Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Problemas de beber demasiada agua

Problemas de beber demasiada agua¿Adictos al agua? Beber demasiada agua puede ser peor que beber poco. 

Siempre hemos asociado el agua con la vida.

De hecho, eso es lo que se intenta buscar en primera instancia a la hora de detectar vida en otros lugares fuera de la Tierra, además de moléculas orgánicas claro.

Se nos ha dicho que “lo ideal” es beber alrededor de 2 litros de agua diarios, contando alimentos claro (no se confundan con beber 2 litros líquidos de forma exclusiva como suele pasar).

Pero, como en todo, la dosis es importante para acabar convirtiendo algo beneficioso en un veneno mortal, y el agua no se escapa de esto. Beber demasiada agua, a diario, puede ser incluso peor que sufrir una deshidratación común.

Problemas de beber demasiada agua

Se oye hablar de bondades del agua, como la “desintoxicación”, pero pasarse es incluso peor que quedarse corto de agua.

La obsesión o incluso adicción a beber agua, denominada potomania, es el consumo de un exceso diario de agua potable de manera descontrolada (más de 4 litros de agua diarios, llegando a casos que consumen incluso 10 litros por día, una barbaridad).

Y, ojo, porque el exceso de agua es potencialmente mortal. Por supuesto hablamos de exceso grave, no de pasarse por medio litro.

Sudor excesivo

Uno de los problemas de beber demasiada agua es el sudor excesivo, también denominado hiperhidrosis, como ya os comentamos en su día en el artículo “Doctor, ¿por qué me sudan las manos?“. Es un problema bastante común por lo que he podido detectar gracias a la gran cantidad de emails recibidos sobre este artículo. El problema es el círculo vicioso ocasionado:

Sudamos mucho, tendemos a beber más agua para compensar, y nuestro sistema renal y las glándulas sudoríparas tienden a aumentar el sudor por el aumento de agua. Y así, sigue el círculo.

¿Solución? A parte de consultar a nuestro profesional médico de referencia, es conveniente probar a beber menos agua (siempre en los límites adecuados, sin tender a la deshidratación). Muchos pacientes notan como sudan menos a raíz de disminuir la ingente cantidad de líquido que consumían anteriormente.

Insomnio

Durante el sueño, se libera una hormona reguladora del agua a nivel del organismo, la ADH o hormona antidiurética, cuyo fin es que podamos dormir adecuadamente y nuestros riñones no nos den el aviso de que hay que ir a orinar.

Sin embargo, si le damos un exceso de agua a nuestro cuerpo, los riñones no harán caso a la ADH, y sí al volumen inesperado que tienen que filtrar, lo que en consecuencia nos hará ir a orinar a deshoras.

Insuficiencia renal crónica

A largo plazo, enlazando con el caso anterior, ocurre algo similar en los inicios de una insuficiencia renal en los individuos diabéticos.

En un principio, aumenta la filtración renal de líquido (la diabetes provoca más sed de lo normal, y el beber más ocasiona mayor filtrado y mayor trabajo para los riñones), pero poco a poco los riñones se ven saturados, y la filtración va disminuyendo hasta acabar reteniendo sustancias no deseadas como el potasio (causante de arritmias si supera ciertos limites) o la hormona PTH (causante de picor en etapas avanzadas de la insuficiencia renal crónica).

Hablamos de casos donde los riñones ya están enfermos, ya sea por diabetes o por otras enfermedades, pero el exceso del líquido elemento en cantidades no deseadas no hace más que empeorar la situación.

El agua como veneno

Un caso extremo lo podemos ver en el Daily Mail, donde se habla de Jacqueline Henson, una mujer de 40 años que falleció en 2008 por intoxicación por agua.

Dicha mujer, todo sea dicho, se encontraba en un programa de pérdida de peso muy estricto, y acabó muriendo tras la ingesta de 4 litros de agua en apenas dos horas.

Esto se debe a que un exceso de líquido en un corto espacio de tiempo deja poco margen de maniobra a nuestro organismo para compensar la situación, y el equilibrio de sales e iones de nuestro organismo no puede volver a la normalidad tan rápido.

