Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

El Experimento Tuskegee , crimen contra la humanidad (1932-1972)

El Experimento Tuskegee  , crimen contra la humanidad (1932-1972)
“El gobierno de los Estados Unidos hizo algo incorrecto –profunda y moralmente incorrecto. Fue una atrocidad hacia nuestro compromiso con la integridad y la igualdad para todos nuestros ciudadanos… claramente racista.”

-- Disculpa del Presidente Clinton a los 8 sobrevivientes del Experimento Tuskegee, Mayo 16, 1997 --


Un ejemplo muy famoso es el de los crímenes contra la humanidad juzgados durante los juicios de Nuremberg, pero otro igualmente inhumano y mucho menos conocido es el del experimento Tuskegee.

En este caso, se “usó” a un grupo de aparceros afroamericanos como conejillos de Indias para estudiar cómo evoluciona la sífilis sin ser tratada. 

Lógicamente, las consecuencias del estudio para estos voluntarios forzosos fueron muy graves, por lo que después de conocerse la locura que se estaba cometiendo se dieron algunos pasos muy importantes de cara a la regulación de los ensayos clínicos con humanos.

¿En qué consistió el experimento Tuskegee?

El experimento Tuskegee fue un ensayo clínico llevado a cabo entre 1.932 y 1.972 en la ciudad deTuskegee, en Alabama.

En los años 30, las formas conocidas de tratar la sífilis eran muy dolorosas y conllevaban una gran cantidad de efectos secundarios, por lo que muchos científicos comenzaron a investigar la búsqueda de nuevas alternativas.

El primer paso era comprobar si realmente valía la pena el tratamiento vigente, por lo que era necesario comprobar cómo avanzaba la enfermedad si no se usaba.

Lógicamente, nadie estaba dispuesto a dejar que su enfermedad siguiese adelante sin tratarla, por lo que fue necesario recurrir a un grupo de 600 aparceros afroamericanos. La mayoría de ellos eran analfabetos, por lo que no fue complicado engañarles, diciéndoles que iban a formar parte de un tratamiento experimental gratuito que podría acabar con los síntomas de la sífilis. Además, se les prometió pagarles la comida, el desplazamiento al hospital y el entierro, en caso de necesitarlo.

De los 6oo participantes del estudio, 399 tenían la enfermedad; mientras que los demás, que se encontraban sanos en ese momento, sirvieron como grupo control.

Unos años después del comienzo del ensayo, en 1.947, el descubrimiento de la penicilina desplazó los tratamientos de la sífilis usados hasta el momento, por lo que el experimento que se encontraba en marcha podría haberse detenido con su administración. Sin embargo, los científicos responsables decidieron seguir adelante, de modo que en un principio ocultaron la información a los enfermos y, más tarde, les aconsejaron no tomarla, porque podría perjudicar el correcto funcionamiento de los fármacos que estaban tomando.

El Estudio de la Sífilis de Tuskegee duró 40 años (1932-1972), también conocido como el estudio de la Sífilis del Servicio de Salud Pública, fue un estudio clínico conducido alrededor de Tuskegee Alabama en donde 399 afroamericanos (mas 200 personas de un grupo control sin sífilis), pobres – y casi analfabetos – participaron en un estudio dirigido a la descripción de la historia natural de la sífilis.
Este estudio se volvió notorio porque fue conducido sin el debido respeto a los sujetos de experimentación, y condujo a grandes cambios en la manera en que los pacientes debían ser protegidos en estudios clínicos.

Los individuos reclutados en el estudio de Tuskegee no dieron su consentimiento informado y no fueron informados de su diagnostico.

En vez de eso, se les dijo que tenían “Mala Sangre” y que se les invitaba a recibir tratamiento gratuito en una clínica. También se les ofreció una comida caliente por día y 50 dólares en caso de muerte para solventar los gastos de su funeral.

Para 1947, la penicilina se había convertido en el tratamiento estándar para la sífilis. Antes de su descubrimiento, la sífilis frecuentemente conducía al desarrollo de una enfermedad multisistémica, crónica, dolorosa y fatal.

En lugar de tratar a los sujetos sifilíticos con penicilina y cancelar el estudio, los científicos de Tuskegee se negaron a usar penicilina o a proporcionar información sobre la misma, con el objetivo de continuar el estudio acerca de cómo la enfermedad progresa y mata al paciente.

Los participantes también fueron persuadidos de entrar a otros programas de tratamiento que estaban disponibles para otras personas en el área.

El estudio continúo hasta 1972, cuando un filtración a la prensa – mas que cualquier otra consideración ética o moral – condujo a su cancelación.

El estudio Tuskegee es frecuentemente citado como uno de los más grandes incumplimientos de ética y confianza entre el médico y sus pacientes, en la realización de un estudio clínico en los Estados Unidos.

El estudio de la sífilis de Tuskegee condujo a la elaboración del reporte Belmont y al establecimiento del Consejo Nacional para la Investigación Humana y los consejos Institucionales de Revisión de Protocolos de Investigación.

El grupo de estudio fue formado como parte de la sección para enfermedades venéreas del servicio de salud publica de los Estados Unidos (PHS). El inicio del estudio Tuskegee se le atribuye comúnmente al Dr. Taliaferro Clark .

