Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

¿Qué es el fuego realmente?

¿Qué es el fuego realmente?
¿Qué es el fuego realmente?

El fuego nos maravilla, nos quema y nos ayuda a a cocinar alimentos; controlar el fuego fue el gran avance de la humanidad.

¿Pero qué es el fuego realmente?

Dicen que hay tres cosas en este mundo que el hombre puede quedarse mirando para siempre sin aburrirse ni perder la atención ni la sensación de maravilla.

Una de ellas es el mar, la segunda en el cielo estrellado en una noche clara, y la tercera, cómo no, es el fuego.

Todos sabemos lo hipnotizante que resulta ver la llama de una madera quemándose.

A pesar de que lo maravilloso de una llama y el poder cautivador que tiene el fuego son casi evidentes para cualquier ser humano, muy poca es la gente que sabe realmente qué es el fuego, aunque no dudo que mucha gente se lo haya preguntado alguna vez.

El fuego no puede ser un sólido y no suena razonable que sea un líquido, ni un gas.

¿Qué es el fuego? Buena pregunta, vamos a ver poco a poco qué es el fuego.


¿Qué NO es el fuego?

Para saber qué es el fuego lo primero que debemos hacer es ir descartando cosas que definitivamente no puede ser el fuego.

Qué estado de la materia (sólido, líquido o gas) es el fuego es probablemente la pregunta más complicada que podemos hacer puesto que no es ningún de estos tipos de materia (luego lo aclararemos) , así que vayamos a por algo más sencillo. 

Lo que hace al fuego ser lo que es, es su calor, su luz y su extraña forma entre un líquido y un gas.

Pero ya sabemos que ni es líquido ni es gas, y es fácil observar que el fuego tampoco es solo calor, ya que no todo aquello que esta caliente o incluso muy caliente arde.

El mejor ejemplo de esto es el de una barbacoa ya que las brasa se mantienen calientes a pesar de que las llamas se hayan ido; es más ni siquiera podemos decir que el fuego es combustión ya que la combustión se mantiene sin fuego.

Así que después de tanta negativa, vamos a por lo que nos interesa saber: qué es el fuego en realidad.


¿Qué es el fuego? La versión científica y la versión sencilla

El fuego es técnicamente hablando un conjunto de iónes que se encuentran en estado de plasma y que brillan debido a los saltos entre niveles atómicos que experimentan sus electrones debido a la gran cantidad de energía térmica que tiene dicho plasma. Sencillo, ¿no?

Bueno, no temáis, porque sí que se puede explicar qué es el fuego de forma sencilla. Todo esto que hemos dicho hasta ahora sobre el fuego empieza con “iónes en estado de plasma” veámos que significa eso.

Los iónes no son más que átomos del material que sea, que han perdido o ganado algún electrón de más (este baile es lo que hace que brille) y el plasma no es más que un estado de la materia entre líquido y gaseoso con propiedades más que curiosas, como las que vemos en el fuego.

La siguiente parte es la de los saltos de niveles y el brillo, para esto necesitamos física cuántica básica, es decir, saber que existen un pocos estados de energía en los que el electrón puede estar cerca del átomo, el resto están prohibidos.

Cuando un electrón salta de uno de estos estados permitidos a otro emite un fotón, esto es, luz. El color de la luz depende de los estados entre los que se produzca el salto y del átomo en el que se produzca el salto. 

Esto explica no sólo qué es el fuego sino además por qué cambia de color dependiendo del material que quememos. 

Estos electrones saltan de átomo a otro debido al calor que se genera alrededor de la llama, pero solo vemos fuego cuando el calor es tal que los electrones tienen fuerza para separarse de los átomos y crear iones.

Como véis no era tan complicado como parecía después de la primera explicación, más científica, ¿verdad?

¡Y eso que hemos metido física cuántica!

Ahora podéis usar esa complicada frase científica para impresionar a alguien y luego explicarles exactamente lo que significa adopta una nueva forma de chamán de la tribu; en este caso no por saber controlar el fuego sino por saber qué es el fuego.

¿Qué es el fuego realmente?

