Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Microsplásticos en los sedimentos marinos

Microsplásticos en los sedimentos marinos.

Microsplásticos en los sedimentos marinos
Miles de millones de fibras plásticas contaminan cada kilómetro cuadrado de los sedimentos marinos en todo el mundo.

Uno de los misterios que faltaba por resolver era cómo no había tanto plástico en los mares pese a la gran producción de los mismos que hace el ser humano.

La contabilización de los plástico producidos, menos los destruidos, menos los que llegan a la costa no cuadraba con la cantidad de plástico que hay flotando en los mares y que era supuestamente poca cantidad.

Hemos visto ya dos explicaciones al respecto, una de ellas era que parte se almacena en los hielos polares.

Ahora vamos a ver una tercera explicación que se publicó el mes pasado.

La contaminación por plástico es un problema mundial.

Afecta a la vida marina y también al turismo en todos los mares del mundo.

Sin embargo, el alcance del daño realizado es complicado de ponderar.

Como ya sabemos, el plástico no se degrada, a los microorganismos todavía no les ha dado tiempo evolucionar al respecto y poder metabolizarlos.
Lo que ocurre es que el plástico se fragmenta cada vez más, hasta que pasa a formar parte del plancton marino.

Pese a que el plástico es relativamente inerte, puede absorber contaminantes que luego pasan a la cadena alimenticia.

Ahora, un estudio publicado en Royal Society Open Science revela que miles de millones de fibras plásticas contaminan cada kilómetro cuadrado de los sedimentos marinos en todo el mundo.

Según este estudio parte de los microplásticos que se acumulan en los océanos caen al fondo marino en donde se acumulan a lo largo del tiempo entre los sedimentos.

Al parecer la cantidad de este material en los mares profundos es cuatro veces más grande que la que hay en mares someros y regiones costeras.

Según Lucy Woodall (Natural History Museum) es alarmante encontrar tantos altos niveles de contaminación, especialmente cuando el efecto de todas estas partículas sobre el delicado equilibrio de los ecosistemas marinos profundos es desconocido.

El estudio, en el que han participado varias instituciones internacionales se centró en el análisis de los sedimentos marinos y muestras de coral recolectadas por Woodall y sus colaboradores en 16 sitios del Mediterráneo, el Atlántico y el Índico.

Estos análisis revelaron que las partículas de microplástico de 2 a 3 mm de longitud eran abundantes en todas las muestras, con una densidad que iba de las 1,4 a las 40 fibras por cada 50 ml de sedimento.

Estas partículas eran de distintos colores, pero principalmente azules, negras, verdes y rojas.

El rayón contribuía con un 56,9% del total, al que se añadían el poliester, poliamidas, acetato o acrílico entre otros.

Según Richard Thompson, de Plymouth University y coordinador del proyecto, el hábitat de las profundidades marinas se extiende 300 millones de kilómetros cuadrados globalmente, así que el descubrimiento de estos microplásticos sugiere que su acumulación puede ser incluso mayor de lo que se había predicho previamente y el alcance de sus efectos nocivos dependerá de su abundancia.

Añade que este descubrimiento es de gran relevancia para la comprensión del potencial que tienen estas partículas de dañar el ambiente marino.

Copyleft: http://neofronteras.com/?p=4587
Contenido Creative Commons