Su propósito inicial era seguir el proceso natural de la sífilis sin tratamiento alguno, en un grupo de hombres negros por 6 a 8 meses, para después continuar el seguimiento en una fase bajo tratamiento.

Mas tarde, el Dr. Clark accedió a la implementación de prácticas engañosas sugeridas por otros miembros del estudio. Clark se retiro del estudio un año después de que este comenzó.

El Dr. Eugene Dibble era el director del hospital John Andrew en el Instituto Tuskegee.

El Dr Oliver C. Wenger era el director de la clínica para enfermedades venéreas del PHS en Hot Springs, Arkansas.

Era un entusiasta promotor de la exploración exhaustiva de la sífilis y de la instalación de programas de tratamiento en la comunidad negra.

El Experimento Tuskegee  , crimen contra la humanidad (1932-1972)

En varias etapas del experimento de Tuskegee, Wenger estuvo ligado a las actividades del Condado Macon, y jugó un papel crítico en el desarrollo de los primeros protocolos de estudio. Wenger continúo brindando asesoría en el experimento cuando este entró en un largo periodo de estudio de la evolución de la enfermedad sin tratamiento alguno.

También fue partidario de ocultarle a los sujetos de experimentación, los apoyos al estudio --temía que la revelación pudiera conducir a que no cooperaran.

En 1932 el Dr. Raymond H. Vonderlehr era el director del experimento de Tuskegee. El realizó varios de los primeros exámenes físicos y procedimientos médicos. Vonderlehr desarrolló las políticas que moldearon la siguiente fase del proyecto.

Por ejemplo, fue el quien decidió obtener el “consentimiento” de los sujetos para la realización de punciones lumbares (En busca de signos de neurosífilis) promocionando las pruebas diagnósticas como un “tratamiento gratuito especial”.

En una ocasión, el Dr Wenger lo felicitó por sus “facilidades al mandar cartas a negros”. Vonderlehr se retiro como director de la Sección de Enfermedades Venéreas en 1943.

El Dr. John R. Heller fue asistente del Dr Vonderlehr y lo sustituyó como Director de la Sección de Enfermedades Venéreas del PHS. La dirección del experimento por Heller coincidió con la introducción de la penicilina en otras clínicas de la PHS como tratamiento de rutina para la sífilis, así como con la formulación del Código de Nuremberg (Con el cual se buscaba proteger los derechos de los sujetos de investigación).

El estudio fue expuesto a la opinión pública en 1972; Heller defendió los principios éticos del experimento hasta el final.

La enfermera Eunice Rivers era una mujer afroamericana que se entrenó en Tuskegee y fue reclutada en el Hospital John Andrew cuando el estudio comenzó.

El Dr. Vonderlehr se convirtió en un fuerte defensor de su rol. La enfermera Rivers se convirtió en la única persona del staff que permaneció en el estudio durante los 40 años de su existencia. Para la década de los 50, la enfermera Rivers

Durante la Gran Depresión de la década de los 30, se les ofreció a las clases bajas de afroamericanos --quienes usualmente no podían obtener una adecuada atención médica— la oportunidad de integrarse al refugio de la señorita Rivers.

Ahí, los pacientes recibirían exámenes médicos gratuitos en la Universidad de Tuskegee, así como transporte gratuito de ida y vuelta a la clínica, comidas calientes en los días de examen y tratamiento para padecimientos menores.

El experimento comenzó originalmente como un estudio de la incidencia de la sífilis en la población del Condado Macon.

Los sujetos serían estudiados por un periodo de seis a ocho meses, y después tratados con tratamientos contemporáneos (Incluyendo el salvarsan, ungüentos de mercurio y bismuto) que eran medianamente efectivos pero muy tóxicos.

Las intenciones iniciales de este estudio eran beneficiar la salud publica de esta población pobre, como quedó evidenciado por la participación del Instituto Tuskegee, la Universidad afroamericana fundada por Booker T. Washington.

Su hospital afiliado le brindo al PHS las facilidades médicas para el estudio, y otras instituciones predominantemente afroamericanas así como médicos locales también participaron.

Se suponía que la Fundación Filantrópica Rosenwald proveería los fondos para pagar el eventual tratamiento.

El estudio recluto a 400 hombres negros enfermos de sífilis, así como 200 hombres negros saludables como grupo control.

El primer punto crítico en la dirección que tomaría el experimento Tuskegee llegaría en 1929, cuando la llegada de la Gran Depresión dejaría a la Fundación Rosenwald sin la posibilidad de solventar los tratamientos que inicialmente había prometido.

En un principio, los directores del estudio pensaron que aquello seria el fin del estudio, considerando que la Fundación ya no seria capaz de comprar los medicamentos para la fase de tratamiento del estudio. Incluso se elaboró un reporte final.

En 1928, el Estudio Oslo había reportado las manifestaciones patológicas de la sífilis no tratada en varios cientos de hombres caucásicos. Este estudio fue retrospectivo; Los investigadores recopilaron información de pacientes que ya habían contraído sífilis y que habían permanecido sin tratamiento por un tiempo.

