¿Qué es un infarto y qué es una parada cardíaca?

¿Qué es un infarto y qué es una parada cardíaca?
¿Qué es un infarto y qué es una parada cardíaca?

La parada cardíaca es la gran emergencia médica.

Es el susto que caracteriza a todas las películas donde se ve un servicio de urgencias, y por desgracia en muchas ocasiones el susto acaba bastante mal.

En esa situación nuestro corazón literalmente deja de latir, o late demasiado rápido y de forma desordenada, dejando de enviar sangre (y oxígeno) al cerebro y otros órganos del organismo. 

Si esto dura más de 5-10 minutos, las células cerebrales empiezan a morir y pueden quedar secuelas de por vida.

Por ello, conocer las maniobras de RCP (Reanimación Cardio-Pulmonar) debería ser primordial para cualquier individuo de a pie, ya que así se puede mantener la circulación sanguínea, al menos hasta que llegue un equipo médico, un socorrista, o personal especializado.
La necesidad de conocer la RCP

De hecho, recientemente se ha publicado un estudio en el Journal of the American Medical Association (JAMA) al respecto de la RCP, donde dos equipos de investigadores han proporcionado una prueba convincente de que “tiempo es igual a cerebro”, y de que mejorar la atención en cuanto a la realización del RCP es primordial para conservar la salud cerebral en estas situaciones.

En un escenario ideal, según los investigadores, durante una parada cardíaca deberían haber testigos, los cuales llamarían a emergencias (al 112 en el caso de España), y posteriormente empezar la RCP hasta que otro transeúnte pueda usar un desfibrilador externo automático (DEA) para devolver al corazón de nuevo a su ritmo sinusal. 

Esto siempre y cuando exista ritmo cardíaco; si el corazón está parado literalmente, el uso del DEA no tendrá efecto alguno por desgracia.

Actualmente ya son cada vez más los sitios públicos donde encontramos aparatos DEA, aunque podrían usarse más a base de un mejor conocimiento de ellos.

En el estudio anteriormente mencionado, un equipo de investigadores evaluó el impacto de una iniciativa en Carolina del Norte para la formación de la población en RCP y uso del DEA, una campaña donde los trabajadores de emergencias también recibieron capacitación sobre cómo reconocer una parada cardíaca y cómo responder de forma adecuada.

Durante el estudio se analizaron casi 5.000 paradas cardíacas entre el año 2.010 y 2013 en Carolina del Norte, de las cuales recibieron atención hasta un 23% de ellas (un aumento respecto al 14% medio anterior); además, la supervivencia sin daño cerebral aumentó del 7,1 al 9,7% en el mismo periodo.

Por su parte, el otro equipo estudió los datos de una base de 168.000 paradas cardíacas extrahospitalarias que tuvieron lugar en Japón entre el año 2005 y 2012, donde el porcentaje de personas que recibió RCP aumentó del 39% al 51%. Al mismo tiempo, la supervivencia sin daño cerebral aumentó del 4,1% al 8,4%.

En resumidas cuentas: La preparación en cuanto a las paradas cardíacas, saber reconocerlas y actuar en consecuencia (mediante RCP) puede salvar vidas, y conservar correctamente la función cerebral.
Saber distinguir una parada cardíaca y actuar en consecuencia es importante

Evidentemente, aún hay mucho que mejorar en cuanto al conocimiento de las paradas cardíacas y el RCP a nivel de población general. En los últimos años ha aumentado la supervivencia general, y la supervivencia sin secuelas neurológicas, pero se puede hacer mucho más.

Seguidamente, y gracias a la Universidad de Hardvard, os traemos un resumen de cómo reconocer y responder a una parada cardíaca:

Reconocer una parada cardíaca: Muchos no saben distinguir un infarto de una parada cardíaca, o de un simple desmayo. En una parada cardíaca una persona no respira, no tiene pulso, y no puede responder. En un infarto, sí hay consciencia y respiración, hay pulso, y se puede responder a las preguntas.

 Responder a una parada cardíaca: En caso de encontrarnos una parada cardíaca, hay una serie de pasos a seguir, y en su correcto orden. 

Llamar a emergencias (112 en España) o que otro testigo lo haga mientras empezamos la RCP. IMPORTANTE llamar siempre primero, pues una vez empecemos la RCP no podremos parar para realizar la llamada. 

Comenzar la RCP: Primero se empieza por las compresiones torácicas.
Se deben colocar los brazos completamente rectos, una mano encima de la otra, justo en medio del torax del individuo parado, en su esternón. 

Presionar suficientemente fuerte para que el pecho del individuo se mueva hacia dentro, al menos dos centímetros. Si no se mueve, no estamos realizando bien las compresiones. 

Se deben hacer hasta 30 compresiones por cada 2 respiraciones boca-a-boca, a un ritmo de 100 compresiones por minuto. 

No se debe interrumpir hasta que el individuo respire o se llegue al agotamiento. Lo ideal es poder ser hasta 2 personas en una RCP para ir intercambiandose.

Finalmente, y para quién desee ampliar información al respecto, os dejo el enlace de la Cruz Roja Española donde se explica de forma más detallada la forma correcta de realizar una RCP. 

Evidentemente esto solo es una teoría explicada, pero lo ideal sería tener cierta práctica al respecto, de forma general en la población.

Ojalá algún día lleguemos a ese punto.

Como bien dicen en Harvard, “la inversión de tiempo y esfuerzo en aprender la RCP es pequeño, el potencial de rentabilidad de poder salvar una vida es enorme”

¿Un ictus sacudiendo la cabeza con música heavy? | VCN

 ... La enfermedad implica que, a nivel cerebral, se sufre un infarto de alguna de las zonas de nuestro órgano pensante (de forma similar a lo que ...


El cerebro humano ético | VCN

... aparecidas en la edad adulta por infarto cerebral o extirpación de un tumor, en la región del cerebro llamada córtex prefrontal ventromedial ...


Tengo tu genoma y quiero dinero | VCN

 ... nos la recomienda nuestro farmacéutico, a continuación nos puede sugerir lo que nos conviene contra la obesidad o el riesgo de infarto.

La entrada aparece primero en Medciencia.
Creative Commons