Tics nerviosos o Síndrome de Tourette

 Tics nerviosos o Síndrome de Tourette
¿Qué son los tics nerviosos?

Los Tics nerviosos o Síndrome de Tourette, son movimientos o sonidos emitidos de forma involuntaria, en la mayoría de los casos rápidos, arrítmicos y estereotipados-repetidos.

Además sobrevienen en forma repentina y son recurrentes, es decir que se repiten en el transcurso del tiempo.

Estos tics pueden ser muy variados tanto en intensidad como en la localización y además tener un comportamiento diferente en el tiempo.


Por ejemplo un tic simple como el repetido pestañeo puede después de unas semanas o meses desaparecer definitivamente.

En ese caso no se trata de Síndrome de Tourette salvo que unas semanas después aparezca otro tic y el problema persista en el tiempo aunque con distintos tics que cambian, aparecen y desaparecen.

Hay otros comportamientos ”extraños”, la mayor parte de los cuales pueden ser llamados tics, que también tienen que ver con el Síndrome de Tourette.

Pueden darse como ejemplos, el girar con el cuerpo alrededor de un punto, decir ciertas palabras solo porque se siente el impulso de hacerlo, presentar repentinos ataques de ira, berrinches a pesar de haber estado muy tranquilo un instante antes, escupir compulsivamente, romper los cuadernos y libros escolares, repetir sus propias palabras o las de otros sin ningún sentido.

Para responder a la pregunta sobre qué es lo que pertenece a un Síndrome de Tourette y qué es lo que puede ser tic, se necesita una explicación algo más completa pues la variedad de tics es muy grande.

También lo son su comportamiento en el tiempo y los problemas frecuentemente asociados, que complican la comprensión de la problemática de los niños y jóvenes que los padecen.

A simple vista parece ser sencillo reconocer los tics pero puede presentar más dificultad reconocerlos, cuando uno encuentra personas que presentan tics poco comunes.


Comportamiento en el tiempo

Los tics generalmente aparecen, desaparecen, cambian. Durante ciertos períodos puede la persona tener tics todo el tiempo. A veces también, aunque raramente, durante el sueño nocturno.

Durante otros períodos, más tranquilos desde el punto de vista sintomático, quizas no se presentan tics o se atenúan marcadamente. En algunos reaparecen tics que se han presentado anteriormente; en otros se presentan nuevos, diferentes tics.

Pueden también reaparecer viejos tics con algunos cambios como la emisión de otros ruidos o un movimiento que en vez de cuatro veces, ahora se hace en ocho.

Fuente: http://www.teinteresasaber.com
Compartido bajo licencia Creative Commons.