El grupo de estudio de Tuskegee decidió salvar su experimento y continuarlo, al convertirlo en un estudio prospectivo equivalente al Estudio Oslo.

Esto no era inherentemente erróneo por sí mismo; tomando en cuenta que no había nada que los investigadores pudieran hacer terapéuticamente, podían estudiar la evolución natural de la enfermedad, mientras no le provocaran un daño a sus pacientes.

Eso sería de beneficio para la humanidad. De cualquier forma, los investigadores se salieron de los marcos del juicio razonable, cuando su estudio eventualmente se convirtió en el más largo experimento no terapéutico realizado en seres humanos en la historia de la medicina.

Las consideraciones éticas, pobres desde un principio, comenzaron a deteriorarse rápidamente. Tomando un ejemplo, a mitad del estudio, como un medio de asegurarse que los hombres accedieran a realizarse un potencialmente peligroso procedimiento diagnóstico (No terapéutico) como es la punción lumbar, los médicos le mandaron a los pacientes 400 cartas tituladas “Última oportunidad para recibir tratamiento gratuito especial”.

El estudio también requería que se le realizara una autopsia a todos los sujetos después de su muerte –aún cuando los participantes nunca fueron informados de este requisito.

El tratamiento para los pacientes fue intencionalmente negado. A muchos se les mintió y recibieron tratamientos placebo con el objetivo de observar la progresión fatal de la enfermedad.

En 1934, la primera información médica fue dada a conocer, siendo publicado el primer reporte mayor en 1936. Es importante notar que este no fue un estudio secreto, ya que contó con numerosos artículos publicados a lo largo de su historia.

El segundo punto crítico en la dirección del experimento llegaría en 1947, tiempo en el cual, la penicilina se había convertido en el tratamiento estándar de la sífilis. Varios programas del Servicio de Salud Pública del gobierno de los Estados Unidos fueron implementados para formar “centros de tratamiento rápido” con el objetivo de erradicar la enfermedad.

Cuando varias campañas nacionales de salud para erradicar la enfermedad venérea llegaron al Condado Macon, los investigadores del estudio Tuskegee disuadieron a sus sujetos de experimentación de participar en ellos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, 250 de los sujetos de experimentación del estudio Tuskegee se registraron en estas campañas, y fueron consecuentemente diagnosticados y programados para recibir tratamiento.

De cualquier forma, el PHS se encargó de descartarlos. El representante del PHS de aquel momento declaró: “Hasta el momento, estamos asegurándonos que todos los sujetos diagnosticados no reciban tratamiento.”

Para el final del estudio, solo 74 de los sujetos de experimentación continuaban con vida. 28 de los hombres habían muerto directamente a causa de la sífilis, 100 murieron por complicaciones derivadas de ella, 40 de sus esposas fueron infectadas, y 19 niños nacieron aquejados de sífilis congénita.

En 1966, Peter Buxtun, un investigador del PHS en San Francisco, mandó una carta al director de la División de enfermedades venéreas para expresarle sus preocupaciones acerca de la moralidad del experimento.

El Centro para el Control de Enfermedades (CDC) reafirmó la necesidad de continuar con el estudio hasta su terminación (hasta que los sujetos murieran y pudieran realizarse las autopsias correspondientes).

Con sus reclamos ignorados, Peter Buxtun se dirigió a la prensa. La historia apareció primero en el Washington Star el 25 de Julio de 1972.

Después apareció en la primera plana del New York Times el día siguiente. Como resultado de las protestas del público, en 1972, una comisión asesora fue designada para determinar si el estudio estaba médicamente injustificado y ordenó detener el experimento.

Como parte del arreglo judicial que resultó del escándalo, los participantes sobrevivientes que habían sido afectados como consecuencia del estudio así como sus familiares recibieron 9 millones de dólares y la promesa de tratamientos médicos gratuitos.

En 1974, el Acta de investigación Nacional se convirtió en ley. También se creó una comisión para estudiar y redactar las regulaciones que deberían cumplir los experimentos que involucraran participantes humanos.

El 16 de Mayo de 1997, cinco de los 8 sobrevivientes del experimento acudieron a una ceremonia en la Casa Blanca, en la cual el Presidente Clinton pidió disculpas formales a los participantes del experimento Tuskegee:
“No podemos remediar lo que ya esta hecho, pero podemos
terminar con el silencio… Podemos dejar de voltear nuestras miradas hacia otra
parte. Podemos mirarlos a los ojos y finalmente decir, a nombre de la gente
norteamericana, que lo que hizo el Gobierno de los Estados Unidos fue vergonzoso
y que lo siento.”
En 1932, los tratamientos para la sífilis eran relativamente poco efectivos y tenían severos efectos colaterales.

Se sabía que la Sífilis era particularmente prevalente en comunidades negras pobres. En un inicio, la intención del estudio era medir la prevalencia de la enfermedad, su historia natural y la verdadera efectividad del tratamiento.

La ética médica prevalerte en aquel entonces, aún no contaba con los estándares exactos para elaborar un consentimiento informado; los médicos rutinariamente le ocultaban información sobre su estado de salud a los participantes.

Un estudio clínico para evaluar la efectividad del tratamiento de esta terrible enfermedad no era inherentemente incorrecto. 

