¿Comemos genes?

¿Comemos genes?
¿Comemos genes?

Por María Fabiana Malacarne.

Muchas veces las personas responden que no comen genes ni ADN (es un ácido nucleico que contiene instrucciones genéticas y se halla en los cromosomas)

¡Cuan equivocadas están!

Por cada comida completa que hacemos ingerimos miles de copias de más de 250 mil genes diferentes provenientes de la carne, las verduras y frutas que componen el plato.

Una hamburguesa con queso, tomate y lechuga puede proveer hasta 60 mg de ADN y una banana, 50 mg.

¿Por qué ocurre esto?

Todos los organismos vivos están formados por células y nosotros comemos organismos vivos: plantas, animales, hongos y los microorganismos que vienen con ellos. Todas las células tienen ADN.

El ADN (ácido desoxirribonucleico) es una larga molécula que se encuentra principalmente, en el núcleo celular; lleva toda la información genética, es decir las instrucciones necesarias para formar un organismo completo y está organizado en estructuras denominadas cromosomas.

Ese ADN lleva múltiples genes que son los responsables de la producción de proteínas o de la regulación de otros genes. Por eso siempre comemos ADN y, por lo tanto, genes.

¿El ADN transgénico es distinto que el convencional?

La molécula de ADN consta de dos cadenas o hélices unidas entre sí y formadas por cuatro moléculas más pequeñas, los nucleótidos. Cada nucleótido tiene una base nitrogenada, Adenina (A), Timina (T), Guanina (G) o Citosina (C), un grupo fosfato y un azúcar (la desoxirribosa).

El ADN ingerido es degradado durante la digestión, sin importar que sea de los genes propios de la planta o de transgenes.

Las nucleasas pancreáticas del intestino son enzimas que rompen el ADN y lo convierten en muchos nucleótidos (base nitrogenada+azúcar+fosfato), que luego son reducidos a unidades más pequeñas, los nucleósidos (base nitrogenada+azúcar).

Este último proceso es llevado a cabo por enzimas de la mucosa intestinal. Los nucleósidos finalmente son desdoblados en moléculas de azúcar y bases nitrogenadas.

Muchas investigaciones indican que luego del pasaje de los alimentos por el duodeno, más del 95% del ADN ya ha sido degradado y las bases absorbidas por los enterocitos que son las células epiteliales encargadas de absorber las moléculas alimenticias y transportarlas al interior del cuerpo.

Los seres humanos tienen una gran necesidad de ácidos nucleicos durante sus primeras semanas de vida, los cuales son provistos por la leche materna; hecho que demuestra que no son tóxicos.

Ya que el ADN convencional y el transgénico tienen la misma estructura no existe razón alguna para pensar que el consumo de plantas genéticamente modificadas pudiera dañar la salud.

¿Puede haber transferencia de genes a los microorganismos del tracto digestivo?

Si quedara alguna duda respecto a la transferencia de genes, por ejemplo de resistencia a antibióticos, desde el alimento hacia algún microorganismo de la flora intestinal cabe aclarar:

la cantidad de ADN recombinante o transgénico en el total de ADN consumido es realmente mínima,
todo el ADN es degradado durante su paso por el tracto digestivo, y aunque las bacterias han desarrollado sofisticados mecanismos para la transferencia horizontal de genes entre ellas, el intercambio de genes con los alimentos es extremadamente raro.

Un estudio realizado con ratas que consumieron un reconocido tomate (tomate transgénico de maduración retardada aprobado en EE.UU. en 1994 y retirado del mercado en 1996), que contiene el gen para resistencia al antibiótico kanamicina, demostró que las bacterias resistentes a kanamicina en el intestino podrían aumentar en un 0,00000000000026%; es decir que podrían encontrarse alrededor de 3 bacterias resistentes en ¡10 billones de casos!

Hielo del Sistema Solar , ¿origen de nuestra agua? | VCN

 ... Se ha sugerido que tanto los cometas como las condritas carbonáceas se formaron más allá de la órbita de Júpiter, quizá incluso en los ...


Analizan la atmósfera de una super-Tierra | VCN

 ... Antes de las nuevas observaciones, los astrónomos habían sugerido tres atmósferas posibles para GJ1214b. La primera era la fascinante ...


La paradoja de Monty Hall ... Un concursante se sitúa frente a tres ...

 ... Bien, seguramente la intuición os habrá sugerido a muchos que da lo mismo que cambiemos de posición o que mantengamos la inicial, ...

Publicado por : http://www.natura-medioambiental.com/
Creative Commons