

Y si no los sois, aún estáis a tiempo. 


5. Aumentará nuestra productividad

Lógico, si tenemos más tiempo despiertos, podremos hacer más cosas. Eso es así.

6. Dispondremos de tiempo para hacer ejercicio, que es muy beneficioso por la mañana.

Además de ir al trabajo con una carga estupenda de endorfinas liberadas durante el ejercicio, si hacemos deporte por la mañana también quemaremos más grasas, según estudios científicos. 


11 trucos para levantarse temprano

Vale, todo eso está muy bien, pero levantarse temprano no es fácil, sobre todo si no estamos acostumbrados; por lo que, como os decíamos, en la infografía que comentamos hoy también nos dan algunos trucos para levantarnos temprano y con fuerza. 


1. Beber un vaso de agua

Este truco no nos ayudará a madrugar en sí, pero sí que lo hará más fácil una vez que estemos despiertos, ya que está demostrado que beber agua por la mañana aumenta nuestro estado de alerta.

Así que, ya sabéis, reservad un vasito de agua para la mañana. 


2. Dejar el teléfono bastante antes de ir a la cama

Si nos metemos en la cama con el teléfono o cualquier otro dispositivo electrónico, nos acostaremos con una sobre estimulación del cerebro que nos impedirá dormir bien y, por lo tanto, levantarnos temprano al día siguiente.

3. Despertar con la luz del sol

La mayoría de nosotros cerramos cortinas y persianas para evitar que la luz del Sol nos “moleste” al amanecer. ¡Error! Resulta que en realidad ocurre todo lo contrario, pues así hacemos que nuestro reloj biológico tarde más en activarse para empezar un nuevo día, provocando que nos levantemos más cansados.

¡Abrid esas persianas! 


4. Usar un simulador del amanecer

Y si vivís en una zona en la que levantarse con la luz del Sol es complicado o, simplemente, debéis levantaros antes de que el astro rey se levante sobre el horizonte, podéis utilizar un simulador del amanecer, programándolo para que se active media hora antes de que suene el despertador.

5. Comer una manzana al despertar

Sus azúcares naturales son una fantástica alternativa a la cafeína que os permitirá empezar el día con fuerza de una forma muy saludable.


6. Despertar en el momento adecuado

Esto también puede parecer una tontería, pero lo cierto es que hay momentos, dentro del ciclo del sueño, en los que despertaremos de un modo más activo, por lo que podemos recurrir al uso de aplicaciones que controlen dicho ciclo, despertándonos en la fase correcta.


7. Hacer ejercicio

También se incluye en este punto, ya que puede ayudar a ajustar nuestros ritmos circadianos, aumentando los niveles de temperatura a los que desciende nuestro organismo justo antes de despertar. 


8. Levantarse más temprano poco a poco

Vale, si nos proponemos levantarnos una hora antes todos los días posiblemente no lo consigamos a la primera, por lo que lo más recomendable es ir haciéndolo poco a poco, en turnos de quince minutos, por ejemplo.

Así, veremos cómo cumplimos nuestros objetivos y nos motivaremos a seguir consiguiéndolos. 


9. Elegir la luz adecuada

Aunque existen algunos estudios contradictorios, muchos científicos aseguran que la luz azul suprime la hormona melatonina, encargada de regular los ciclos circadianos, por lo que emplear ese tipo de iluminación nos hará dormir peor y, como consecuencia, tener más problemas para madrugar.


10. No posponer el despertador

Sí, todos lo hacemos; pero no es una buena costumbre, en serio.

Y es que el uso de alarma ya de por sí interrumpe nuestros ritmos circadianos, haciendo que nos despertemos más cansados; por lo que, si encima lo posponemos una y otra vez, volveremos a nuestro organismo totalmente loco.

La mejor opción es poner el despertador en un punto alejado de la cama para que nos tengamos que levantar a apagarlo. 

Una vez que salgamos de nuestro capullo de mantas ya no será tan complicado mantenerse fuera. 


11. Hacer camping

Vale, este truco no es muy útil para el día a día, pero sí que es cierto que dormir expuestos directamente a la luz del Sol nos hará levantarnos con más ganas; así que, ya sabéis, planteároslo como plan para el verano.

Esos son algunos trucos, pero cada cuál se busca el suyo propio. ¿Qué opináis vosotros? ¿Cuál es vuestro truco para madrugar?

Esa molesta pero necesaria sensación llamada aburrimiento | VCN

... Gracias a eso, seguramente, acabó descubriendo el fuego y, con él y la luz que proporcionaba, pudo alargar sus horas de vigilia y emplearlas ...


Acerca de las primeras misiones humanas en Marte | VCN

 ... así como diversos patrones biológicos como por ejemplo el de vigilia-sueño. Maurizio Montalbini, sociólogo y aficionado a las cuevas, pasó ...


Experiencias cercanas a la muerte explicadas | VCN

... experimentan un estado cercano a la muerte podría deberse al sistema de ensoñación de la mente que se introduce en el estado de vigilia.

Publicado por : Omicrono.
Creative Commons