9 consejos para cuidar tus dientes

cuidar tus dientes
Los 9 consejos que necesitas conocer para cuidar tus dientes.

Tener unos dientes bien cuidados no es tan solo cosa de estética o higiene.

Como ya sabéis, existe una conocida relación entre los dietes y el rendimiento deportivo, e incluso recientemente hemos hablado sobre la importancia de mantener una correcta higiene dental y el riesgo de ictus.

Es una parte de nuestro cuerpo que jamás deberíamos dejar de lado, y la cual necesita tener sus buenos cuidados de forma diaria, y más de una vez por día.

Por ello, hoy os traemos algunos consejos extraídos de la BBC con el objetivo de que visitéis lo menos posible a vuestro dentista de referencia.

1. La dieta, más importante que limpiarse los dientes

Una buena dieta no disminuye solo el riesgo de obesidad, sino que es incluso más importante que un correcto cepillado dental, según afirma el odontólogo Serpil Djemal, del King’s College Hospital de Londres.

Evidentemente, es necesario cepillarse los dientes bien y al menos 2-3 veces al día, pero no podemos compensar una mala dieta con una mayor frecuencia de cepillado.

Las caries y agujeros en los dientes seguirán apareciendo si persiste la mala dieta y el exceso de exposición al azúcar.


2. Cuándo comer también es importante

Sin comer o beber durante un tiempo, nuestra boca y dientes se encuentran en reposo. Pero, una vez comemos algo, se produce acidez bucal, un ambiente que tardará al menos 40 minutos en volver a su estado de reposo. 

Eso quiere decir que debemos respetar los horarios, pues picar entre horas no solo nos hará proclives a la obesidad, sino que aumentara los períodos de acidez bucal, y eso provocará daños a nuestros dientes.

El consejo ideal: Evitar comer entre horas, y los dulces mejor después de las comidas (y si se evitan, mejor).


3. Comer “bien” entre horas

Si aún así no somos capaces de evitar la tentación, y vamos a picar entre horas, las mejores opciones por parte de los expertos son beber agua, masticar chicle (sin azúcar) o incluso comer queso para mantener un nivel seguro de acidez bucal. 

cuidar tus dientes

4. El enemigo de tus dientes: El azúcar

Relacionándolo con los puntos anteriores, el enemigo número uno de nuestros dientes es y será siempre el azúcar, pues es el factor clave para el desarrollo de las caries. En este caso, los consejos son más que obvios: ¡Cuidado con los excesos de azúcar visibles e invisibles!

Con invisibles me refiero a alimentos que esconden un exceso de azúcar, como los zumos de frutas, los cereales procesados o las comidas precocinadas.

Si queremos fruta, ¡comamos fruta!, pero nada de zumos de frutas procesados del supermercado, pues estos llevan un exceso de azúcar que ni os imaginaríais.


5. Bebidas ácidas, el otro enemigo a evitar

Junto al azúcar, tenemos las bebidas ácidas en el punto de mira de los enemigos de nuestros dientes: Zumos de frutas o refrescos tienen ambas cosas. Tras beber alguna de ellas, la mejor opción es enjuagarnos la boca para diluir el ácido en exceso. 

Por su parte, NO es recomendable cepillarse los dientes en la hora siguiente al consumo de bebidas ácidas, pues este ácido suaviza el esmalte de los dientes y el cepillado puede incluso ser perjudicial. 


6. Los mejores momentos para cepillarnos los dientes

Como hemos comentado, cepillarnos los dientes justo después de comer, y sobre todo tras consumir algo ácido, es incluso peor que no hacerlo. El mejor momento es tras cada comida, pero siempre dejando un período de tiempo prudencial, alrededor de unos 40 minutos.


7. La mejor forma de cepillarse los dientes

La mayoría de gente deja huecos de la dentadura sin cepillar correctamente. Nos pasa a todos, pues los cepillamos de manera muy aleatoria. 

Por ello, los especialistas recomiendan crear un método y seguirlo lo más fielmente posible: Empezar por una esquina de la boca y cepillar lentamente uno por uno cada diente hasta llegar a la otra esquina.

Lo ideal sería cepillarnos los dientes dos veces al día, durante al menos dos minutos, finalizando el cepillado sin enjuagar la boca y tan solo escupiendo. Así, el flúor de la pasta de dientes se queda entre estos y los mantiene a salvo.


8. Consumo de vegetales para paliar el mal aliento

Lo ideal sería que nuestra propia saliva acabase con esas bacterias que crean el mal aliento, pero en muchas ocasiones nuestra boca se seca por diferentes motivos (nervios, alcohol, ronquidos durante la noche…), y esto produce el mal aliento. 

Para paliar tal situación, lo mejor es hidratarse correctamente, ¡y consumir vegetales! Los más recomendados son los fibrosos con alto contenido en agua, como el pepino, apio o zanahoria. 


9. ¿Qué pasta dental es mejor?

En el mercado hay miles de soluciones en forma de pasta dental, enjuagues o cepillos milagrosos. Ahora bien, ¿cuál es mejor?

Según los expertos, y tras revisar varios estudios, lo ideal es disponer de un buen cepillo de dientes manual, una pasta de fluor y un correcto método de cepillado de dos minutos de duración, dos veces al día, cubriendo toda la superficie de dientes y encías.

El resto, tan solo son métodos comerciales y milagros inexistentes.

Creative Commons