Alzheimer y corazón: Una relación genética

Alzheimer y corazón: Una relación genética
El secreto que une el Alzheimer y las enfermedades del corazón.

La enfermedad de Alzheimer se ha relacionado con múltiples trastornos o enfermedades anteriormente.

Una de dichas enfermedades es la diabetes, donde el Alzheimer ha ido cobrando protagonismo hasta recibir el nombre de “Diabetes tipo 3″ por parte de algunos investigadores.

Por otra parte, también se ha relacionado el Alzheimer con trastornos mentales como la esquizofrenia o la ansiedad.

Ahora bien, ¿y si Alzheimer y corazón tuviesen alguna relación a nivel genético? Existen varios factores que aumentan nuestro riesgo de Alzheimer, pero uno en particular es una proteína llamada Apolipoproteina E (ApoE), que tendría relación tanto con el Alzheimer como con las enfermedades cardiovasculares.

Alzheimer y corazón: Una relación genética… ¿poco importante?

Realmente, no es tan sorprendente encontrar esta relación: El Alzheimer deteriora el cerebro, igual que un ictus, que es una enfermedad vascular al fin y al cabo. Sin embargo, la relación entre Alzheimer y corazón es más genética que mecánica.

Su protagonista, la ApoE, podría utilizarse incluso como método de cálculo de riesgo de Alzheimer. Existen tres formas de ApoE (E2, E3, E4), donde la más común es la E3, y la que aumenta nuestro riesgo de Alzheimer y enfermedades cardiovasculares es la E4, menos común.

Sin embargo, actualmente la ApoE solo se usa en investigación, pues no predice con exactitud si desarrollaremos este tipo de demencia e incluso puede llegar a marcarnos de por vida simplemente por saber que poseemos ese riego… ¿o no?

Según el Dr. Kurt Christensen, de la Facultad de Medicina de Harvard, poseer la ApoE4 tiene un efecto demostrado sobre el riesgo de Alzheimer (duplicándolo o incluso cuadruplicándolo); la teoría es que esta proteína impide que se limpie el cerebro de placas grasas .

Asimismo, existe un 60% de personas con Alzheimer sin esta proteína, lo que nos indica que no es necesaria para la enfermedad, ni poseerla nos producirá Alzheimer.


Conocer el riesgo de Alzheimer puede ayudar al corazón


Sabiendo todo esto, el Dr. Christensen y sus colegas realizaron un curioso estudio que se publicó recientemente en Annals of Internal Medicine: 257 voluntarios querían conocer su riesgo genético de Alzheimer, pues hasta el 70% de ellos tenían un familiar con la enfermedad.

Todos recibieron información sobre dicho riesgo (si poseían o no la ApoE); pero, además, la mitad de ellos también recibieron información sobre la relación que tenía la ApoE sobre el riesgo de enfermedades del corazón y cómo disminuir ese riesgo.

Curiosamente, un año después del estudio, aquellos que habían recibido información sobre la ApoE y el corazón realizaron diversos cambios de conducta alimentaria, redujeron sus niveles de estrés y realizaron más ejercicio tan solo por recibir esa información.

Todos estos buenos hábitos no han demostrado disminuir el riesgo o evitar el Alzheimer, pero indirectamente los voluntarios sí redujeron su riesgo cardíaco; además, a pesar de no tener datos que lo avalen, la medicina actual opina que aquello que es bueno para el corazón también suele serlo para el cerebro.

Por ello, podemos concluir que conocer el riesgo genético de Alzheimer es importante, pues puede que así también protejamos a nuestro corazón (e indirectamente a nuestro cerebro).

Disfrutar del riesgo | VCN

 ... Éste es un claro ejemplo de cómo los seres humanos nos dividimos en mayor o menor medida entre los que disfrutan las conductas de riesgo ...


Carne roja ,consumida en exceso ,podría aumentar el riesgo de ictus

... Desde el año 2014 ya se constató el riesgo que tenía el consumo de carne roja a nivel cardiovascular, y desde el año 2015 en adelante ,se ha ...


Dormir poco aumenta el riesgo de resfriarse | VCN

 ... Dormir poco podría aumentar el riesgo de coger un resfriado. Dormir las horas suficientes es fundamental para una buena salud. Por tanto, si ...

Creative Commons