Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Del mal olor de boca

La halitosis o mal aliento , platicar con personas que sufren de ese mal¿Mal olor de boca?  No siempre es por desaseo.

La sociedad se ha encargado de enlazar el mal aliento de boca con el desaseo.

Desde pequeños nuestros padres siempre nos decían:

“Quien no se lava la boca tendrá mal olor y los dientes amarillos”, lo cual es cierto, pero nos hemos preguntado ¿Esta es la única causa?

Bacterias, una de las causas más comunes:

La boca está expuesta a muchas cosas que nosotros la mayoría de veces no podemos observar.

Las bacterias ya forman un hábitat en esta, sin que nosotros lo percibamos.
Evidentemente, se torna un problema que no siempre puede ser solucionado con un simple lavado de boca.

Hay solución.

El mundo y la investigación han ido evolucionando cada día más, las pruebas y hallazgos realizados en la boca son anuncios seguidos.

Por tal motivo, existen soluciones fáciles y prácticas para acabar con el tan tedioso, molesto e inclusive vergonzoso mal aliento.


Asumimos esto como algo natural o podemos evitarlo.

El mal aliento es normal en cada persona hasta cierto punto, por ejemplo vemos normal el mal aliento de un anciano ya que entendemos que muchas veces olvidan la higiene o pueden tener caries, o no nos importa si un bebé tiene mal aliento y pensamos que es porque el niño no es responsable de su propia higiene. 

Así como ya mencionamos todos lo tenemos en algún momento del día sin embargo debemos saber que si se puede evitar, ya que ahora existen técnicas nuevas para conocer las bacterias de la boca y cuáles son las que causan mal aliento. 

Antes solo algunas bacterias se podían cultivar (así como las plantas que no todas se dejan cultivar) sin embargo con esta nueva técnica podemos conocer a todas las bacterias que tenemos.


Como prevenir y evitar la halitosis:

Acudir con el odontólogo, para que explore todas las piezas dentarias y encías, y ver si existe sarro o la placa bacteriana, piezas dentales que están en mal esta y en ocasiones necesariamente extraerlas.

El uso de seda dental, para eliminar los restos de comida que queden entre los dientes, antes de cepillarse.

El cepillado de dientes, mínimo tres veces al día

Antisépticos bucales, después del cepillado de dientes.

Masticar chicle sin azúcar, después de los alimentos o antes del cepillado, ya que esto aumenta la producción de saliva.

Algo muy importante y muy recomendable, es no descuidar la lengua, al cepillar los dientes.

Remplazar el cepillo dental por lo menos cada mes y no olvidar el hilo dental

Cuidar la dieta.

Tomar suficiente agua, porque favorece la secreción de saliva, la cual contiene encinas protectoras, que combaten bacterias nocivas y por supuesto el mal aliento.

Del aliento mañanero.

Al despertar cada mañana y antes de uno lavarse la boca, se experimenta una situación muy bochornosa, ya que es muy desagradable saludar, ya sea con un beso o palabras a alguien, ya que el aliento mañanero tiene un olor muy peculiar, el cual nos conduce a cubrir rápidamente nuestra boca. 

Muchos piensan que cepillarse en la noche anterior por 10 minutos, hacer gárgaras con enjuague bucal, el uso de hilo dental, pueden enmascarar el olor natural de la boca al despertar, sin embargo esto es casi inevitable.

Con el fin de reconocer la presencia de agentes que causan el mal olor existen técnicas como, el uso de Monitores de sulfuros, la cual consiste en la introducción de un dispositivo flexible dentro de la boca, el paciente cierra los labios y el monitor toma una muestra de su aliento, estimando así la presencia de sulfuros, principales causantes del mal aliento.

En la boca se encuentran una gran cantidad de bacterias las cuales son necesarias para nuestro organismo, pero existen dos bacterias que provocan el mal aliento y son las bacterias Veillonella Alcalescencs y la Prevotella Melaninogenica.

La Veillonella Alcalescenscs es una bacteria redonda, la cual puede vivir debajo de la lengua ya que tiene características anaerobias, alimentándose de ácido láctico, el cual es arrojado, formando sustancias que favorecen el desarrollo de bacterias derivadas de esta misma que causan el mal olor.


10 Remedios populares.

Remedio para la halitosis #1: Utilice una pasta de dientes con clorofila.

Remedio para la halitosis #2:: Los caramelos de menta son muy eficiente para eliminar el mal aliento.

Remedio para la halitosis #3:: Un remedio natural consiste en comer en ayunas un melocotón de carne amarilla

Remedio para la halitosis #4: Si la halitosis es causada por las encías inflamadas o que sangran, debe hacer un enjuague bucal compuesto por dos cucharadas de salvia roja en medio litro de agua.

Esta preparación debe llevarse al punto de ebullición y seguidamente déjela reposar durante 20 minutos.

Remedio para la halitosis #5: Otro remedio casero consiste en el uso del perejil. Para ello, se hierven dos tazas de agua y varias ramitas de perejil conjuntamente con dos o tres clavos de olor enteros.

Esta mezcla debe ser revuelta mientras que se refresca. Debe después ser filtrada y ser utilizada como un enjuague varias veces al día.

