Carisma y rapidez mental

El carisma podría estar relacionado con la rapidez mental
El carisma podría estar relacionado con la rapidez mental.

¿Por qué algunas personas son más carismáticas qué otras? ¿qué factores intervienen en estas diferencias?

El carisma podría estar relacionado con la capacidad de pensamiento rápido, según una nueva investigación publicada en la revista Psychological Science.

El trabajo, llevado a cabo por científicos de la Universidad de Queensland, en Australia, muestra que las personas son capaces de responder con más rapidez a preguntas de cultura general y tareas visuales podrían ser percibidas como más carismátias por los amigos, con independencia del coeficiente intelectual y otros rasgos de la personalidad.

Así pues, los investigadores hablan de inteligencia social entendida no sólo como la capacidad se saber lo que hay que hacer en cada momento y según el entorno.

La inteligencia social también requiere capacidad de ejecución, y la rapidez mental es un componente vital en esta capacidad.
Los músicos, rápidos con los pies

Los investigadores partieron de la base del conocimiento de que los líderes carismáticos, como los músicos y otras figuras públicas, acostumbran a ser muy rápidos con sus pies. 

Así pues, pensaron de inicio que podría haber una relación entre la velocidad mental y el carisma.

Para indagar en esta posible relación, los investigadores llevaron a cabo dos estudios con un total de 417 participantes. Todos ellos realizaron previamente pruebas estándares de inteligencia y personalidad.

Entonces, para medir el carisma, algo muy subjetivo, los expertos pidieron a algunos amigos de los participantes qué les evaluaran según si eran poco o muy carismáticos, divertidos y espabilados.

Por último, para examinar la velocidad mental, los participantes tuvieron que responder 30, en un primer estudio, preguntas de conocimiento general lo más rápidamente posible.

En un segundo estudio, tuvieron que completar tareas cronometradas visuales en las que tenían que localizar un punto determinado o identificar un patrón.

Los resultados mostraron que los participantes que eran más rápidos en las tareas de velocidad mental eran percibidos como más carismáticos.

Además, esta asociación se mantuvo después de que se tuvieran en cuenta otros factores, como la inteligencia general y la personalidad.
Más importante que el CI

Lo que más sorprendió a los investigadores, que sí que esperaban de entrada que la velocidad mental pudiera predecir el nivel de carisma, fue que dicha velocidad mostró ser más importante que el coeficiente intelectual. 

Por lo tanto, parece ser que conocer la respuesta correcta a una pregunta difícil es menos importante que ser capaz de considerar un gran número de respuestas más sencillas en un breve espacio de tiempo.

No obstante, contrariamente a las predicciones de los investigadores, la velocidad mental no predijo otras habilidades sociales, tales como ser hábil en el manejo de conflictos o la interpretación de otros ‘sentimientos.

Como ya se ha comentado antes, este estudio sugieren que la inteligencia social podría ir más allá de conocer las reglas sociales específicas o tener ciertas habilidades sociales, como la capacidad de leer las expresiones faciales de las personas.

Si bien es cierto que el conocimiento social y la lectura del rostro son sin duda componentes esenciales de la inteligencia social, la investigación muestra que las propiedades mentales generales, como la velocidad mental, también juegan un papel importante en esta capacidad.

Creative Commons