Dientes de leche en perros y gatos

Dientes de leche en perros y gatos.

Mi casa es una comunidad donde conviven humanos, perros y gatos, todos, en armonía y relativa paz. La última incorporación ha sido un cánido, (un perro, vamos).

Dientes de leche en perros y gatos
Ya he tenido perros antes, es una experiencia que recomiendo a todo aquel que pueda, te hará crecer como persona y es una gran responsabilidad. 

De paso, recuerdo que es mejor adoptar o acoger antes que comprar uno, las perreras están llenas esperando ser adoptados o seguro que conoces algún amigo que acaba de tener cachorros.

En mi caso, tengo un perro que sé que va a ser grande, lo primero que te llama la atención es que todo el mundo te dice “

– ¡Vaya! que perro más mono, ¡uy! ¡que patas más grandes!… eso es que va a ser grande” y es verdad, mi perro con 3 meses tenía el tamaño de un perro adulto de tamaño medio o ya era más grande que los perros pequeños… bueno, con 1 mes ya era igual de grande que mi gato adulto de 2 años, y eso se ve rápido por el tamaño de las patas.

Dientes de leche en perros y gatosLo que no recordaba es que tanto perros como gatos tienen una dentición primaria, lo que viene siendo unos dientes de leche, también llamado dentición decidua o dentición temporal.

En gatos es más complicado verlo, no sé si has tocado los dientes de un gato pero son pequeñitos, salvo los caninos (¡los colmillos!), y es complicado apreciarlo porque a veces se los comen cuando los van mudando.

Este caso también es similar en perros pequeños, que por eso en los primeros meses de vida, quieren morder todo. En perros grandes, es más evidente todo.

Te recomiendo que enseñes a tu perro o gato a poder abrirle la boca e inspeccionar sus dientes, así podrás revisar en un futuro que tenga algún problema bucal.

En el caso de mi perro, veo que literalmente los dientes, inmensos dientes, se están abriendo paso a través de las encías.

Básicamente, incluso para dejar caer los dientes de leche y conseguir su dentadura final. 

Dientes de leche en perros y gatosCárgate de paciencia, consigue cosas que pueda morder y no lo dejes hacer muchos destrozos en casa.

En esta imagen puedes ver las dentaduras finales de un perro y un gato:

Los gatos tienen 26 dientes de leche para luego terminar con 30 dientes permanentes; en el caso de los perros, todo es más brusco, pasamos de 28 dientes de leche a un total de ¡42 dientes permanentes!

La diferencia de dientes viene dado generalmente por la aparición de molares (son como nuestras muelas del juicio o cordales) en los gatos adultos en su mandíbula inferior y superior (4 molares en total) y en el caso de los perros aparecen 2 premolares más (4 en total) y 4 molares en la mandíbula inferior y 6 en la inferior (10 molares más).

Por tanto, cuando tengas un perro, ya sabes por qué tienen esa necesidad mayor de morder cuando son cachorros.

Así que, ármate de paciencia y ¡juega mucho con él!

Publicado por :http://www.drosophila.es/
 Creative Commons