El mundo de las hormigas

 El mundo de las hormigas
El increíble mundo de las hormigas.

Ciertas especies de hormigas son capaces de levantar hasta 50 veces su propio peso y transportarlo una distancia considerable. No sólo eso es espectacular, también son capaces de ingerir alimentos por valor de más de 100 veces su propio peso.

Llevando estos datos al entorno humano, uno de los hombres más fuertes del mundo consiguió levantar unos 250Kg pesando él alrededor de 150Kg.

Si hubiese tenido tanta fuerza como una hormiga debería haber sido capaz de levantar hasta 7500Kg, lo que significaría poder levantar el peso de un camión.

Y no es para menos; pues cuando las vemos por ahí con su aparente inocencia, correteando de hormiguero en hormiguero, cargadas con hojas y ramitas, no nos podemos imaginar lo precisos que son los intrincados engranajes que componen su mundo.

Jerarquizados en soldados, exploradoras, obreras y reinas, como si de una población humana se tratase, estos pequeños, pero para nada insignificantes, insectos son un claro ejemplo de lo importante que es la organización para que una sociedad funcione, sea de la especie que sea.

Pero eso no es todo, pues además esconden un gran número de curiosidades dignas del más complejo e inteligente de los animales, por lo que os sorprenderá encontrarlas en uno tan pequeño.
Curiosidades de las hormigas


¿Qué son esas hormigas con alas que vemos cuando llueve?

Seguro que alguna vez habéis escuchado a alguien, especialmente a las personas mayores, predecir la lluvia al observar la aparición por todas partes de un gran número dehormigas con alas, ¿pero os habéis preguntado qué son exactamente?

Aunque en principio pueda parecer que se trata de unaespecie concreta de insecto, lo cierto es que en todas las colonias, sean del tipo que sean, aparecen este tipo de hormigas, que no son más que reinas vírgenes en busca de un macho con el que reproducirse.

Y es que todo ello forma parte de un proceso típico de insectos himenópteros, conocido como vuelo nupcial, por el que, después de su nacimiento, la reina queda en la colonia a la espera de una época favorable en lo que a cantidad de alimentos se refiere (sobre todo cuando llueve), para volar en busca de machos vírgenes, también alados, y aparearse con ellos en el aire.

Una vez terminado el proceso de reproducción, estas hormigas pierden su alas y, además, muchas de ellas mueren, aunque las que sobreviven pasan a convertirse en la reina de una nueva colonia. Vamos, que las alas de las hormigas son algo así como su himen particular.


El temible ejército de las hormigas

Como os decía al inicio, las colonias de hormigas se componen por obreras, soldado, reinas y exploradoras en una mayor o menor proporción, pudiendo en algunas ocasiones prescindir de alguno de estos tipos de miembros.

Todas son interesantes a su manera, pero lo que sin duda llama especialmente la atención es lo curiosamente elaborados que están los procesos de ataque emprendidos por los ejércitos de hormigas soldado.

Todo empieza cuando, por un motivo u otro, una colonia decide declararle la guerra a otra. En ese momento, cada componente del hormiguero se incorpora rápidamente a sus funciones, de modo que las obreras se encargan de que no falten recursos para la supervivencia del resto de miembros, las reinas se quedan resguardadas por lo que pueda pasar y las exploradoras y las soldados se ponen en marcha hacia el campo de batalla.

En la mayoría de las especies, la primera fila la componen las exploradoras, que salen delante del resto a explorar el terreno, con el fin de avisar a las demás con una señal de feromonas en caso de que la cosa se ponga fea. 

 El mundo de las hormigas

Si esto ocurre, el resto de soldados acudirán a su rescate, dejando en la retaguardia a las más fuertes, que se encargarán de proteger el hormiguero con uñas y dientes. Bueno, con patitas y mandíbulas.

Una vez que empieza la cruenta lucha sólo puede ganar una colonia, pero la cosa no queda sólo en matar a sus rivales, a las que a menudo decapitan y despedazan, sino que algunas especies también optan por tomar esclavas, que se encargarán de ayudar en las labores del hormiguero, que a su vez siempre estará a salvo gracias a algunas hormigas protectoras capaces de dar su vida por el resto. 

