Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

¿Qué son alimentos con azúcar añadido?

¿Qué son alimentos con azúcar añadido?
Azúcares añadidos: ¿cuánto es demasiado?

¿Qué es un alimento sin azúcar añadido?

Un alimento si azúcares añadidos es aquel al cual no se le ha añadido azúcar en su proceso de elaboración.

De esta manera consideraríamos azúcares añadidos tanto a aquellos que añadimos nosotros mismos de forma natural, mediante la incorporación de azúcar a algún alimento o bebida, o aquellos que se añaden de forma artificial utiliza la industria alimentaria ala hora de procesar algún tipo de alimento o de bebida.

¿Cuánto azúcar añadido es demasiado?

Recientemente veíamos como la OMS anunciaba una reducción del 10% recomendado de azúcares añadidos para bajarlo aún más a una cifra del 5%.

Esto no quiere decir que debas sí o sí consumir un 5% de tus calorías diarias procedentes de azúcares añadidos; en teoría, cuanto menos consumas, mejor.

¿Es tan fácil llegar a ese 5% de azúcares añadidos? Pues sí, lo es,ya que rara es la vez que podamos no sobrepasarnos a lo largo de un día de este tan bajo porcentaje.

Para hacernos una idea de lo fácil que sería cubrirlo, incluso sobrepasarlo, pondremos algunos ejemplos del contenido en azúcares añadidos de algunos de los alimentos de consumo común (por desgracia): 

Teniendo en cuenta que aproximadamente un 5% de las calorías que consume al día, cogeremos de ejemplo unas 2000 calorías al día, y nos saldrían unos 25 g de azúcares añadidos al día.

Vamos a ver el contenido en azúcares añadidos de algunos productos en estos por ración del alimento/bebida:

- Refrescos: 21 g de azúcares añadidos.

– Galletas: 10,7 g.

- Magdalenas u bollería: 12 g

- Cereales de desayuno: 6,5 g.

No debemos olvidar que siempre va a depender del tipo de producto, así como de la marca escogida, pudiendo variar su componente en azúcares añadidos.

Como hemos comprobado, es bastante sencillo alcanzar ese porcentaje del 5% el cual nos aconseja la OMS no sobrepasar. 

Tan solo con el aporte de un refresco con un bol de cereales estaríamos sobrepasando, y con creces, los límites recomendados.

Por ello y para concluir, este 5% de azúcares añadidos no estarían contabilizados los alimentos que poseen azúcar de forma natural, que nada tiene que ver con el añadido de forma artificial, pues no cuenta alimentos como la fruta o la leche. 

El problema reside, como hemos comentado con anterioridad, en la gran cantidad de productos que contienen en altas cantidades estos azúcares añadidos, haciendo casi imposible el hecho de no sobrepasar las recomendaciones actuales.

Debemos tener en cuenta que una agregación de azúcar de mesa también contaría como añadido, por ejemplo:

Si te tomas un café y le añades una cucharada pequeña de azúcar, esto también sumaria unos 5 g de azúcar añadidos, aunque los añadas tú “de forma natural”.

Por ello, y como recomendación, trata de huir en lo posible de alimentos superfluos, empaquetados, ya que probablemente estarán cargadas de altas dosis de azúcares, nada recomendables para tu salud.

¿Qué son alimentos con azúcar añadido?

¿Estamos enganchados al azúcar?

¿Qué ocurre cuando decidimos dejar completamente el azúcar? Probablemente, si la sustancia se abandonó hace tiempo, el recuerdo de su paso es lejano y poco traumático,pero para aquellos que están acostumbrados a su consumo, el drama adquiere tintes drogatas.

Sacha Harland es un joven holandés que, por iniciativa de Lifehunters.tv decidió hacer un experimento con su propio cuerpo: decidió dejar durante un mes todos los alimentos que cuentan con azúcar añadido (como los refrescos, salsas, comidas preparadas, zumos envasados) y también el alcohol.

La dieta se basó en mucha fruta, verdura, huevos, yogur natural y hambre, que para alguien no acostumbrado a esta alimentación, esto es un trance.

Los resultados fueron sorprendentes porque van más allá de la pérdida de peso. Los primeros días el cuerpo le pedía azúcar. 

Tenía una especie de síndrome de abstinencia porque, de hecho, el azúcar es bastante adictivo. La sensación era como de estar en un proceso de desintoxicación.

Sacha tenía hambre constante, estaba irritable, le costaba encontrar, por ejemplo, bebidas con sabor para no beber siempre agua en lugares en los que no hicieran zumos naturales. 

Tenía que luchar contra el estímulo contínuo de que el entorno estuviera siempre tentándole con todo tipo de productos golosos y de que la gente que le rodeaba se atiborrase sin mirar lo mal que lo estaba pasando.

Hasta que no pasaron tres semanas, el cuerpo no dejó de exigirle su ración dulce. Comenzó entonces a sentirse con más energía y sintió que la necesidad de depender de este tipo de productos había desaparecido.

Tras treinta días, la pérdida de peso fue notable pero no la única consecuencia de la experiencia. ¿Estamos enganchados al azúcar? ¿Permite nuestro entorno social abstraernos de la necesidad de consumirlo?

 ... El nivel de azúcar en la sangre puede bajar con algunas recetas que te pueden ayudar efectivamente. Recuerda poner de tu parte para ...


Vida cotidianitica: ¿Será el azúcar el culpable?

 ... Sin duda alguna que el azúcar es un producto que le da sabor y vida a nuestras bebidas ,comidas y postres , pero hay que valorar muy bien la ...

El azúcar de mesa podría ayudar a combatir la gangrena | VCN

... (Argentina) El laboratorio del doctor Roberto Grau, director del proyecto radicado en la Facultad de Ciencias Bioqímicas y Farmacia, está


Azucar en heridas ¿mito o verdad? | VCN

 ... El azúcar es un arma de doble filo, pues es indispensable para nuestra vida, pero a grandes ... ¿Por qué es el azúcar un buen desinfectante?

Creative Commons