Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

El primer marcapasos

Jorge Reynolds Pombo, Inventores,Marcapasos
El primer marcapasos, pesaba 45 kilos y funcionaba con una batería de coche.
 
El invento de este "milagroso" dispositivo se lo debemos al médico Jorge Reynolds Pombo, colombiano e ingeniero electrónico.

En 1958, el médico Reynolds era un joven científico, obsesionado con la idea de inventar un dispositivo que tuviera como objetivo proveer estímulos eléctricos al corazón de pacientes con cardiopatías severas.

En su querencia tuvo como entusiasta socio al médico Alberto Vejarano Laverde, cofundador de la Clínica Shaio, de Bogotá en Colombia.

En diciembre de 1958 se presentó la oportunidad de experimentar en una persona las experimentaciones que estaba llevando a cabo el médico Reynolds con perros y sapos.

A la Clínica Shaio había llegado un religioso ecuatoriano, el Pedro Flórez, prácticamente desahuciado, con un bloqueo aurículoventricular absoluto.

La única posibilidad de salvarlo era implantarle un mecanismo personal que reemplazara el sistema eléctrico natural de su organismo.

 | El primer marcapasos, pesaba 45 kilos y funcionaba con una batería de coche

El médico Reynolds, con tan solo 22 años de edad, frente a la total aceptación del sacerdote ecuatoriano que se ponía en sus manos y en las de Dios, y con la aprobación de la Clínica Shaio, se dispuso a colocarle, por primera vez en el mundo, el primer marcapasos externo.

Fue una noche de diciembre de 1958, en Bogotá, y con la contribución de otros ocho médicos más.

El marcapasos era un artefacto que pesaba 45 kilos y necesitaba una carretilla para transportarlo.

Estaba conectado, por un lado a una batería de coche y por el otro al tórax del paciente, mediante un cable de 5 metros de largo.

El padre Flórez gracias a este descubrimiento sobrevivió a la prueba y murió a la asombrosa edad de 107 años.


De 45 kilos a un pequeño cilindro...


Implantan el marcapasos más pequeño del mundo, sin cirugía
Implantan el marcapasos más pequeño del mundo, sin cirugía

El marcapasos más pequeño del mundo, que no necesita cirugía para su implantación, ya tiene su primer dueño.

Este marcapasos, desarrollado por MedTronic y que fue anunciado recientemente tras los buenos resultados de un ensayo clínico llevado a cabo en 719 personas, ha sido por finimplantado oficialmente por parte del Centro Médico de la Universidad de Jersey Shore, el primer hospital de Nueva Jersey que ha podido usar por primera vez el TPS o Micra® Transcatheter Pacing System (aunque para nosotros seguirá siendo simplemente “el marcapasos más pequeño del mundo”).

Tras ser aprobado el pasado mes de abril por parte de la Foods & Drugs Administration, el TPS será una nueva forma de tratar un fallo del ritmo cardíaco llamado bradicardia, donde el corazón funciona más lento de lo normal, con un ritmo irregular.


El marcapasos más pequeño del mundo tratará la bradicardia


El hito ha sido realizado gracias a los neurofisiólogos Edmund Karam y Mark Mascarenhas. Al ser un dispositivo que no necesita el uso de cirugía para su implantación, como los antiguos marcapasos, no se necesitan incisiones ni personal especializado en actos quirúrgicos (pero alguien debe ponerlo, ¿no?).

La dolencia a tratar, la bradicardia, es una dolencia donde un individuo tiene menos de 60 latidos por minuto. Si esto se mantiene a largo plazo el corazón es incapaz de bombear suficiente sangre hacia el cerebro y otros órganos durante una actividad normal, cosa que se agraba durante el ejercicio, llegando a causar mareo, fatiga, dificultad para respirar e incluso desmayos. 

La forma más común de tratamiento de una bradicardia con síntomas es un marcapasos para restablecer el ritmo normal del corazón y aumentar la eficiencia cardíaca mediante impulsos eléctricos.

En este caso, el marcapasos más pequeño del mundo tiene una serie de ventajas respecto a los antiguos marcapasos:
  • Tiene un tamaño de una décima parte de los marcapasos tradicionales.
  • Es el único marcapasos sin plomo aprobado en Estados Unidos.
  • La implantación del marcapasos no requiere cirugía, tardando menos de una hora.
  • A diferencia de los marcapasos tradicionales, el TPS no es visible, por su pequeño tamaño.
A todo esto podemos sumar la nula necesidad de cables para su funcionamiento. El marcapasos más pequeño del mundo no necesita conectarse a distancia al corazón, sino que se implanta directamente por un cateter sobre nuestra bomba cardíaca con unos pequeños “dientes”, pudiendo así ajustarse automáticamente de forma más fácil. Además, el dispositivo puede permanecer implantado pero desactivado si se requiere implantar otro dispositivo cardíaco a parte, evitando así las interacciones.

Diferencias entre robot, cyborg y androide | VCN

22 May 2016 ... ... que se usan para hacer posible la vida de los humanos, como los marcapasos por ejemplo, convierten en cyborgs a sus usuarios? ¿Qué tal ...


Volver malos recuerdos en buenos y viceversa | VCN

 ... Otra aplicación posible sería sustituir los llamados marcapasos cerebrales que se usan para controlar el párkinson, dice. Más allá, el potencial ...


¿Quién fue Alfred Hitchcock? | VCN

 ... y ambos regresan de nuevo a Los Ángeles, donde el también sufrirá una operación coronaria, en la que se implantará un marcapasos.

Fuentes : http://www.omicrono.com/
El marcapasos, un hallazgo colombiano