Y sí, en algunos casos eso es literal, pues se sabe que las hormigas del género Cylindricus poseen una bolsa cargada de un líquido que hacen explotar después de aferrarse a cualquier enemigo que pretenda alterar la paz de la colonia. El enemigo muere, sí; pero, lógicamente, ellas también, en un acto de heroicidad que será recordado por sus compañeras. O quizás no.


Las hormigas también se automedican


Del mismo modo que los seres humanos, las hormigas también saben qué sustancias deben tomar cuando se encuentran enfermas, como comprobó el año pasado un equipo de investigadores dela Universidad de Helsinki.

En el estudio que llevaron a cabo, tomaron un grupo de hormigas sanas y otras tantas infectadas por un hongo, poniendo a disposición de todas ellas una ración de miel sola o mezclada con peróxido de hidrógeno (el agua oxigenada de toda la vida); que, a pesar de resultar tóxico para ellas, a bajas dosis resulta eficaz para luchar contra la infección.

Curiosamente, las sanas acudieron directamente a la miel sin mezclar, mientras que las que contenían el hongo tomaron la que tenía el peróxido de hidrógeno, reproduciendo así un procedimiento que en la naturaleza se lleva a cabo a través de la ingesta de alimentos ricos en esta sustancia.

Los insectos buenos van al cielo, las hormigas a todas partes

Difícilmente se le hace imposible a una hormiga llegar a un lugar, por inaccesible que aparezca, ya que son capaces de recurrir a las más variadas artimañas para conseguirlo.

Por ejemplo, las hormigas coloradas tienen la capacidad de unirse unas con otras para dar lugar a una especie de balsas, totalmente firmes, sobre las que el resto de miembros de la colonia pueden andar con el fin de cruzar zonas encharcadas o cualquier otro punto inaccesible.

Además, no sólo lo hacen para navegar sobre el agua, sino que también forman verdaderos puentes vivientes, que facilitan el acceso entre zonas separadas por una apertura, como la que se observa en la foto.

 El mundo de las hormigas

Las hormigas también van al cole


Vale, lo de que van al cole es un poquito exagerado, pero lo cierto es que una especie concreta de hormiga, Temnothorax albipennis, tiene la capacidad de llevar a cabo un proceso de aprendizaje entre alumnas y tutoras, que enseñan a sus pupilas todo lo necesario para llegar hasta una zona en la que se conoce que hay recursos de interés para el hormiguero.

Además, la cosa no se queda en un “yo te guío y tú me sigues“, sino que la maestra se adapta al ritmo de aprendizaje de la alumna, de modo que en el momento que la primera deja de sentir sobre ella las antenas de la segunda, aminora su velocidad para que ésta pueda acompañarla, atenta a sus movimientos.


Las hormigas tienen sus propias granjas

Los humanos nos creemos que fuimos muy adelantados al descubrir la agricultura y la ganadería, pero lo cierto es que no somo los únicos seres vivos capaces de llevar a cabo este tipo de actividades, que no suponen ningún misterio para las hormigas.

Un buen ejemplo es el de la especie attini, que tiene la capacidad de recoger hojas para ellas y cultivar hongos para alimentar a sus larvas. 

Además, algunas especies también organizan verdaderos rebaños de pulgones, a los que “ordeñan”, literalmente, para succionar la savia que guardan en su interior, como si de pequeñas vaquitas se tratara.

¿Qué os ha parecido esta pequeña selección sobre curiosidades de las hormigas? Es increíble que las tengamos continuamente pululando en torno a nuestros pies y sepamos tan poco de ellas, ¿verdad?

¿Fobias sexuales? del miedo a la intimidad | VCN

... Por supuesto, esto conduce a que mantengan relaciones sexuales con menor frecuencia y que tengan menos compañerossentimentales a lo ...


Edgar Allan Poe ,El Gato Negro | VCN

 ... La fortuna quiere que el elegido sea un grumete llamado Richard Parker, al que sus compañeros, de acuerdo a lo pactado, asesinan y ...


Comunicación entre delfines | VCN

 ... Como veis, la charlatanería no es sólo cosa nuestra, sino que a los delfines también les gusta charlar con sus compañeros. ¿De qué hablarán ...

Publicado por : http://www.omicrono.com/
Creative Commons