8 cosas sobre el amor que debes conocer

Las 8 cosas sobre el amor y las relaciones que todo romántico debe conocer Las 8 cosas sobre el amor y las relaciones que todo romántico debe conocer.

La ciencia no siempre es de lo más bonita pero ¿la ciencia aplicada al amor?

 ¡Solo puede traer cosas buenas!

Hoy veremos 8 estudios y sus ocho conclusiones que nos dan mucha información sobre aspectos del corazón que seguro pueden beneficiarte en tus relaciones amorosas.

1- La respuesta de enamoramiento solo tarda una quinta parte de un segundo en aparecer

Las sustancias químicas responsables de esa aceleración y euforia cuando vemos a la persona de la que estamos enamorados solo tardan 0,12 segundos en aparecer y actuar sobre nuestro cerebro.

En esta respuesta se ven involucradas más de 12 áreas cerebrales y sustancias como la dopamina, oxitocina, vasopresina o adrenalina. Vamos que a esa velocidad no hay nada que hacer para evitarlo…
2- Para el sexo y el amor se activan las mismas áreas excepto una, el cuerpo estriado

Parece ser que las áreas involucradas en el amor se sobreponen a las áreas encargadas de la respuesta sexual, esto parece indicar que la respuesta sexual es más complicada de lo que originalmente creíamos, involucrando factores motivacionales, emocionales y de pensamiento más avanzado.

Sin embargo aunque compartan circuitos hay una diferencia, el amor literalmente crece de una parte del estriado encargada del deseo hacía la otra que se activa ya cuando hay amor, parece ser que aquí se forma el hábito del amor, la “adicción” a esa persona.

Según este estudio el amor surge del deseo sexual. Parece ser que es muy difícil enamorarte (completamente) de una persona por la que no sientes ninguna atracción.

3- Los besos son una parte clave en encontrar a una buena pareja y en mantenerla

Aparte de ser la forma obvia de “probar” a la otra persona los besos parecen estar asociados a la calidad y duración de la relación, los estudios han encontrado que aquellas parejas que se besan más mantienen una relación más satisfactoria.

Sorprendentemente esta correlación no se encontró entre más frecuencia de encuentros sexuales y satisfacción. Así que ya sabéis: ¡No hay que escatimar con los besos!

4- Las parejas que conviven juntas más de 25 años parecen adoptar rasgos faciales similares

Probablemente se deba a que se comparte la misma dieta, estilo de vida y porque si una pareja aguanta tanto es porque ya debía haber similitudes de base, por ejemplo en la personalidad. De cualquier forma es un dato curioso, aunque el estudio no sea de extrema calidad. Bueno, dentro de 25 años solo nos hará falta comprobar las fotos de Facebook.

5- Las relaciones a distancia, ¡sí funcionan!

Parece ser que un estudio demuestra que son dos los procesos positivos para la pareja que se obtienen en una relación a distancia y que juegan un papel en el mantenimiento de la misma:
Las parejas a distancia se cuentan más información íntima.
Las parejas a distancia tienen una imagen más idealizada del otro.

Se puede conseguir una estabilidad y satisfacción similar con una relación a distancia que con una cercana, si se mantiene una comunicación íntima y frecuente con confianza el uno en el otro (lo cual no quiere decir que vaya a ser fácil). Así que no temas o huyas de una relación a distancia, con esfuerzo y esmero puede ser algo muy bonito.

6- Se han encontrado las 4 conductas que acaban con una relación

Las criticas repetidas.
Muestras de desprecio (tipo sarcasmo).
Estar a la defensiva.
Cerrarse en banda a la pareja y no comunicarse.

Este hallazgo, descubierto por Gottman parece obvio y lo es pero si lo pensamos bien, ¿Cuantas personas se cierran cuando tienen un problema, no se comunican con el otro o cuando están enfadadas en lugar de hablar pasan directamente a la crítica y el sarcasmo?

Pues tristemente muchas, al final, por mucho que se culpe a la otra parte, esa actitud pesa, y mucho, en una ruptura. ¡Involúcrate con tu pareja y comunícate todo lo que puedas! Para eso está la pareja.

7- ¡Ver películas puede salvar un matrimonio!

Concretamente el estudio se refiere a ver películas sobre relaciones de pareja de forma conjunta y comentarlas posteriormente.

Esto parece reducir las tasas de divorcio en un 50%. Parece ser que en el fondo ambas partes de la pareja saben lo que hacen mal, y verlo reflejado de forma externa les ayuda a ver que hay que modificarlo.

Sin duda es un ejercicio más rentable y factible para aquellos que se niegan a acudir a terapia.

8- ¡Los pequeños detalles del día a día son los que más cuentan!

Parece ser que los pequeños actos de amabilidad, como tirar la basura, unas palabras bonitas o traerle a tu pareja un café a la cama por la mañana tienen mucho más valor para esa persona que los actos materiales, aunque no lo parezca, impresionar a alguien se hace con el corazón y no con la cartera. Si de verdad amas a alguien, haz que tu conducta hable por ti.

Fuente: El artículo se publicó en Medciencia