¿Como envejece nuestro cuerpo por dentro?

¿Como envejece nuestro cuerpo por dentro?
¿Como envejece nuestro cuerpo por dentro, con el paso de los años?

En cierta medida a todos nos ha pasado , nos hemos encontrado con alguna persona conocida que desde hace mucho tiempo no hemos visto, y lo primero en que nos fijamos es como ha cambiado físicamente o exteriormente, después de los saludos, abrazos, besos y demás protocolo, en algún momento dado acabamos diciendo.....

¡Que bien te veo!. 

¡Estas igual, por ti no pasan los años! (cierto que a veces lo hacemos por cumplido aunque interiormente pensemos lo contrario) pero al mismo tiempo aunque solo sea físicamente y realmente veamos su buen estado de conservación, hay otra frase que no sera menos comentada, ¡Si si, tu que me ves con buenos ojos, pero por dentro es otra cosa que ya se van notando los años!

Pues cierto que si, quien mas o quien menos el paso de los años va haciendo mella no solo exteriormente si no que interiormente, algo que por mucho que queramos resistirnos y por muy bien que nos encontremos, la vida sigue su ciclo inevitablemente, por lo menos hasta que encuentren la formula del eterno elixir de la juventud tanto para nuestro exterior como nuestro interior.

El envejecimiento o senescencia es el conjunto de modificaciones morfológicas y fisiológicas que aparecen como consecuencia de la acción del tiempo sobre los seres vivos, que supone una disminución de la capacidad de adaptación en cada uno de los órganos, aparatos y sistemas, así como de la capacidad de respuesta a los agentes lesivos (noxas o virus) que inciden en el individuo. El envejecimiento de los organismos y particularmente el nuestro como especie humana, ha sido motivo de preocupación desde hace años

Nuestra esperanza de vida ha aumentado significativamente en los últimos años. El envejecimiento de la población puede considerarse un éxito de las políticas de salud pública y del desarrollo socioeconómico aunque también es un reto para toda sociedad ya que debe adaptarse a esta nueva realidad. 

Con el envejecimiento, comienza una serie de procesos de deterioro paulatino de órganos y sus funciones asociadas. Muchas enfermedades, como ciertos tipos de demencia, enfermedades articulares, cardíacas y algunos tipos de cáncer han sido asociados al proceso de envejecimiento

Por este motivo la investigación a nivel celular de este proceso ha recibido especial atención. Uno de los hallazgos relevantes es que las células normales están programadas para un número determinado de rondas divisionales. 

Cada cromosoma posee en sus extremos una serie de secuencias altamente repetitivas y no codificantes denominadas telómeros. Debido al mecanismo de replicación del ADN de las células, los telómeros se van acortando con las sucesivas divisiones

Todos envejecemos, es un proceso inevitable, pero ¿A partir de que edad?
Algunos investigadores aseguran que ya a los veinte años ya comienza una disminución de ciertas funciones algo que es evidente que aunque hayan personas que envejezcan antes que otras, ya sea porque nacen con una menor dotación de células o con una baja capacidad funcional que hace que se agoten antes, o bien porque sus células están expuestas a más sobrecargas como seria el estrés, a factores tóxicos (radicales libres, radiaciones etc ...), a traumatismos o enfermedades que aceleran su destrucción, o simplemente porque les faltan estímulos, y las células y órganos que no se estimulan se atrofian. 

Pero según investigaciones no es destacable en condiciones normales ya que a esa edad el organismo tiene más células, más capacidad, de la que necesita para funcionar

No obstante todos sabemos que nuestro cuerpo envejece, pues se van notando los años posiblemente en nuestro comportamiento diario o en nuestra vida cotidiana, sobre todo cuando empezamos a notar que nos estamos oxidando.

Y ese deterioro tiene consecuencias muy conocidas como la presbicia (vista cansada) o la pérdida de fuerza y reflejos y otras que no lo son tanto, como el menor crecimiento de las uñas o esas canas o arrugas, etc etc. 