Remedio para la halitosis #6: Un enjuague bucal que combate el mal aliento consiste en una cucharada de bicarbonato de soda en dos onzas de agua

Remedio para la halitosis #7: Masticar, después de una comida, un clavo de olor, anís o canela en rama.

Remedio para la halitosis #8: Licúan 250 grs de zanahoria, 125 grs de espinacas y 125 grs de pepino. Se toma medio vaso después de las comidas.

Remedio para la halitosis #9: Elaborar un jugo con un durazno, media toronja, un cuarto de mango, dos ramas de yerbabuena y media taza de agua.

Para ello, se debe primero extraer el jugo de la toronja y luego se debe licuar todos los ingredientes con el jugo de la toronja y el agua.

Tomar a diario al mediodía tres veces a la semana por un mes..

Remedio para la halitosis #10: Preparar un té con una cucharada de yerbabuena en una taza de agua.

Se deja hervir durante 10 minutos y se toma después de cada comida.


Recomendaciones:

Para combatir el mal aliento, se recomienda lo siguiente:
Al cepillar sus dientes, no descuide su lengua ésta se encuentra cubierta por proyecciones parecidas a pequeños cabellos, que bajo el microscopio parecen un bosque de hongos.

Bajo esa capa hay espacio para alojar placa y restos de alimento que pueden ocasionar mal aliento, de allí la importancia de cepillar también la lengua.

Reemplazar el cepillo cada mes y utilizar hilo dental después del cepillado.
Evitar los siguientes alimentos y bebidas:

Alimentos como, cebolla, ajos, pastrami, peperoni, salami, quesos y tunas
Bebidas como cerveza, café, whiskey y vino, ya que éstos dejan residuos y se pegan a la placa dental.

Alimentos que se quedan entre los dientes fácilmente como dulces especialmente los pegajosos.

Visitar regularmente al dentista y practicar una buena higiene oral.

Llevar un cepillo dental, ya que .si se cepilla inmediatamente después de los alimentos, pueden eliminarse algunos malos olores.

Si se le olvidó el cepillo, puede ir al baño y haga un buche de agua removiéndola bien dentro de su boca de esa forma puede quitar el olor a la comida


Curiosidad...

“Todo el mundo piensa que el café causa mal aliento, y con frecuencia es cierto porque el café, que tiene un efecto deshidratante en la boca, cuando se mezcla con leche puede fermentar dando lugar a sustancias malolientes”, explica el microbiólogo y coautor del estudio Mel Rosenberg.

Sin embargo, para sorpresa del propio Rosenberg, sus últimos experimentos revelan que el extracto puro de café puede tener justamente el efecto contrario, inhibiendo el crecimiento de las bacterias que generan la halitosis.

Tras el descubrimiento, Rosenberg ha propuesto crear nuevos enjuagues bucales y chicles con extracto purificado de café que combatan el origen del mal aliento, en lugar de enmascarar el olor como hacen los actuales productos mentolados.

Tipos de boca que forman un hábitat para las bacterias:

La halitosis es el nombre de la enfermedad a la cual se atribuye el mal olor de boca, erradamente pensamos que todos los humanos contamos de los mismo elementos y bacterias en la boca, pero no nos podemos a pensar que la boca es un mundo de componentes y bacterias.

Hay personas que tienen bacterias que les pueden causar mal olor, como otras que no, también se debe al diferente tipo de boca donde las bacterias pueden o no encontrarse. (Fernández Amézaga & Rosanes González, 2002).

He aquí la importancia de diferenciar los distintos tipos de bocas. Hoy en día y a través de lo largo del tiempo de acuerdo a nuestro estilo de alimentación y condiciones bucales, adecuamos nuestra boca a medios que no siempre serán similares en todas las personas, por tal motivo existen bocas adecuadas a un medio ácido, por ejemplo, el sabor similar al de un limón, y bocas con un medio básico, por ejemplo similar al sabor si es que algunas vez probamos jabón. 

Evidentemente las bacterias que causan mal olor como fusobacteriym nucleatum y Bacteroides melanninogenicus se asociaran al medio en el cual se sientan mejor como se lo explica a continuación (Barahona, 2003).


¿Qué bacterias producen mal aliento?

Hay varias bacterias que producen mal aliento, aquí vamos a describir a dos bacterias anaerobias (no necesitan de oxigeno para vivir):

Bacteroides melanninogenicus:

Esta bacteria, muestra un estilo de vida en diferente medio que la anterior bacteria mencionada, las cuales producen menos e inclusive muchas veces no producen compuestos sulfurados, por tal motivo son las principales responsables de las bocas básicas (Barahona, 2003). 