Un nuevo tipo de fuego

El hallazgo del fuego debió ser uno de los hitos más emocionantes de la historia del ser humano, pero eso no significa que ya no haya más que descubrir el respecto.

De hecho, un grupo de investigadores de la Universidad de Maryland acaba de dar con un nuevo tipo de llama que podría tener un gran número de utilidades interesantes, especialmente en la limpieza de de los derrames accidentales de petróleo.

Se trata de una llama, bautizada como “torbellino azul“, cuya generación aún está siendo optimizada en el laboratorio, pero que seguramente nos dará muchas alegrías en un futuro. 


¿Cómo se producen las llamas convencionales?

Antes de hablar de este torbellino azul, vamos a hacer un pequeño recordatorio sobre la combustión y la generación de llamas convencionales.

Si os retrotraéis a los tiempos de física y química del instituto, seguro que recordaréis que la combustión es una reacción química mediante la cual un combustible carbonado se une al oxígeno para generar dióxido de carbono y agua.

Esto, además, se manifiesta en forma de llama de fuego, que aportará energía lumínica y calorífica a la ecuación.

En un inicio, esta llama es de color amarillo, pero en el momento que la combustión se hace eficiente aumenta la temperatura y pasa a ser de color azul, indicando que todo el combustible se está utilizando y que, además, no quedan en el ambiente compuestos tóxicos procedentes de una mala combustión, como el monóxido de carbono; que, como sabéis, suele ser responsable de las intoxicaciones de los braseros. 

¿Qué es el fuego realmente?

Torbellino azul, el nuevo tipo de llama que dará mucho que hablar

Después de esta introducción, parece claro que las mejores llamas son las azules, pues indican que todo el combustible se está quemando y no queda ningún compuesto perjudicial en el ambiente.

Por eso, un grupo de investigadores de la Universidad de Maryland ha publicado recientemente en PNAS un estudio en el que tratan de reproducir un tipo de llama en forma de remolino azul que se puede observar de forma natural en incendios, tanto forestales como urbanos.

Se trata de un tornado de fuego, de color azul intenso, que podría tener grandes aplicaciones en caso de poder controlarse, por lo que estos científicos procedieron a producir en el laboratorio un pequeño derrame de combustible, con el fin de comprender cómo se genera esta llama y así buscar una forma de utilizarla a voluntad.

Para ello, se valieron de dos medios cilindros de cuarzo que se encargaban de levantar el aire frío, generando remolinos artificiales de fuego a la vez que poco a poco se iba bombeando nuevo combustible.

Así, consiguieron una llama azulada en forma de un torbellino tranquilo, que se movía sin turbulencias violentas y se mantuvo encendido durante ocho minutos.

El resultado es una gran noticia, pero aún es necesario aprender a generar este nuevo tipo de llama a gran escala, para poder extrapolarlo a incendios y, sobre todo, a derrames de petróleo, en los que el combustible podría quemarse eficientemente, eliminando rápidamente el vertido contaminante y evitando emisiones perjudiciales.

De nuevo, el control del fuego nos emociona, porque puede hacernos poderosos, como les ocurrió a nuestros antepasados cuando consiguieron generar su primera llama. 

Y es que todo lo que puede hacer la naturaleza es impresionante, por lo que aprender a controlarlo, aunque sea sólo un poco, es un gran motivo de celebración.

¿Muros de fuego universales? | VCN

 ... Muros de fuego universales .... sino que hay una división, frontera u horizonte al que han llamado “muro de fuego”, un muro de energía que ...


Cuando el hielo se derrite, la tierra escupe fuego | VCN

... Cuando el hielo se derrite, la tierra escupe fuego. Desde hace tiempo se sabe que la actividad volcánica puede causar variaciones a corto ...


Vida cotidianitica: Primeros descubrimientos humanos ,EL FUEGO

... EL FUEGO: Hacia el 1.600.000 a.C. Homo Habilis se había extinguido. En primer lugar había evolucionado hacia una nueva especie , Homo ...

La entrada aparece primero en Omicrono.
Creative Commons