Pero todo esto se produce a la vista es decir lo vamos viendo nosotros mismos en el dia a dia. Lo que si que no podemos ver, es nuestro cuerpo por dentro en que medida le va afectando, seguro que si fuese visible tambien lo veríamos por nosotros mismos, aunque en cierta manera lo vamos notando

Y... ¿Como se va produciendo ese envejecimiento en nuestro interior?

Esqueleto El cambio más notable es la pérdida de tejido óseo, que es mayor o menor según el sexo y la constitución de cada uno. 

Se estima que los hombres pierden cerca del 17% de su masa ósea y las mujeres casi un 30%. También hay una pérdida de estatura, tanto de pie como sentados, a partir de los 40-45 años. Algunos estudios indican que la pérdida es de unos cinco centímetros en la mujer y tres en los hombres, aunque ellos empiezan a menguar unos años antes que ellas. Una de las razones de este cambio es la pérdida de agua corporal, que provoca que los discos intervertebrales se hagan cada vez más estrechos y las vértebras se aproximen. 

Calculan que si en los hombres jóvenes cerca del 61% del peso del cuerpo es agua (51% en mujeres), en los varones de entre 57 y 86 años sólo representa el 54% (46% en las mujeres). Los médicos sospechan que esta pérdida de agua corporal está relacionada con la pérdida de células o la reducción de su tamaño. 

El aplastamiento de las vértebras es mayor en las mujeres por la osteoporosis que acompaña la menopausia y la caída de las hormonas femeninas, y a veces conlleva una curvatura dorsal que hace que se inclinen hacia adelante (cifosis). En general, el diámetro de la caja torácica aumenta con la edad porque hasta los 70 años las costillas siguen creciendo.

Composición corporal La forma del cuerpo cambia con los años porque disminuye el tejido muscular y aumenta la grasa y el tejido conjuntivo. Los hombres de 70 años suelen tener unos 9 kilos menos de masa muscular de la que tenían a los 40 y unos 3,4 kilos más de tejido graso y conjuntivo. 

El peso acostumbra a disminuir entre los 55-75 años por la pérdida de músculos, de agua y de masa ósea. A partir de los 75 años se pierde grasa y capacidad de generar energía, y por eso se tiene más frío.

Cráneo Los huesos del cráneo parece que aumenten de grosor con la edad y existen estudios que indican que aumenta la circunferencia, anchura y longitud de la cabeza

Oído La degeneración de células del oído provoca una disminución en la capacidad auditiva en las frecuencias más altas.

Nariz (olfato) La nariz se alarga y se agranda con los años pero la capacidad para detectar olores disminuye notablemente

Dientes El número de caries aumenta y los problemas bucodentanles asociados con la edad

Cara va cambiando de forma, tendiendo a ensancharse, los labios se hacen más finos y la nariz y las orejas se alargan con la edad.

Pulmones El pulmón tiende a aumentar su tamaño pero se duplica el volumen residual de aire al respirar, así que se pierde capacidad respiratoria. Se estima que la capacidad respiratoria máxima se reduce un 50% entre los 30 y los 90 años.

Riñones Pierden capacidad para purificar la sangre porque baja la velocidad de filtración y el número de nefronas (se calcula que se pierden del 30% al 40% entre los 25 y los 85 años).

Aparato reproductor En la mujer, el peso y el tamaño del útero disminuyen después de la menopausia y hasta cerca de los 65 años. También merma la vagina. El pecho normalmente reduce su tamaño y se vuelve más flácido, aunque en un 10% de mujeres aumenta su volumen. En los hombres, disminuye la capacidad reproductora y aumenta el tamaño de la próstata.

Aparato digestivo Disminuye la secreción de saliva y jugos gástricos y se altera la masticación por los problemas dentales. La digestión se hace más difícil y cuesta más absorber el hierro y el calcio. El hígado se atrofia y a veces hay problemas de motilidad intestinal. El cuerpo consume menos calorías: unas 12 menos al día por cada año que pasa de los 30.

