¿Bacterias intestinales contra enfermedades autoinmunes?

¿Las bacterias intestinales podrían ayudarnos a tratar las enfermedades autoinmunes?
¿Las bacterias intestinales podrían ayudarnos a tratar las enfermedades autoinmunes?

Volvemos a hablar de las bacterias intestinales, y es que estos ‘bichillos’ que viven con nosotros cada vez nos sorprenden más por las funciones tan increíbles que realizan en nuestro cuerpo.

Por ejemplo, hace poco hablamos sobre el posible uso de las bacterias intestinales para ayudarnos a tratar las enfermedades cerebrales; ahora, otro equipo de investigadores ha descubierto que también podrían usarse para otra clase de enfermedades bien diferentes.

El estudio, publicado en la revista científica Nature y que ha sido llevado a cabo por los científicos del Newcastle University en Reino Unido y del University of Michigan Medical School, ha revelado cómo nuestros microbios intestinales han sido capaces de evolucionar para digerir la compleja pared celular de las levaduras.

Una bacteria propia del intestino del ser humano para luchar contra las enfermedades autoinmunes

Los seres humanos llevamos ingiriendo alimentos fermentados durante miles de años, el tiempo necesario como para que unas bacterias denominadas Bacteroides thetaiotomicron adquiriera la capacidad de digerir la complicada pared celular que envuelve a las levaduras.

De hecho, estas bacterias son prácticamente únicas, ya que solo se encuentran en el intestino de los seres humanos.

Por tanto, estas bacterias que han evolucionado para digerir las levaduras presentes en los alimentos fermentados nos defienden a su vez de diversas enfermedades infecciosas que son producidas por levaduras.

Además, también nos pueden ayudar a combatir enfermedades autoinmunes (aquellas en las que nuestras defensas se despistan y acaban atacando a nuestras células en lugar de los gérmenes) como, por ejemplo, la enfermedad de Crohn, donde diferentes partes del tubo digestivo se inflaman ocasionando dolor en el área del vientre, fiebre, fatiga, pérdida del apetito y demás síntomas intestinales.

Los fármacos prebióticos, una alternativa para tratar las enfermedades intestinales

Los investigadores creen que aumentando el número de estas bacterias en nuestro intestino podremos luchar contra esas enfermedades. ¿Cómo? Mediante el desarrollo de fármacos prebióticos que estimulen selectivamente el crecimiento de B. thetaiotomicron.

Recuerden que los prebióticos son aquellas sustancias que favorecen el crecimiento de nuestra flora intestinal y que cada vez están cobrando más importancia.

Dicho en otras palabras, gracias al descubrimiento sobre cómo actúa B. thetaiotomicron en nuestro cuerpo, se abren nuevas vías terapéuticas que aún deben desarrollarse con el objetivo de ofrecer una nueva posibilidad para luchar contra las enfermedades intestinales y autoinmunes.

Imaginasen el panorama que se podría presentar en el futuro, imaginate que se pudiera desarrollar una pastilla que al tomártela permitiera tratar la enfermedad de Crohn, entre otras enfermedades autoinmunes e intestinales que reducen considerablemente nuestra calidad de vida.

La perspectiva es, sin duda, muy alentadora.

Compartido bajo licencia Creative Commons.