Esta bacteria es la más fácil de reconocer en nuestras bocas se preguntaran el porqué, bueno la respuesta es muy sencilla como su nombre lo indica “melanino” significa pigmento negro, entonces este tipo de bacterias se presentan alrededor de los dientes como una capa negra. Pero no hay que asustarse porque esta bacteria es parte normal de nuestra boca, lo grave es cuando comenzamos a descuidar la salud bucal y la bacteria comienza a reproducirse cuando aparece el mal aliento. (Gaetti-Jardim, Luvizotto, & Avila-Campos, 2000)


Fusobacterium nucleatum

La microbiología señala que esta bacteria tiene afinidad, produce y actúa, con compuestos volátiles sulfurados es decir altamente ácidos, lo que afirma la existencia de esta bacteria en el medio de bocas ácidas y a la vez la principal responsable del medio ácido adherido al tipo de boca mencionado (Barahona, 2003). 

Esta bacteria se relaciona directamente con la gingivitis o inflamación de las encías ya que tienen gran afinidad con las heridas o en otros casos esta bacteria también se produce en la periodontitis que es la inflamación de las encías grave o que no se trató. Hay que tener mucho cuidado ya que en cualquier lesión pequeña que presentemos a nivel de las encías porque le podemos estar dando un hábitat favorable a Fusobacterium nucleatum. (Fallis, 2013)


Cómo producen mal aliento

El pH de la boca comienza a aumentar por la saliva estancada que comienza a pudrirse. Este aumento de pH da un ambiente adecuado para que estas bacterias puedan vivir y reproducirse en la boca.

Son las causantes del mal aliento, ya que una vez que se encuentran en partes sin oxigeno de la boca, comienzan a descomponer restos de alimentos consumidos, como proteínas y lípidos, y por esta acción comienzan a liberar gases que contienen sulfuro y azufre, los cuales mezclados crean un olor muy desagradable para las personas que lo perciben, es un olor parecido al del huevo podrido. (Barahona, 2003).

¿Qué soluciones hay para eliminar fusobacterium nucleatum y bacteroides melaninogenicus y dejar a las bacterias buenas?

Existen diversas soluciones para eliminar bacterias, así como los antibióticos, sin embargo esta no es una opción ya que los antibióticos eliminan a todas las bacterias y esto causaría otro problema porque existen bacterias buenas que nos ayudan en nuestro organismo.

Para tratar estas bacterias es importante primero realizar la técnica de secuenciación masiva para ver en donde se encuentran las bacterias malas y las buenas. 

Otra solución sería la visita al odontólogo para realizarse una profilaxis o una endodoncia.

También es importante conocer que hoy en día existen los Probióticos que son microorganismos que podemos encontrar en diversos alimentos o incluso los venden como suplementos y el consumo adecuado de estos puede beneficiar enormemente a la salud, los probióticos ayudan a equilibrar las bacterias de la flora intestinal (European Food Information Council, 2009).


Probióticos y dietas.

Todos los seres humanos poseemos flora intestinal sin embargo está puede irse alterando con el uso de antibióticos o alimentos que consumimos, cuando ingerimos ciertas bacterias podemos obtener y mantener cierto tipo de flora y es por eso que los probióticos son importantes ya que son microorganismos que encontramos en todos los alimentos, hoy en día existen también sustancias que se encuentran ya en los alimentos o que se pueden añadir a estos que son los prebióticos, que son utilizados de forma alterna a los probióticos, los prebióticos son componentes que no se digieren de la comida y que al ingerirlos favorecen al crecimiento de bacterias beneficiosas para la flora (Serra, 2009).

En cuanto a las dietas debemos saber que ciertos alimentos son los que nos causan mal aliento, como los ajos, las cebollas, el pastrami o el alcohol, a la vez muchas personas que sufren de halitosis desconocen que está puede ser causada por la gastritis por lo tanto una dieta blanda, baja en grasas sería lo ideal para reducir la gastritis y a la vez el mal aliento. 

Cambiar a una dieta rica en frutas frescas, verduras, y el consumo de menos carnes reduce el mal olor, como también la abstención al tabaco. Empezar a beber 2 litros de agua diarios, así como reducir el consumo de cafeína también ayuda (J. Fernandez, 2002).


Posibles nuevas alternativas para combatir a las bacterias que producen mal aliento.

Mientras el mundo avanza, las investigaciones para la cura de enfermedades causadas por bacterias van en aumento, así es el caso del tratamiento Phages, el objetivo de este tratamiento es:

Evitar el uso de antibióticos y aumentar los tratamientos que ataquen directamente a la bacteria y no a otras células, este tipo de tratamiento es muy útil en pacientes que son alérgicos a los antibióticos.

También evita que la bacteria se siga dividiendo o expandiéndose en otras partes que no están afectadas.

El tratamiento es más barato que los tratamientos con antibióticos.

El tratamiento no tiene ningún tipo de efectos secundarios. (Bhardwaj, 2014)


Conclusión.

El mal aliento, no es solo producto de la mala higiene, es también causado por bacterias que cualquier persona puede desarrollar o alimentos que se consumen día a día. 

Hay mucho rechazo por personas que tienen mal olor en la boca, pero no hay que pensar que es solamente su culpa.

Hay varias maneras para combatir las bacterias no deseadas en la boca y cada vez habrá más posibilidades de tener un buen aliento. 

El control del pH de la boca, visitas constantes al dentista, y una buena higiene personal son opciones para destruir esas bacterias malas, que producen el rechazo y la dificultad de mantener relaciones a las personas con mal aliento.