Extremidades Con la edad se vuelven más delgadas y el tronco más grueso, así que parecen alargarse. En los hombres, el diámetro del antebrazo disminuye pasados los 60 y el de la pantorrilla a partir de los 40. A partir de los 65 disminuye la fuerza de los músculos del antebrazo y de la espalda, y también hay una pérdida de potencia, flexibilidad, velocidad al correr y al andar.

Corazón El corazón suele aumentar de tamaño y su pared se hace más delgada. Las válvulas se endurecen. 

Aumenta el grosor de la pared más interna de las arterias, que se estrechan y provocan problemas circulatorios. El volumen sanguíneo se mantiene, pero el ritmo cardíaco máximo, el pulso, disminuye con la edad. También se reduce la capacidad de la sangre para mantener un nivel normal de glucosa y pierden eficiencia algunos glóbulos blancos: los linfocitos disminuyen su capacidad de matar células cancerosas y los neutrófilos su eficacia contra las infecciones. 

Por todo ello, el sistema inmunitario de las personas mayores es menos eficiente y les cuesta más recuperarse de enfermedades.

La piel El tejido más visible es el que mejor permite apreciar los cambios espectaculares que provoca la edad. Adelgaza, se hace más fina, porque el número de células de la piel disminuye. 

Surgen arrugas y pliegues por la pérdida de colágeno y por un excesivo crecimiento de otra proteína llamada elastina, que es más abundante en las pieles dañadas por el sol. 

Dicen los expertos que si uno pellizca fuerte el reverso de su mano antes de los 40-45 años, la piel tarda unos dos segundos en recuperar su tersura, pero necesita unos veinte a los 65 y cincuenta segundos a los 70. Con los años la piel también se vuelve más seca y se producen alteraciones pigmentarias que forman manchas. Las glándulas sudoríparas desaparecen o dejan de funcionar y por eso se suda menos y se desprende menos olor corporal. 

La capa subcuticular –la que existe debajo de la epidermis y la dermis y que controla la pérdida de calor corporal y amortigua los golpes– se pierde, sobre todo en el reverso de las manos, la cara y la planta de los pies. Las células nerviosas de la piel también se vuelven menos eficientes y se reduce la sensibilidad al calor o al dolor. Por eso las personas mayores tienden a sufrir quemaduras más graves, tienen más frío y se resfrían más.

Sistema endocrino

La secreción de hormonas incluidas la testosterona, la insulina, la aldosterona y las hormonas tiroidea y del crecimiento disminuye con el envejecimiento, aunque se investiga si lo que en realidad disminuye es la capacidad de las células diana de responder a esas hormonas. 

El deterioro del equilibrio hormonal provoca que las personas mayores tarden más en recobrarse de quemaduras o heridas, que les cueste más responder al estrés del frío o del calor y que tengan menos tolerancia a la glucosa.

Uñas Con la edad, las uñas de las manos crecen más despacio, se vuelven más opacas, cambian de color y a menudo surgen surcos longitudinales. No cambian tanto las uñas de los pies

¿Interesante verdad?. Pues a unos antes, otros después y por mucho que a veces en el exterior lo intentemos disimular con distintos métodos como seria a base de cirugía u otros tratamientos, el ciclo de la vida en nuestro interior continua inexorablemente su camino, así que intenta llevar una vida saludable, que con dieta y ejercicio, se mejora el ADN y nuestra salud

Muy importante. Este post o entrada ha sido creado solo a titulo informativo para quien pueda interesarle o para gente curiosa, recopilando información de distintas fuentes. 

En ningún caso sustituye la opinión de un profesional facultativo, medico etc, etc...

La música influye en habla,memoria y aprendizaje | VCN

 ... Vinculan la formación musical con el aprendizaje que se derrama a diversas competencias, incluyendo el lenguaje, el habla, la memoria, ...


Bebés ensayan el habla antes de comenzar a hablar | VCN
 
... Los bebés ensayan la mecánica del habla meses antes de comenzar a hablar. Los bebés dan muestras de querer hablar desde mucho antes ...


Jennifer López nos habla sobre Marc Anthony | VCN

... Jennifer López nos habla sobre Marc Anthony. Jennifer López apareció como siempre mostrando donaire y seguridad en cada una de las ...
Creative Commons