Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Las pizarras sin borrar desde 1917

La pizarra sin borrar desde 1917
La pizarra sin borrar desde 1917.

Alguien se olvidó de limpiar la pizarra ese día en la escuela secundaria Emerson de Oklahoma (Estados Unidos).

Allí, entre otros garabatos, estaba la lección de matemáticas, la de música, algún dibujo e incluso una breve lista de normas de higiene.

Tampoco se preocuparon de limpiarla los obreros que llegaron a hacer unas reformas al centro escolar un mes de diciembre de 1917.

Gracias a ese despiste, la escuela Emerson, acaba de descubrir tras sus paredes un patrimonio histórico-escolar escondido desde hace un siglo.

La sorpresa llegó hace poco , cuando los directores del Emerson decidieron retirar de una vez por todas unos pizarrones viejos que llevaban allí demasiado tiempo....nadie sabia exactamente cuanto.

La pizarra sin borrar desde 1917

Lo que menos se esperaba es que más allá de la obra, lo que estaban haciendo era un hallazgo arqueológico en toda regla. 

Tras esas placas había un conjunto aún mayor y más antiguo de pizarras repletas del legado que dejaron en ellas profesores y alumnos que poblaron esas aulas 100 años antes.

La pizarra sin borrar desde 1917

«La caligrafía que tienen me entusiasma porque no se ven muchas de esas ya», se entusiasmaba ante la televisión local News OK Sherry Kishore, la directora del centro público. «Algunas de las escrituras a mano de estas habitaciones son hermosas».

Aparecen dos fechas grabadas en los viejos pizarrones escondidos: el 30 de noviembre y 4 de diciembre 1917.

La pizarra sin borrar desde 1917

En aquel año se gestaba la revolución bolchevique encabezada por un tal Vladímir Ilich Uliánov al que todo el mundo llamaba Lenin; la Primera Guerra Mundial ya estaba dando sus últimos coletazos; moría ejecutada la espía Mata Hari y tres pastorcillos portugueses se topaban de bruces con la Virgen de Fátima.

Quizás fuera algo de eso lo que hubieran leído en los periódicos los maestros que dejaron estas pinturas rupestres de escuela aquellas mañanas.

La pizarra sin borrar desde 1917

«Evoca todo tipo de sentimientos mirar esto», dice la directora.

Entre las reliquias gráficas, en las pizarras escondidas hay una lista de tareas de higiene, una lección de matemáticas inusual, pentagramas con las notas escritas y una lección de historia sobre los peregrinos con ilustraciones añadidas.

Una portavoz del distrito asegura que se está trabajando para «preservar ‘el arte en tiza’ de los profesores que quedó capturado en el tiempo».

«Nunca en mi vida había visto esa técnica», habla Kishore sobre la extraña tabla de multiplicar circular que se aprecia en una de las pizarras.

La pizarra sin borrar desde 1917

Como buena directora, tampoco se le ha escapado que hay una lista con nombres propios y tareas adjuntas.

La pizarra sin borrar desde 1917

Ahora le ha asaltado la duda de si serían «estudiantes al cargo ese día que tenían que hacer las tareas especiales, o si fueron los que tuvieron un poco más para hacer por estar armando jaleo».

* (Imágenes hechas públicas por Oklahoma City Public Schools)
Publicado por : http://www.yorokobu.es/
Creative Commons