Ya hay papel que no sale de los árboles

Papel que no sale de los árboles
Pixabay
Por fin: un papel que no sale de los árboles

Investigadores californianos han desarrollado una novedosa lámina de papel que no utiliza como materia prima la tradicional pasta de fibras vegetales molidas proveniente de árboles.

Este novedoso material pretende revolucionar el actual proceso de re-utilización del papel, desmontando el actual ciclo insostenible de producción y el uso de tinta tradicional para poder escribir sobre él.

El sistema basa su tecnología en un material especial que permite la re-utilización del papel a partir de un novedoso sistema de borrado de su contenido a partir de luz ultravioleta y calor.

Según los expertos, la fabricación de papel es una de las actividades industriales con mayor impacto sobre el medio ambiente.

No solo por la tala indiscriminada de árboles para la obtención de la necesaria pulpa de celulosa con la que se fabrica el papel, también por el uso de compuestos químicos para su tratamiento como el polipropileno y el polietileno, considerados como altamente tóxicos.

Con la generalización de los nuevos formatos digitales hay quien aventuró el fin del papel impreso en pocos años, pero lo cierto es que seguimos consumiendo papel de forma masiva.

Pero, con la consolidación de los puntos de recogida de desechos de papel y cartón, la industria papelera ha encontrado en el proceso de recuperación de papel una segunda linea de negocio con la que intentan satisfacer las exigencias de los usuarios comprometidos con el reciclaje y el medio ambiente.

No obstante, el desperdicio global de papel sigue siendo desorbitado.

¿Cuántas hojas se imprimen diariamente?

¿Cuál es la vida útil de un folio impreso? ¿Somos conscientes del impacto global de la industria papelera sobre el medio?

Algunos expertos advierten de la insostenibilidad del actual modelo de producción de papel ordinario y de la necesidad de establecer alternativas reales al uso de la pulpa de celulosa como material base de la industria del papel.

La solución aportada por el equipo de expertos químicos de la Universidad de California, liderado por el profesor Yadong Yin, podría ser la clave para el desarrollo de una variante avanzada de papel que no utiliza árboles como materia prima.

Entre las principales ventajas de este material revolucionario está la de poderse reutilizar tantas veces como se quiera sin perder contraste ni definición, gracias a un proceso de óxido-reducción que no emplea productos químicos tóxicos y que permite su blanqueamiento mediante la aplicación de luz ultravioleta.

Además, este papel está pensado para mantener intacto el contenido del papel a temperatura ambiente durante un periodo de vida útil de varios días. Tiempo más que suficiente para casi cualquier aplicación práctica.

A partir de dicho momento, el contenido se oxida y empieza a perder definición, pero para su borrado definitivo basta con calentar el papel hasta una temperatura de 115 grados Celsius.

Para ello, sus creadores han desarrollado un novedoso sistema de borrado a partir de una impresora láser que borra el contenido del papel a partir de luz ultravioleta y calor.

Aunque este papel utiliza hidroxietilcelulosa como agente espesante, sus creadores han conseguido prescindir por fin de la tradicional pulpa de celulosa extraída de los árboles.

El siguiente reto del profesor Yin es poder llegar a incrementar el número de usos de cada folio a cien, en un claro intento de reducir los costes generales, acabar con el indiscriminado desperdicio de papel e incrementar la vida útil de los folios empleados.

El aprendizaje, sonidos con imágenes | VCN

... Utilizaron palabras nuevas para designar imágenes con forma puntiaguda o redondeada. Rápidamente, los niños fueron capaces de asociar ...


VCN: Lekobide, el último rey vasco

 ... El pulso de Lekobide, tras decir esas palabras, cesó y, entre lágrimas, Oria transmitió su mensaje a los demás sin llegar a comprender del todo lo que le había ...


¿Dejamos de “controlarnos” cuando nos hacemos mayores? | VCN

 ... Un ejemplo típico es la tarea Stroop (Stroop, 1935), en la que los participantes tienen que indicar el color en el que está escrita una palabra e ...

Fuente: Think Big
Compartido bajo licencia Creative Commons.