De cualquier forma, con el desarrollo de un método efectivo y simple para el tratamiento de la sífilis (la penicilina), y con los cambiantes estándares éticos, los juicios éticos y morales del experimento se volvieron absolutamente indefendibles.

Para el tiempo en que el estudio se canceló, cientos de hombres habían muerto de sífilis y muchas de sus esposas se habían infectado.

Muchos niños sufrieron también los estragos de la sífilis congénita. Este estudio se ha convertido en un sinónimo de la explotación en los estudios clínicos, y ha sido frecuentemente comparado con la experimentación realizada por el médico nazi Josef Mengele.

Algunos estudios sociológicos han mostrado que el Estudio de la Sífilis de Tuskegee ha predispuesto a muchos afroamericanos a desconfiar de las autoridades médicas.

El estudio por sí mismo, es un factor significativo en la baja participación de afroamericanos en estudios clínicos y en programas de donación de órganos. Nadie podría culparlos.
Tuskegee, Alabama. E.U. 1932-1972.

Cronología de otros vergonzosos sucesos médicos

1931. El Dr Cornelius Rhoads, bajo los auspicios del Instituto Rockefeller para Investigaciones Médicas, infecta a sujetos humanos con células cancerígenas. Mas tarde, establece las instalaciones del Departamento de Guerra Biológica del ejército de los Estados Unidos en Maryland, Utah y Panamá, y es llamado a colaborar en la Comisión de Energía Atómica. Mientras se encuentra ahí, comienza una serie de experimentos que involucran la exposición de soldados americanos y pacientes civiles hospitalizados a los efectos de la radiación.

1932. El Experimento Tuskegee comienza. A 399 hombres afroamericanos diagnosticados con sífilis no se les informa de su padecimiento, se les niega tratamiento, y en su lugar, son usados como conejillos de indias con el objetivo de estudiar la evolución natural y los síntomas de la enfermedad. Todos murieron en consecuencia por los efectos de la sífilis. Nunca se le dijo a sus familiares que podían ser tratados.

1935. El incidente Pelagra. Después de que un número no determinado de seres humanos murieran por los efectos de la Pelagra en el lapso de dos décadas, el Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos finalmente actúa para detener la enfermedad. El director de la Agencia admite que se sabía desde hacía 20 años que la Pelagra es causada por la deficiencia de Niacina, pero que no se actúo rápidamente debido a que la mayor parte de las muertes ocurrían en poblaciones afroamericanas azotadas por la pobreza.

El Experimento Tuskegee  , crimen contra la humanidad (1932-1972)

1936. Después de que en 1931, Japón ocupara todo el nordeste de China, en 1936 entra en operación la “Unidad de Prevención Epidémica y Purificación de Agua del Ejercito de Kuantung”, que mas tarde sería conocida simplemente como Unidad 731. Este gigantesco complejo de edificios de más de seis kilómetros cuadrados de extensión (Contaba con mas de 150 edificios y era el centro de investigación de armas biológicas mas grande del mundo), era en realidad una unidad militar secreta de experimentación médica comandada por la Armada Imperial Japonesa.

Entre las atrocidades que realizaron los médicos japoneses (Comandados por el Dr. Shiro Ishii) desde la inauguración de la Unidad, hasta su cierre en 1945, se encuentra la realización de extensas vivisecciones sin el empleo de agentes anestésicos, exposición de prisioneros a la explosión de granadas y a lanzallamas con el objetivo de desarrollar mejores procedimientos terapéuticos para las heridas de los soldados japoneses, deprivación de comida y agua, exposición a dosis letales de rayos X, quemaduras eléctricas, grandes presiones, bajas temperaturas y fuerzas centrífugas, inyección de sangre de animales y burbujas de aire a los sujetos de experimentación, envenenamiento de las fuentes locales de agua potable con agentes químicos e infecciosos, así como la exposición de miles de seres humanos a la peste bubónica, viruela, cólera, botulismo, ántrax, tifoidea y disentería, como parte de las actividades de investigación química y bacteriológica del ejército japonés.

La Unidad 731 fue solo uno de los 26 laboratorios similares que Japón instalo en China durante la ocupación. Muchos de los científicos involucrados en la Unidad 731 prosiguieron exitosamente sus carreras después de que ésta cesó sus operaciones al finalizar la Segunda Guerra Mundial. En 1946, el gobierno de los Estados Unidos les ofreció amnistía y garantías de no ser procesados a cambio de intercambiar información. Se calcula que entre 3,000 y 200,000 chinos, coreanos y mongoles murieron directa o indirectamente a causa de los experimentos de la Unidad 731.

1939. En varias ocasiones, entre Septiembre de 1939 y Abril de 1945, médicos nazis realizaron experimentos en los campos de Sachsenhausen y Natzweiler, con el fin de investigar el tratamiento mas efectivo para tratar las heridas causadas por el gas LOST, un veneno popularmente conocido como “gas mostaza”.

1940. 400 prisioneros de Chicago son infectados con Malaria con el objeto de estudiar los efectos de nuevas drogas experimentales en el combate de esta enfermedad. Los médicos nazis citaron mas tarde este caso como un alegato en defensa de sus acciones en el Holocausto, durante el desarrollo de los juicios de Nuremberg.

