Un reloj atómico en el bolsillo

Interior del Hoptroff 10
Interior del Hoptroff 10
Un reloj atómico en el bolsillo.

Un reloj atómico es el reloj más preciso que conocemos, pero en pocos sitios explican por qué se llama atómico o cómo funciona.

Así que nosotros hemos decidido tomar caras en el asunto e intentar explicarlo de forma sencilla sin entrar en detalles complicados, pero contando las bases científicas y explicando por qué un reloj atómico es tan preciso que jamás veremos uno retrasarse ni en nuestra vida ni en la de nuestro sistema solar.

Es esta precisión sin precedentes la que hace del reloj atómico el mejor sistema para medir tiempo, y es el motivo por el que no sólo se utilizan en investigación, donde son fundamentales como ya veremos, sino que también se emplean para mantener todos los relojes oficiales sincronizados al segundo o incluso con mayor precisión.

Me encantaría tener uno de estos un rato, pero no para utilizarlo, sino para abrir sus entrañas y ver qué se esconde en su interior.

Hace años que no utilizo relojes de pulsera (el que nos ocupa es de bolsillo, no de pulsera como inicialmente indiqué en el texto original) y sigo sin verle la gracia a los relojes-listos aunque se hayan caído de un manzano, más que nada porque para trasto ya llevo el móvil y sirve también de reloj, cuando menos chismes se lleven encima, mejor.

No tenía ni idea de que se hubiera pensado en construir un reloj atómico de bolsillo, pero sí, alguien lo ha hecho.

Hay muchos relojes que se sincronizan con señales de radio procedentes de observatorios, pero tener tu propio reloj atómico para llevar a diario es jugar en otra liga.

Un reloj atómico, como uno puede imaginarse, funciona con átomos; en teoría sólo se necesita uno para construir un reloj atómico. La idea de estos relojes se basa en explotar las propiedades de ciertos niveles atómicos. 

Estos niveles atómicos son inestables y cuando se excita un electrón a estos, al cabo de un tiempo acaban “bajando” a otro estado estable. La energía que se libera en forma de radiación, tiene unas propiedades únicas que quedan definidas por los niveles entre los que salta el electrón.
El fabricante de objetos exclusivos Hoptroff, de Londres, que es físico además de propietario de una boutique de altos vuelos, pensó en crear una pequeña maravilla con corazón de palpitante cesio.

Su primer modelo de reloj atómico de bolsillo, el Hoptroff 10, data del 2013 y no era nada barato, viene a salir por unas 100.000 libras.

Desconozco si hay más fabricantes de objetos similares, en todo caso no creo que sean muchos. Lo que si parece claro es que Hoptroff fue el primero en alumbrar una idea tan asombrosa como esta.

¿Qué contiene en su interior? Hoptroff diseñó un reloj muy completo, mecánico y con un diseño arriesgado, pero lo más atractivo es lo que le da vida.

Un reloj atómico en el bolsillo

Según datos del fabricante, vendría a tener una precisión de 1,5 segundos cada milenio.

De hecho esta precisión (que viene dada de forma fundamental, no por los instrumentos de medida) es tan grande que la frecuencia de vibración de esta radiación emitida es lo que se utiliza en un reloj atómico como “patrón universal” ya que definidos los niveles y el tipo de átomo, esta frecuencia de vibración es siempre idéntica en cualquier parte del universo. 

Tan universal es esta propiedad que el resto de unidades de tiempo se miden en función de estas vibraciones, como se puede leer en Wikipedia:

Un segundo es la duración de 9 192 631 770 oscilaciones de la radiación emitida en la transición entre los dos niveles hiperfinos del estado fundamental del isótopo 133 del átomo de cesio (133Cs), a una 
temperatura de 0 K

A nadie le hace falta tanto, simplemente es un elemento más en lo que es tecnología pensada para alguien excéntrico, y millonario, claro está.
El núcleo del reloj está formado por un chip Quantum SA.45s.

No es un circuito pensado para el uso común, sino que su destino original es el de controlar tecnología militar o de satélite, teniendo en cuenta que se ideó para tener un control preciso del tiempo en lugares en los que las señales de GPS lo tienen difícil para penetrar o simplemente no llegan, como en las profundidades del océano o en el guiado muy preciso de misiles de crucero.

El artilugio tiene su miga: una cámara hermética contiene gas de cesio en condiciones de temperatura controladas por un láser, un resonador de microondas se encarga de recibir las emisiones de los átomos de cesio cuando sus electrones cambian de nivel de energía.

Y, de ese “bip bip” nuclear, nace el ritmo que mantiene viva esta joya mecánica de precio terrorífico. 

El reloj atómico más estable y preciso | VCN

 ... El reloj atómico más estable y preciso . Anunciando una nueva era de excelente cronometraje, un grupo de investigación ha dado a conocer ...



Cuando nuestro reloj biológico falla ¿Qué ocurre ? | VCN

 ... Parece ser que nuestro reloj interno tendría relación en el desarrollo de diversas enfermedades. Cuando hablamos de ritmos circadianos nos ...


Historia y evolución del reloj (Segunda Parte) | VCN

 ... El reloj de combustión fue un invento usado por los bizantinos para medir el tiempo según la velocidad de combustión de las varas de ...

Apareció originalmente en Tecnología Obsoleta
Contenido Creative Commons