Los riñones se ven saturados, y los niveles de sales iónicas en sangre también se acaban afectando, causando en primera instancia dolor de cabeza y posteriormente un fallo renal agudo por intoxicación por agua.

Por su parte, las células cerebrales también se acaban afectando, pues al haber demasiado líquido exterior compensan absorbiendo agua, hinchándose, aumentando la presión del cráneo y, en casos graves, causando hiponatremia (falta de sales, que puede ser fatal).

Como ven, el exceso es tan malo o más que el defecto.
¿Cuánta agua es realmente necesaria para el día a día?

Como hemos dicho, todos los casos anteriores se deben a un exceso de consumo de agua diario, ya sea más lento o más corto, pero siempre excesivo (más de 3 – 4 litros diarios). Pero, ¿cuánta agua es la cantidad ideal?

Según las últimas recomendaciones del Instituto de Investigación Agua y Salud, para un hombre adulto la cantidad máxima deberían ser 3 litros, y para una mujer adulta 2,2. Os dejo la tabla detallada aquí:

 Problemas de beber demasiada agua

OJO, vuelvo a recordar que dentro de estas cantidades de agua también se incluyen otras bebidas (té, café, leche, zumos) o alimentos (frutas, verduras, y demás alimentos). También podemos incluir las bebidas alcohólicas o refrescos, con un elevado porcentaje de agua, pero su elevado porcentaje de azúcar no las hace recomendables evidentemente.

Por otra parte, para acabar y aunque sea de sentido común, si realizamos ejercicio físico a diario o cualquier actividad de esfuerzo, la cantidad de agua que necesitaremos ingerir se elevara de forma proporcional.

No es lo mismo pasar un día de reposo que un día con 2 horas de ejercicio físico, evidentemente. Los cambios o modificaciones a estas medidas de ingestión de agua deben ser en relación a nuestra actividad diaria.

En cambio, si se trata de tomar agua en la manera adecuada , los beneficios para la salud son varios.

1. Favorece la digestión. Beber una taza de agua caliente por las mañanas sirve para eliminar las toxinas del cuerpo. El agua tibia ayuda a descomponer los alimentos en el estómago más rápidamente y hacerlos más digestibles. El agua fría, en cambio, tiene un efecto negativo: endurece las grasas de los alimentos consumidos y provoca que se acumule en el estómago.

2. Combate el estreñimiento. Beber agua tibia o caliente con el estómago vacío ayuda a mejorar los movimientos intestinales, por lo que las comidas pasarán por los intestinos con mayor facilidad.

3. Alivia el dolor. Tanto el dolor de cabeza como el dolor menstrual pueden aliviarse gracias al agua tibia. Tiene un efecto calmante y relajante sobre los músculos abdominales, lo que puede proporcionar a su vez alivio para calambres o espasmos musculares. El agua tibia hace que mejore la circulación de la sangre y con ello se relajan los músculos contraídos.

4. Elimina el exceso de peso. El agua templada aumenta la temperatura corporal, por lo que aumenta la tasa metabólica, de manera que se queman más calorías. Lo mejor es beberla por la mañana, incluso con limón, porque así 'ataca' al tejido adiposo y la pectina del limón tiene un efecto saciante.

5. Mejora la circulación sanguínea. Los depósitos de grasa en el cuerpo se eliminan con un vaso de agua tibia. Esto limpia las toxinas que circulan por el cuerpo y así mejora la circulación sanguínea.

6. Detiene el envejecimiento prematuro. Las toxinas son las que pueden provocar el envejecimiento. El agua tibia o templada las elimina y repara las células de la piel, haciéndolas más elásticas.

kiwi para adelgazar | VCN

... Tener un estado de salud en optimas condiciones, beber mucho agua diariamente pero no en exceso ya que puedes eliminar los minerales ...


¿Los helados nos producen “congelación cerebral”? | VCN


... Pero si sois como mi amigo y no podéis evitarlo, beber agua tibia o leche puede mejorar el dolor rápidamente. Vía | CBS News. La entrada ...


9 consejos para cuidar tus dientes | Vida cotidia nitica

 ... Sin comer o beber durante un tiempo, nuestra boca y dientes se encuentran ... las mejores opciones por parte de los expertos son beber agua, ...

Contenido Creative Commons