1941. Los experimentos de esterilización nazis se realizaron desde marzo de 1941 hasta enero de 1945 en los campos de Auschwitz y de Ravensbrück. El propósito de estos experimentos era el desarrollar un método que fuera capaz de esterilizar a millones de personas en la mínima cantidad de tiempo y con el mínimo esfuerzo.

1941. En el Campo de Concentración de Buchenwald, numerosos reclusos sanos fueron infectados deliberadamente con la bacteria del tifo. Mas del 90% de las víctimas murió como resultado de esto. Los médicos Nazis investigaban la eficacia de algunas vacunas experimentales.

1942. El Dr Sigmund Rascher del Partido Nazi, expone los resultados de los infames experimentos de congelamiento realizados en los Campos de Concentración de Birkenau, Dachau y Auschwitz, en una conferencia médica titulada “Los Problemas Médicos derivados del mar y del invierno”.

1942. En los inicios de 1942, varios prisioneros del campo de concentración de Dachau fueron torturados con el objeto de que la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) pudiera averiguar la capacidad del cuerpo humano para adaptarse y sobrevivir a las grandes altitudes.

1942. Desde Julio de 1942, hasta Septiembre de 1943, médicos alemanes realizaron experimentos en el campo de concentración de Ravensbrück para investigar la eficacia de la sulfonamida. Heridas infligidas en sujetos experimentales fueron infectadas con esptreptococos, gangrena gaseosa y tétanos.

1942. Desde febrero de 1942 hasta Abril de 1945, numerosos experimentos fueron realizados en el campo de concentración de Dachau por médicos nazis, con el objetivo de investigar la inmunización en el tratamiento de la Malaria.

1942. Los Departamentos militares de Guerra Química y Bacteriológica comienzan una serie de experimentos con gas mostaza en aproximadamente 4,000 elementos en servicio. Los experimentos continuaron hasta 1945 e hicieron uso de los Adventistas del Séptimo Día, que escogieron convertirse en conejillos de indias que prestar servicio activo en el frente del ejército.

1942. Desde Septiembre de 1942 hasta Diciembre de 1943, médicos alemanes realizaron experimentos en el campo de concentración de Ravensbrück con el objeto de estudiar la regeneración del hueso, el músculo y el nervio, así como el transplante de hueso de una persona a otra.

1943. El 24 de Mayo de 1943, el Dr. Josef Mengele, --conocido como el “Angel de la Muerte”— llega al Campo de Concentración de Auschwitz. En el curso de los siguientes 21 meses, conduce algunos de los más infames y crueles experimentos en seres humanos de los cuales se tenga registro.

1943. Entre Diciembre de 1943 y Octubre de 1944, médicos nazis realizaron experimentos en el campo de Concentración de Buchenwald para investigar los efectos de varios tipos de venenos en los seres humanos.

1943. En respuesta al Programa japonés a gran escala de guerra química y bacteriológica, los estados Unidos comienzan una serie de investigaciones sobre armas biológicas en el Fuerte detrick, MD.

1943. Desde Junio de 1943 hasta enero de 1945, se realizaron experimentos en los campos de Sachsenhausen and Natzweiler para investigar las causas de la hepatitis epidémica así como el uso de inoculaciones para su tratamiento. Los sujetos experimentales fueron deliberadamente infectados por médicos alemanes, y algunos murieron a consecuencia de los experimentos.

1943. Desde Noviembre de 1943 hasta Enero de 1944, fueron realizados experimentos en el campo de concentración de Buchenwald para probar el efecto de varias preparaciones farmacológicas en las quemaduras de fósforo. Estas quemaduras eran infligidas por los nazis en los sujetos experimentales con material de fósforo extraído de bombas incendiarias.

1944. La Marina de los Estados Unidos usa a seres humanos para probar mascaras antigas y ropa protectora. Los sujetos fueron encerrados en una cámara de gas y expuestos al gas mostaza.

1944. Desde Julio de 1944 hasta Septiembre de 1944, médicos nazis realizaron experimentos en el campo de Dachau con el objeto de probar varios métodos para potabilizar el agua de mar. Algunos de los sujetos participantes fueron privados de toda comida y les fue suministrada únicamente agua de mar químicamente procesada.

1945. Se inicia el Proyecto Paperclip. El Departamento de Estado de los Estados Unidos, la Inteligencia del Ejercito y la CIA, comienzan a reclutar a científicos Nazis a quienes se les ofrece inmunidad diplomática e identidades secretas a cambio de que trabajen en proyectos clasificados del gobierno de los Estados Unidos.

1945. La Comisión de Energía Atómica de E.U. implementa el “Programa F”. Se trata del más extenso estudio estadounidense sobre los efectos a la salud causados por el fluoruro, que era uno de los componentes clave en la fabricación de armas atómicas. El fluoruro, uno de los químicos más tóxicos conocidos para la salud humana, causa marcados efectos adversos en el sistema nervioso central. Gran parte de la información es clasificada en nombre de la seguridad nacional, con el propósito de evitar que los procesos legales resultantes entorpecieran la fabricación de armas atómicas.

