¿Y por qué lloramos?

¿Y por qué lloramos?
Lágrimas. Nos alivian y nos reconfortan, ya sea en público o en privado, una lágrima de emoción o un desconsolado llanto en el que desahogar esas penas que de vez en cuando, nos trae la vida.

Pero ¿Por qué ocurren, qué mecanismo permite hacer emerger esas gotas de agua salada por nuestros ojos y que, por alguna razón sólo el ser humano puede demostrar? Te lo explicamos.
Función biológica, instinto ancestral

El lagrimeo es esencial para el ojo, los mantienen lubricados y evitan irritaciones.

Es algo que todos los seres vivos poseen dada su funcionalidad fisiológica, pero el acto de “llorar” tal y como nosotros lo conocemos, sólo es característico del ser humano, una forma de expresión emocional presente en todas las razas, en todas las culturas y en todos los géneros.

Dejando a parte los convencionalismos, el si es o no conveniente llorar en público o si es un acto infantil, los científicos apuntan a que es una forma esencial de liberar toxinas del organismo.

Después de haber dejado caer unas lágrimas se activa la adrenalina y la noradrenalina, que nos ofrecen relajación y una sensación sedante que equilibra los niveles de hormonas.

Llorar es bueno. Llorar es necesario para el organismo cuando nos vemos saturados por una tensión física y psíquica las lágrimas actúan de modo catártico para aliviarnos.

Los científicos apuntan además que llorar actúa también como un modo de comunicación y de expresión, es un acto básico para despertar nuestra empatía con nuestro semejantes, todo el mundo sabe reconocer la tristeza y las lágrimas, poniendo en marcha mecanismos de apoyo y de ayuda.

¿Y por qué lloramos?

Curiosidades sobre las lágrimas

Las personas extrovertidas, sociables y más comunicativas lloran más que los introvertidos.
Aunque te parezca curioso, es en los países fríos donde la gente llora más, se dice que el clima frío favorece los estados emocionales negativos, mientras el calor propicia estados de ánimo más positivos.

Las mujeres lloran más que los hombres, ellas tienen un mecanismo mejor para poder expresar sus emociones, y lo hacen más en situaciones de ira o impotencia.

 Los hombres, por su parte pueden llorar de alegría y por orgullo, pero en general toleran menos las lágrimas, algo que se asocia a la mayor producción de testosterona.

Solemos llorar más cuando nos sentimos cansados y agotados.

Puede que no lo sepas, pero dependiendo del motivo que te lleve a llorar, la composición química de las lágrimas varía en su nivel de salinidad:

Las lágrimas de origen emocional contienen proteínas, manganeso y hormonas como la prolactina, mientras que aquellas que sirven únicamente para hidratar el ojo son más pobres en estos compuestos.

Sea como sea, llorar, es un acto esencial para el ser humano. Así que aunque sea a escondidas, nunca está demás dejar escapar alguna que otra lágrima…

Breve historia de la Lengua Española | VCN

... En el sur los nativos establecían relaciones comerciales con los fenicios. Hacia el siglo VII a. C. Los Celtas, provenientes del sur de Alemania, ...


La maldición de los presidentes de USA | VCN

... los poderes de un indio nativo, un indio llamado Tenskwatawa que en 1836, lanzó una terrible maldición a todos los presidentes de EEUU.


La religión y la ciencia-ficción | VCN

... mesías salvador con capacidad para llevar al pueblo nativo del planeta de la especia melange y los gusanos gigantes, a la tierra prometida.

Créditos fotográficos: Jill Greenberg
Publicado por : http://supercurioso.com/
Creative Commons