¿Dónde está la memoria?

¿Dónde está la memoria?

No, no me pregunto en qué área o zona cerebral encontramos la memoria, pues anteriormente creíamos que esa zona era el hipocampo y hace poco pusimos en duda si esto era real, gracias a las nuevas investigaciones con el legendario paciente HM.

No, hoy vamos a hilar aún más fino si cabe.

No nos preguntamos “dónde está la memoria” a nivel macroscópico, en qué área, sino más bien a nivel microscópico:

¿La memoria está en las conexiones neuronales o sinapsis? ¿Estamos seguros de ello?

No, parece que la memoria NO está en las sinapsis neuronales.

Hasta el momento, según comentan en la prestigiosa revista Scientific American, se pensaba que la memoria se formaba gracias a la creación de nuevas sinapsis o conexiones neuronales (sí, las mismas que mueren a causa del uso del alcohol y drogas).

Cada vez que recordamos algo, estas conexiones neuronales se reactivan y fortalecen.

Por ello, era lógico pensar que las sinapsis son las responsables de almacenar los recuerdos, y esta idea ha dominado la neurociencia durante más de un siglo.

Ahora, un estudio realizado por la Universidad de California pone en duda estos cimientos, desmintiendo lo que creíamos cierto hasta el momento:

La memoria no estaría en las sinapsis neuronales, sino dentro de las mismas neuronas.

Si las nuevas investigaciones que se realizarán a partir de este hallazgo confirman esto, sería revolucionario para el tratamiento de trastornos como el TEPT o trastorno de estrés postraumático, donde se producen recuerdos dolorosos vividos y tremendamente intrusivos.

Hace más de diez años se empezó a investigar con el uso del propranolol como tratamiento para el trastorno de estrés postraumático, pues se pensaba que dicho fármaco podía impedir la formación de nuevos recuerdos bloqueando la producción de proteínas necesarias para la creación de sinapsis.

Desgraciadamente, si el fármaco no se administraba inmediatamente después del evento traumático, no tenía efecto alguno.

Ahora, tras algunas investigaciones, la evidencia sugiere que cuando se forma un nuevo recuerdo, la conexión que se produce y reactiva con dicho recuerdo también es susceptible de ser alterada (un proceso denominado “reconsolidación de la memoria”).

Si se usa propranolol u otras técnicas como la estimulación eléctrica transcreaneal, estas sinapsis pueden bloquearse o alterarse en el acto.

Eliminar las sinapsis no es suficiente para alterar la memoria

Sabiendo esto, David Glanzman, neurobiólogo de la UCLA, quiso investigar este proceso de alteración de sinapsis en un molusco llamado Aplysia (de uso común en los estudios de neurociencia). Glanzman y su equipo se dispusieron a dar pequeñas descargas eléctricas al molusco con el fin de crear nuevas sinapsis cerebrales, y por tanto nuevos recuerdos.

Posteriormente, transfirieron sus neuronas a una placa Petri y las activaron mediante choques eléctricos y una dosis de propranolol, como hemos comentado antes.

En un principio parecían confirmarse las investigaciones, pues las sinapsis eran destruías; pero cuando las células fueron expuestas de nuevo a los choques eléctricos, la memoria regresaba en apenas 48 horas.

Esto, según Glanzman, implicaría que la memoria no está en las sinapsis cerebrales, sino dentro de las mismas células cerebrales o neuronas.

Es decir, que la huella memorística quedaría en forma química dentro del cuerpo neuronal, pudiéndose modificar mediante alteraciones del ADN a nivel genético, una hipótesis que tanto Glanzman como otros autores creen posible.

Aunque otros, como el Premio Nobel de Medicina del año 2000, Enric R. Kandel, creen que 48 horas es poco tiempo y la consolidación memorística aún es sensible.

Aún así, es posible que estos resultados puedan mejorar el tratamiento de el trastorno de estrés postraumático, entre otros. Veremos que dicen las investigaciones a partir de estos hallazgos.

Descripción astronómica del ojo | VCN

 ... Por eso al telescopio se usa la visión desviada o se golpea suavemente el tubo del telescopio, la imagen débil aparece más brillante.


A 4600 metros en una silla de jardín atada a globos | VCN

 ... quisiese bajar, utilizaría la pistola para pinchar algunos globos y así descender suavemente. Pero se equivocó, y mucho, con sus cálculos.


Viajes al centro de la Tierra | VCN

 ... A medida que nos cayésemos hacia el centro de la Tierra, la aceleración de la gravedad iría disminuyendo suavemente hasta llegar a los ...