1946. Pacientes de hospitales para la atención de veteranos de guerra son usados como conejillos de indias en experimentos médicos. Con el objetivo de acallar sospechas, se da la orden de sustituir la palabra “experimentos” por “investigaciones” y “observaciones” en todo estudio médico realizado en hospitales de veteranos ubicados en territorio estadounidense.

1946. El gobierno de los Estados Unidos le ofrece al médico japonés Shiro Ishii, y a otros científicos de la infame Unidad 731, inmunidad judicial y otras garantías a cambio de intercambiar información sobre los conocimientos japoneses en el campo de la guerra química y bacteriológica. De esta forma, Shiro Ishii (Considerado por algunos como el padre de la guerra biológica) nunca es procesado por sus crímenes contra la humanidad y muere en 1959, a causa de un cáncer laríngeo.

1947. El Coronel E.E. Kirkpatrick de la Comisión de Energía Atómica de los Estados Unidos emite un documento secreto (Documento 07075001, Enero 8,1947), declarando que la agencia comenzaría la administración de dosis intravenosas de sustancias radiactivas a seres humanos.

1947. El primero de los experimentos relacionados con el control mental del cual se tenga registro, se llevó a cabo en 1947, como parte de un proyecto de la Marina Estadounidense llamado Operación CHATTER, que buscaba “Drogas inductoras del habla” para su uso en el interrogatorio del “enemigo o personal subversivo”.


1947. La CIA comienza a estudiar los potenciales usos del LSD como un arma para los servicios de Inteligencia Americana. Seres humanos (Tanto civiles como militares) son usados como sujetos de experimentación, con y sin su conocimiento.

1950. El Departamento de Defensa inicia los planes para detonar armas nucleares en zonas desérticas con el objetivo de monitorear los problemas médicos y las tasas de mortalidad de los residentes más cercanos.

1950. En un experimento que intentaba determinar que tan susceptible sería una ciudad estadounidense a un ataque biológico, la Marina de los Estados Unidos rocía una nube de bacterias sobre la Bahía de San Francisco. Dispositivos de monitoreo son colocados a lo largo de la ciudad con el objetivo de evaluar la extensión de la infección. Varios residentes enferman con síntomas parecidos a los de la neumonía.

1951. El Departamento de Defensa de los E.U comienza pruebas al aire libre de bacterias y virus patógenos. Las pruebas se prolongan hasta 1969, y existe la preocupación de que los residentes de las áreas adyacentes hayan sido expuestos.

1953. Militares de los E.U. liberan nubes de sulfuro de Zinc-Cadmio sobre Winnipeg, St Louis, Minneapolis, Fort Wayne, el Valle Monocacy River en Maryland y Leesburg, Virginia. Su propósito es determinar que tan eficientemente podían dispersar agentes químicos.

1953. Se conducen experimentos conjuntos entre la Armada, la Marina y la CIA en los cuales decenas de miles de personas en Nueva York y San Francisco son expuestas a los gérmenes aerotransportados Serratia Marcescens y Bacillus Glogigii.

1953. La CIA inicia el Proyecto MKULTRA. Este un programa de investigación de 11 años de duración diseñado para producir y probar drogas y agentes biológicos que pudieran ser utilizados para obtener el control de la mente y la modificación del comportamiento. Seis de los subproyectos involucraban probar los agentes en seres humanos sin conocimiento de su participación en el experimento.

1953. Ronald Maddison, un ingeniero de 20 años de edad perteneciente a la Real Fuerza Aérea Británica, muere por los efectos del gas Sarin en las instalaciones militares de Guerra Química Porton Down en Wiltshire. A Maddison se le dijo que participaría en una prueba para “curar el resfriado común”. Diez días después de su muerte, se abrió una investigación secreta que inicialmente clasificaría el incidente como una muerte accidental. En el 2004, la investigación fue reabierta, y después de 64 días de averiguaciones, un jurado dictaminó que Maddison fue asesinado por la “aplicación de un agente nervioso en un experimento no terapéutico”.

1954. Científicos americanos realizan investigaciones relativas a la exposición a lluvia radiactiva en ciudadanos de las Islas Marshall, después de la prueba nuclear Castle Bravo. Las detonaciones ocurrieron en el espacio aéreo del Atolón Rongelap y los residentes fueron expuestos a serios niveles de radiación (Superiores a los 180 rads) 236 habitantes fueron expuestos, algunos de los cuales desarrollaron enfermedades severas como consecuencia de la radiación. Por lo menos una murió.

1955. La CIA, en un experimento para probar su habilidad de infectar poblaciones humanas con agentes biológicos, libera una bacteria desde arsenales militares hacia Tampa Bay, Fl.

1955. Corporaciones de armas químicas continúan con las investigaciones relativas al LSD, estudiando su potencial uso como agente químico incapacitante. Mas de 1,000 estadounidenses participan en las pruebas, que se prolongan hasta 1958.

1956. Militares de los Estados Unidos liberan mosquitos infectados con la Fiebre Amarilla sobre Savannah, Ga y Avon Park, Fl. Después de cada prueba, agentes de la Armada examinan a las víctimas en busca de los posibles efectos, haciéndose pasar por oficiales del Servicio de Salud.

