Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

8 Secretos de los azafatos/as de vuelo

8 Secretos sorprendentes de las azafatas/os de vuelo.

Heather Poole es una estadounidense que ha trabajado durante más de 15 años como azafata de vuelo y que además ha escrito Cruising Attitude, un libro en el que narra algunas de las inverosímiles experiencias que se ha encontrado a más de 35.000 pies de altitud.

 
En este artículo vamos a contar los 10 secretos más sorprendentes que Heather Poole ha compartido sobre esta profesión.

8 Secretos sorprendentes de los azafatos/as de vuelo

1. No es fácil conseguir este trabajo

Según cuenta Poole, en Estados Unidos, la competencia es feroz, todos los candidatos están muy bien preparados, muchos de ellos con carreras incluso de medicina o derecho. Es importante hablar de manera fluida varios idiomas y de igual modo tener experiencia en atención a clientes.

Además muchas veces el salario no supera los 18.000$ anuales y tienes que estar 100% dispuesto a viajar donde te diga la aerolínea.


2. Con la puerta abierta no se cobra

En esta profesión sólo se cobra por horas de vuelo y es por ello que los retrasos o incluso las cancelaciones también afectan mucho a los azafatos de vuelo. Hasta que la puerta del avión no se cierra y este despega, no comienzan a cobrar su salario. De todos modos Poole aclara que reciben 1.5$ a la hora a modo de compensación.


3. Sufren más las turbulencias


Desde 1980 la Federal Aviation Administration ha registrado 300 casos de personas heridas por causa directa de las turbulencias, de ellos dos terceras partes de las víctimas eran asistentes de vuelo. ¿Por qué? Porque estar sentado y llevar e cinturón evita la mayoría de los problemas pero los asistentes de vuelo no siempre pueden estar sentados ya que deben cumplir con sus obligaciones de vuelo.


4. Antigüedad significa faldas más cortas

Cuanto más tiempo lleva la azafata en la aerolínea más puede subir el dobladillo de su falda. Los pilotos saben esto y aprovechan para ligar con las azafatas con las faldas más largas ya que suelen ser las más nuevas y las más proclives a recibir halagos. Según Poole, hay algunas azafatas que incluso con experiencia siguen dejándose la falda larga a pesar de ser más incómoda únicamente para recibir más piropos de los pilotos.


5. Saben cuando usas el baño para…

Hay muchas parejas de enamorados que deciden comenzar la luna de miel antes de llegar al destino y para ello utilizan los baños del avión. Se creen que si son lo suficientemente cuidadosos podrán burlar a las azafatas, pero la verdad es que ellas gracias a su experiencia saben cuando se están utilizando los baños para otra cosa que no sea para lo que fueron diseñados. A pesar de que no es delito hacer el amor en los baños de un avión, si que lo es desobedecer a los tripulantes, así que si te piden que dejes de hacer lo que estás haciendo, será mejor que les hagas caso.


6. La coca-cola light es su archienemigo

La coca-cola light a gran altitud genera muchas burbujas y debido a ello les cuesta mucho servir esta bebida. En el tiempo en que sirven una coca-cola light les da tiempo a servir a tres pasajeros tres bebidas diferentes.


7. Deben tener cuidado con su altura

Si eres muy bajito o extremadamente alto puede que no te permitan ser azafato de vuelo. Si no llegas a la altura de los porta equipajes o si eres demasiado alto y tocas con la cabeza el techo del avión no podrás ser azafato de vuelo por razones de seguridad.


8. Pueden ser despedidos por razones curiosas


Tal y como cuenta Poole, durante los primeros 6 meses de trabajo, estás bajo observación continua. De hecho ella conoce casos de personas despedidas por llevar un sweater atado en la cintura o por intentar volar de manera gratuita con la aerolínea sin tener aún ese permiso. Además, un azafato de vuelo nunca puede volar enfermo, ni trabajando ni como cliente en otra aerolínea. De otro modo podrían ser despedidos.

¿Y tú? Ahora que conoces estos secretos ¿Te gustaría ser azafato/a de vuelo?

Publicado por : http://supercurioso.com/
Creative Commons

Por José Muñoz Salvatierra
"Navarrico" de nacimiento asentado en Barcelona. Apasionado de la tecnología, el marketing, los viajes, el cine y las series de TV. Compagino mi trabajo con la escritura de artículos para blogs, y aunque parezca mentira, todavía me queda tiempo para disfrutar del resto de mis aficiones. Cree curioso cómo forma de compartir con los demás mis inquietudes más curiosas. También puedes encontrarme en el El Viajero Feliz.