El aliento, futuro de las pruebas médicas

El aliento, futuro de las pruebas médicas
El aliento, futuro de las pruebas médicas.

Un dispositivo en desarrollo examina el aliento para detectar diversos tipos de cáncer, problemas cardiovasculares y enfermedades pulmonares como la tuberculosis.

Los dispositivos para detectar enfermedades por el aliento se parecerán a los alcoholímetros

A todos nos gusta oír que los médicos han inventado una nueva vacuna o una nueva forma de combatir el cáncer, pero no toda la investigación médica está orientada a la cura de enfermedades.

Una parte importante de las innovaciones sanitarias que pueden mejorar nuestro bienestar consisten en encontrar métodos diagnósticos más eficaces.

Muchas de las enfermedades más problemáticas no lo son tanto si se detectan a tiempo, ya sea a través de un análisis de sangre, una biopsia o una escáner cerebral.

El problema de muchos de estos métodos es que son caros, lentos y, en ocasiones, invasivos, por lo que sólo se ofrecen a los pacientes cuando hay claros indicios de que se está cursando una enfermedad.

La revolución en el diagnóstico vendrá de la mano de una prueba barata, eficaz y que pueda detectar muchas enfermedades al mismo tiempo.

Y esta podría ser el examen de aliento. Varios grupos de investigación, de distintos hospitales y empresas del mundo, están desarrollando dispositivos (muy similares a los aparatos que se usan en los controles de alcoholemia) para detectar diversos tipos de cáncer, problemas cardiovasculares y enfermedades pulmonares como la tuberculosis.

Un prototipo israelí detecta el olor emitido por las células cancerígenas con una precisión del 90%

Un invento prometedor

“Es el futuro de las pruebas médicas”, asegura el médico Raed Dweik, investigador del Cleveland Clinic’s Respiratory Institute, en un reportaje de la revista Ozy.

Su equipo está desarrollando una prueba de aliento que podría diagnosticar los problemas cardiacos de forma inmediata, sin necesidad de consultar la historia médica, realizar un examen, un análisis de sangre y un electrocardiograma, pasos hasta ahora imprescindibles.

Su aparato logró identificar correctamente a los pacientes que tenían problemas cardiacos en un ensayo clínico, cuyos resultados se publicaron el año pasado en en el Journal of the American College of Cardiology, pero todavía tiene un largo camino que recorrer hasta ser barato, rápido y manejable.

 “El verdadero objetivo –que todavía no hemos alcanzado– es crear una aparato de diagnóstico similar a los glucómetros que usan los pacientes con diabetes”, explica Dweik, que cree que su aparato tendrá viabilidad comercial en unos cinco años.

Otro grupo de investigadores, en este caso israelitas, ha diseñado un dispositivo similar para detectar el cáncer de pulmón. Según sus promotores, el aparato –bautizado como NaNose– detecta el olor emitido por las células cancerígenas con una precisión del 90%, y es mucho más barato y rápido que los actuales métodos diagnósticos.

“En la mayoría de ocasiones, el paciente solicita un diagnóstico cuando los síntomas de la enfermedad han empezado a notarse”, explica el doctor Hossam Haick, responsable del desarrollo del ingenio, en el periódico Times of Israel.

 “Pasan meses hasta que el análisis se completa, y el proceso requiere equipamiento complejo y caro como tomografías y mamografías. Cada máquina cuesta millones de dólares y, al final, sólo ofrece resultados inexactos”.

Su invento, por el contrario, no sería más caro ni más difícil de utilizar que un alcoholímetro, y podría añadirse a cualquier revisión médica convencional para aumentar la detección precoz del cáncer, que es clave para ofrecer un tratamiento eficaz.


Las pruebas de aliento serán habituales en los chequeos médicos en menos de una década

Un largo camino por recorrer

El funcionamiento de estos dispositivos es relativamente sencillo de entender (no así de diseñar).

Los aparatos detectan los patrones de los compuestos orgánicos volátiles (VOC, por sus siglas en inglés), sustancias químicas que contienen carbono y se encuentran en todos los elementos vivos.

Al expulsar aire de nuestro cuerpo, expulsamos todo tipo de VOC, que contiene información sobre lo que está pasando en nuestro organismo.

La clave reside en detectar qué patrones de VOC indican que el sujeto padece una u otra enfermedad.

Algunas patologías como las enfermedades renales o la diabetes tienen patrones VOC fácilmente reconocibles (tanto que los médicos más entrenados pueden detectarlos al oler el aliento de un paciente), pero hay otras que son indetectables para el olfato humano.

Aunque los promotores de estos aparatos son tremendamente optimistas, lo cierto es que sus versiones actuales (que esperan ser aprobados por las distintas agencias del medicamento), no son tan maravillosas como se pintan.

El NaNose, por ejemplo, permite detectar los VOC, pero no indica de inmediato si el paciente padece o no cáncer de pulmón (que es el objetivo real de futuras versiones del dispositivo), sólo ofrece un conjunto de datos que deben ser interpretados por un especialista, tras un análisis estadístico.

La empresa estadounidense Menssana Research ha logrado que su detector de cáncer de pulmón tenga una precisión del 80%.

Se trata de una cifra prometedora pero, como reconoce el propio responsable de la compañía, el doctor Michael Phillips, aún es pronto para decirle a una persona que tiene cáncer sólo porque un examen de aliento así lo indique.

El sistema, en cualquier caso, si podría servir para realizar una primera criba. Aunque el aparato arroja todavía demasiados falsos positivos, los diagnósticos negativos tienen una precisión del 100%, lo que libraría a muchas mujeres de someterse a una mamografía innecesaria.

Las pruebas de aliento tienen un futuro prometedor en la práctica diagnóstica y, sin duda, serán habituales en los chequeos médicos en menos de una década.


VCN: Dispositivos implantables pueden revolucionar la medicina
Dispositivos implantables pueden revolucionar la medicina. Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas en Dallas, y de la Universidad de Tokio, ...


VCN: Células oculares hechas con impresión 3D
Logran células del ojo por primera vez gracias a la impresión 3D. La impresión 3D ha llegado para quedarse. Su papel en la medicina regenerativa promete ...


VCN: Guanábana y Lei gong teng contra el cancer
Conocida también como lei gong teng, la planta medicinal “Thunder god vine” utilizada en la medicina tradicional china desde hace siglos podría ser una ...

Publicado por : Canarias Ciencia y Tecnología
http://vidacotidianitica.blogspot.com/
Creative Commons