1958. En laboratorios de la Armada estadounidense, el LSD es probado en 95 voluntarios en busca de sus posibles efectos sobre la inteligencia.

1960. El asistente en jefe de la Inteligencia de la Armada estadounidense (ACSI) autoriza la investigación del LSD en Europa del este y Asia. Las pruebas sobre población europea reciben el nombre clave de Proyecto Third Chance; por su parte, las pruebas en asiáticos reciben el nombre clave de Proyecto Derby Hat.

1961. Stanley Milgram, psicólogo de la Universidad de Yale, lleva a cabo un experimento en el cual busca medir la disposición de los seres humanos a seguir ordenes que van en contra de la propia conciencia. Se le ordenó a personas comunes la aplicación de lo que ellos creían, eran electroshocks fatales, a un actor contratado por los investigadores para personificar el papel de víctima.

1965. La CIA y el Departamento de Defensa comienzan el Proyecto MKSEARCH, un programa para desarrollar la capacidad de manipular el comportamiento humano a través del uso de drogas con efectos alteradores de la mente.

1965. Convictos de la Prisión Estatal de Holmesburg en Filadelfia son expuestos a la dioxina, el altamente tóxico componente químico del Agente Naranja usado en Vietnam. Los hombres son mas tarde examinados en busca del desarrollo de Cáncer, lo cual indica que se había sospechado que el Agente Naranja era una sustancia cancerígena desde mucho tiempo atrás.

1966. La CIA inicia el Proyecto MKOFTEN, un programa destinado a probar los efectos toxicológicos de ciertas drogas en seres humanos y animales.

1966. La Armada de los Estados Unidos dispersa el Bacillus subtilis variante Níger a través del sistema de metro de la ciudad de Nueva York. Mas de un millón de civiles son expuestos cuando científicos de la Armada dejan caer bombillas eléctricas llenas con bacterias en las rejillas de ventilación.

1967. La CIA y el Departamento de Defensa implementan el Proyecto MKNAOMI, sucesor del MKULTRA y diseñado para mantener, recopilar y probar armas químicas y biológicas.

1968. La CIA experimenta con la posibilidad de envenenar agua potable mediante la inyección de agentes químicos en los suministros de agua de la FDA en Washington D.C.

1969. El Dr Robert MacMahan del Departamento de Defensa solicita del congreso estadounidense, 10 millones de dólares para desarrollar, en un plazo de 5 a 10 años, un agente biológico sintético para el cual no exista inmunidad natural.

1970. El financiamiento para el agente biológico sintético se obtiene bajo el documento H.R. 15090. El proyecto, bajo la supervisión de la CIA, es conducido por la División de Operaciones Especiales en Fort Detrick, las instalaciones ultra secretas de armas biológicas del ejército norteamericano.

1970. Los Estados Unidos intensifican su desarrollo de «armas étnicas» (Revista del Ejército, Nov., 1970), diseñadas para selectivamente buscar objetivos y eliminar grupos étnicos específicos que son susceptibles a las diferencias genéticas y las variaciones en el ADN.

1971. Philip Zimbardo, psicólogo de la Universidad de Stanford, inicia un experimento en el cual intenta recrear las condiciones de la vida en una prisión. Recluta a 24 voluntarios por medio del pago de 15 dólares al día. El experimento se sale rápidamente de control y tiene que ser cancelado prematuramente cuando varios de los participantes comienzan a desarrollar severos disturbios emocionales, accesos incontrolables de llanto, pensamiento desorganizado y ataques de ira.

1972. Como resultado de las protestas del público, una comisión asesora fue designada para determinar si el Experimento Tuskegee estaba médicamente justificado. En pocos días ordenó detener el experimento.

1977. Audiencias del senado en la Comisión Investigación Científica y de Salud confirman que se contaminaron 239 áreas pobladas con agentes biológicos entre 1949 y 1969. Algunas de las áreas incluyeron San Francisco, Washington, D.C., Centro-Oeste de EE.UU., Ciudad de Panamá, Minneapolis y St. Louis.

1978. Las pruebas de la vacuna para la Hepatitis B, dirigidas por el CDC, empiezan en Nueva York, Los Ángeles y San Francisco. Los anuncios para solicitar individuos de investigación piden específicamente a hombres homosexuales promiscuos.

1986. Un informe para el Congreso revela que el actual desarrollo de agentes biológicos del Gobierno de los EE.UU. incluye: los virus modificados, toxinas naturalmente originadas y agentes que son alterados a través de la ingeniería genética para cambiar el carácter inmunológico y prevenir el tratamiento por todas las vacunas existentes.

1987. El Departamento de Defensa de los Estados Unidos admite que, a pesar de un tratado que prohíbe la investigación y el desarrollo de agentes biológicos, continúa operando instalaciones de investigación en 127 laboratorios y universidades alrededor de la nación.

1990. A más de 1 500 bebés negros e hispanos de seis meses de edad en Los Ángeles se les da una vacuna «experimental» del sarampión que nunca había sido autorizada para ser usada en Estados Unidos. La CDC admite después que los padres nunca fueron informados de que la vacuna que fue inyectada a sus niños era experimental.

