¿Para qué sirve el agujero de los cucharones de espaguetis?

¿Para qué sirve el agujero de los cucharones de espaguetis?
¿Para qué sirve el agujero que hay en los cucharones de espaguetis?

Puede que no lo sepas, pero el agujero de los cucharones de espagueti cumple una función muy curiosa.

Normalmente, cuando pensamos en tecnología en la cocina, pensamos en complejos robots de cocina capaces de realizar cualquier receta que nos imaginemos o en frigoríficos conectados a Internet que hacen la lista de la compra por su cuenta.

Incluso cuando una empresa se atreve a mirar al futuro, todas las innovaciones que nos encontramos son de un funcionamiento tremendamente complicado, aunque para el usuario el uso sea muy fácil (al menos, en teoría).

La cocina, un lugar en el que la tecnología se expresa como en ninguno

Sin embargo, no podemos olvidar que la cocina que tenemos en la actualidad es el producto de miles de años de desarrollo, un periodo en el que millones de personas, poquito a poquito, cambiaron la manera en la que convertíamos la comida cruda en productos cocinados.

Podemos encontrarnos ejemplos de ese desarrollo tecnológico en cualquier parte de nuestra cocina. Incluso algo tan básico hoy en día como la olla express no tiene aún un siglo de antigüedad (fue patentada en 1919 por el español Jose Alix Martínez, aunque se conocen diseños similares del siglo XVII), y sin embargo mucha gente no sabría qué hacer sin al menos una en la cocina.

Otro detalle curioso de este desarrollo tecnológico en la cocina, es que hay muchas cosas que no sabemos para qué sirven, ya sea porque hay alternativas, porque lo podemos comprar ya hecho, o simplemente porque nunca nos lo hemos preguntado.


La función secundaria del agujero de los cucharones de espagueti

Como ejemplo, pongo el agujero de los cucharones de espagueti. Probablemente tengas uno en casa, si como a mí te encanta la pasta y lo usas todas las semanas; es un artilugio de una simplicidad asombrosa, es un cucharón al que se le han añadido dientes en los extremos que nos permiten coger los espaguetis y sólo los espaguetis (aunque funciona con otras pastas, por supuesto). 

¿Para qué sirve el agujero de los cucharones de espaguetis?
En la parte inferior, podemos ver uno o dos agujeros, que sirven para filtrar el agua si estamos sacando los espaguetis directamente de la olla… ¿para nada más? Resulta que, si tu cucharón sólo tiene un agujero, en realidad cumple otra función.

Como explica en estas imágenes el usuario PolarChi en Imgur, el agujero de los cucharones de espagueti sirve para medir la ración para una persona antes de echar los espaguetis al agua.

Sólo tenemos que hacer pasar los espaguetis por el agujero hasta que no quepan más: esa es la ración para una persona; sólo tenemos que repetir el proceso según la cantidad de gente que vaya a comer, aunque por supuesto deberías echar algunos espaguetis más “para la olla”, como suele decirse.

Por lo tanto, este cucharón es una herramienta que nos sirve para antes y para después de la cocción de la pasta, una pequeña genialidad que siempre teníamos a mano pero que la mayoría no hemos usado.

Ahora bien, tal vez esa ración no sea suficiente para alguien como yo (que tal vez necesitaría dos o tres raciones como esa), e incluso es posible que tu cucharón no tenga un sólo agujero, sino dos, en cuyo caso ha perdido la función de medida y sólo sirven para filtrar el agua.

Pero es un concepto interesante que nos demuestra que nada de lo que nos rodea en la cocina ha llegado ahí sin mucho trabajo detrás.

¿Para qué sirve el agujero de los cucharones de espaguetis?

La pasta no engorda

La pasta ha sido popularmente rechazada por todo aquel que quiere perder peso. Los regímenes alimenticios bajos en carbohidratos han dotado de una mala reputación a este nutriente que es la base de la dieta mediterránea. 

Un nuevo estudio devuelve a este alimento la etiqueta de saludable y demuestra que ayuda a mantener un índice de masa corporal sano.

Ponerse a dieta es prescindir de ciertos alimentos que, aunque nos encantan, son considerados bombas de calorías. La pasta es uno de esos nutrientes que se ha ganado mala fama entre los regímenes alimenticios y que la mayoría de gente se esfuerza por eliminar de sus vidas.

"El consumo de pasta no se asocia con un aumento en el peso corporal", George Pounis

Ahora, un nuevo estudio realizado por el Instituto Neurológico Mediterráneo Neuromed en Pozzilli (Italia) hace justicia a este elemento fundamental de la dieta mediterránea y demuestra que el consumo de pasta está asociado, en realidad, con la reducción del riesgo a padecer obesidad general y abdominal.

La investigación, publicada en la revista Nutrition and Diabetes, ha examinado más de 23.000 personas inscritas en dos grandes estudios epidemiológicos: el proyecto Moli-sani y la Encuesta de Nutrición y Salud italiana, llevada a cabo también por el Neuromed.

Mantener la pasta en la dieta mediterránea

"Mediante el análisis de los datos antropométricos de los participantes y sus hábitos alimenticios hemos visto que el consumo de pasta, al contrario de lo que muchos piensan, no se asocia con un aumento en el peso corporal”, explica George Pounis, autor principal del artículo. 

“Los resultados muestran que la pasta contribuye a tener un índice de masa corporal saludable, una menor circunferencia de la cintura y una mejor relación cintura-cadera”, añade.


La pasta contribuye a tener una menor circunferencia de la cintura

La evidencia científica ya señalaba la dieta mediterránea –con el pan, la pasta, arroz y cereales en la base de su pirámide– como una de las más saludables.

"La pasta a menudo se considera poco adecuada cuando se desea bajar de peso y algunas personas la descartan por completo de sus comidas”, subraya Licia Iacoviello, jefe del laboratorio de biología molecular y epidemiología nutricional del Instituto Neuromed.

“A la luz de esta investigación podemos decir que la dieta mediterránea es buena para la salud siempre que se respete toda la variedad que abarca su pirámide, con la pasta en primer lugar”, concluye Lacoviello.

La entrada aparece primero en Omicrono
Creative Commons