1993. La periodista Eileen Welsome revela los nombres de 18 ciudadanos estadounidenses que recibieron dosis intravenosas de plutonio durante la Guerra Fría. A partir de esta revelación, crece la presión sobre el gobierno estadounidense para la desclasificación de todos los documentos relativos a los experimentos secretamente realizados durante la Guerra Fría. La información finalmente se hace pública en 1995.

1994. Con una técnica llamada «rastreador de genes», el Dr. Garth Nicolson en el Centro del Cáncer MD Anderson en Houston, descubre que los veteranos que volvieron de la Tormenta del Desierto fueron infectados con una cadena alterada de Micoplasma Incognitus, un microbio normalmente usado en la producción de armas biológicas. Incorporado en su estructura molecular, se encuentra el 40 por ciento de la proteína que cubre al SIDA, indicando que había sido hecha por el hombre.

1994. El senador John D. Rockefeller emite un informe que revela que durante por lo menos 50 años, el Departamento de Defensa ha usado centenares de miles de personas de las reservas Militares en experimentos en humanos y para la exposición intencional a sustancias peligrosas. Los materiales incluyeron gas mostaza y nervioso, radiación de iones, psicoquímicos, alucinógenos y drogas como las usadas durante la Guerra del Golfo.

1994. El presidente Clinton encomienda a un Comité Asesor, la tarea de investigar las acusaciones alrededor de los experimentos de radiación durante la Guerra Fría.

1995. El Gobierno americano admite que había ofrecido a los criminales de guerra y científicos japoneses que habían realizado experimentos médicos en seres humanos, sueldos e inmunidad de prosecución a cambio de los datos de investigación en la guerra biológica.

1995. En 1995, el Departamento de Energía estadounidense admitió que la Comisión de Energía Atómica condujo más de 430 experimentos de radiación desde 1944 a 1974. Mas de 16,000 personas fueron expuestas a la radiación, algunas de las cuales no fueron advertidas de los riesgos a su salud o no otorgaron su consentimiento para participar en el estudio.

1995. En su reporte final, presentado el 3 de Octubre de 1995, el Comité Asesor de la Presidencia de los Estados Unidos, libera a la opinión pública, la información clasificada relativa a los experimentos que el gobierno estadounidense realizó durante la Guerra Fría. Concluyó que a inicios de la década de los 60, era común que los médicos condujeran experimentos e investigaciones sin solicitar el consentimiento de los pacientes. La mayor cantidad de información que conocemos acerca de los experimentos secretos de la Guerra Fría, proviene de la Investigación realizada por el Comité Asesor del presidente Clinton.

1995. El Dr. Garth Nicolson revela evidencia de que los agentes biológicos usados durante la Guerra del Golfo habían sido manufacturados en Houston, TX y Boca Raton, Fl y probados en prisioneros en el Departamento Correccional de Texas.

1996. El Departamento de Defensa admite que soldados de la Tormenta de Desierto fueron expuestos a agentes químicos.

1997. Ochenta y ocho miembros del Congreso firman una carta que exige una investigación sobre el uso de las armas biológicas y el Síndrome de la Guerra del Golfo.

El experimento terminó en 1.972, después de que el caso se filtrara a la prensa, despertando un revuelo que dio lugar a su finalización. Para ese momento, de los 399 enfermos que comenzaron el estudio 28 habían muerto a causa de la sífilis y otros 100 lo habían hecho por complicaciones médicas relacionadas con losprocedimientos realizados por los investigadores.

Además, al tratarse de una enfermedad de transmisión sexual, las esposas de 40 de los sujetos se habían contagiado y muchas de ellas habían parido un total de 19 niños enfermos.

Esto llevó a que se planteara la necesidad de regular los ensayos clínicos con humanos, por lo que se creó el Consejo Nacional de Investigaciones con Humanos y se redactó el Informe Belmont, en el que se hace hincapié en la necesidad del cumplimiento de los principios de autonomía, beneficiencia y justicia, contra los que se había atentado a través del experimento.

A éstos se unió la formación de otros organismos competentes especializados y se llevó a que desde entonces nadie pueda formar parte de un ensayo clínico sin dar previamente un consentimiento informadoen el que se le haga saber todo sobre el proceso que seguirá y los posibles riesgos asociados, pudiendo dejarlo en el momento que lo desee.

Gracias a ello, nunca más nadie podrá escudarse en el nombre de la ciencia para cometer esas atrocidades que a veces nos llevan a avergonzarnos de pertenecer a la especie humana.

Dra. Susan M. Reverby ,Sífilis y Gonorrea en Guatemala por USA ...

 ... Las políticas frecuentemente se basan en un entendimiento histórico de sucesos particulares y la historia del estudio “Tuskegee” sobre la ...


¿Disco girando en la cabeza de Lionel Richie? | VCN

 ... El siguiente paso es darle dimensiones de monumento y llevar el Big Lionel Vinyl Head al lugar donde nació el músico,Tuskegee, Alabama ...


El experimento de la ventana rota | VCN

 ... En 1932 el Dr. Raymond H. Vonderlehr era el director del experimento de Tuskegee. El realizó varios de los primeros exámenes físicos y...