Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

El secreto de la formación de los planetas

El secreto de la formación de los planetas
El secreto de la formación de los planetas.

Las mediciones de laboratorio más precisas hechas hasta ahora de los campos magnéticos atrapados en los granos dentro de un meteorito primitivo están proporcionando pistas importantes sobre la evolución del sistema solar primitivo.

Las mediciones indican que un factor de gran importancia en la formación del sistema solar fueron las ondas de choque que viajaron a través de la nube de gas polvoriento alrededor del Sol recién nacido.

Las líneas del campo magnético (en verde) se tejen a través de la nube de gas polvoriento que rodea el Sol recién nacido.

En el primer plano están los asteroides y los cóndrulos, los bloques de construcción de los meteoritos condríticos.

Mientras que los campos magnéticos solares dominan la región cercana al Sol, en la parte exterior, donde orbitan los asteroides, los cóndrulos conservan un registro de la variación de los campos magnéticos locales.

Puede parecer casi imposible determinar cómo se formó el sistema solar, dado que sucedió hace unos 4,5 mil millones de años, pero la formación del sistema solar fue un proceso desordenado que dejó numerosos escombros que los científicos pueden estudiar.

Entre las piezas más útiles de los desechos se encuentran el tipo de meteoritos más antiguos, primitivos y menos alterados, llamados condritos, que son trozos de asteroides rotos por las colisiones.

Han permanecido relativamente sin modificaciones desde que se formaron en el nacimiento del sistema solar. Principalmente está formados por pequeños granos de piedra, llamados cóndrulos, apenas de un milímetro de diámetro.

Los cóndrulos se formaron a través de eventos rápidos de fusión en la nube de gas polvoriento – la nebulosa solar – que rodeaba al joven Sol.

Algunos sectores de la nebulosa solar se deben haber calentado por encima del punto de fusión de la roca durante horas o días.

El polvo atrapado en esos eventos formó gotas de roca fundida, que luego se enfriaron y se cristalizaron en cóndrulos.

Imanes diminutos

A medida que los cóndrulos se enfriaron, los minerales de hierro en su interior quedaron magnetizados, como los bits en un disco duro, por el campo magnético local en el gas. Esos campos magnéticos se conservan en los cóndrulos incluso hasta el día de hoy.

Los cóndrulos, cuyos campos magnéticos se investigaron en el nuevo estudio, provienen de un meteorito llamado Semarkona, por el nombre del lugar de la India donde cayó en 1940. Pesaba 691 gramos (una libra y media).

Los científicos se centraron específicamente en los campos magnéticos capturados por granos “polvorientos” de olivino, que contienen abundantes minerales de hierro, que tenían un campo magnético de aproximadamente 54 microteslas, de intensidad similar al campo magnético en la superficie de la Tierra, que oscila entre 25 y 65 microteslas.

Coincidentemente, muchas mediciones anteriores de meteoritos también han encontrado intensidades similares en el campo magnético.

Ahora se entiende que esas mediciones detectaron minerales magnéticos contaminados por el campo magnético de la Tierra, o incluso por los imanes de mano utilizados por los coleccionistas de meteoritos.

Choques y más choques

De acuerdo con el modelo empleado por los investigadores para los eventos de calentamiento, las ondas de choque que pasaron a través de la nebulosa solar fundieron la mayoría de los cóndrulos.

Dependiendo de la fuerza y el tamaño de la onda de choque, el campo magnético de fondo podría haberse amplificado hasta 30 veces.

Lo que implica, dicen los investigadores, que el campo magnético de fondo en la nebulosa tenía una intensidad en el rango de 5 a 50 microteslas.

Esto refuerza la idea de que los choques fundieron los cóndrulos en la nebulosa solar en una ubicación cercana al cinturón de asteroides, que se encuentra en una órbita dos a cuatro veces más lejana del Sol que la Tierra.

NanoRetina, estará disponible muy pronto | VCN

 ... NanoRetina, estará disponible muy pronto. NanoRetina, el dispositivo biónico para volver a ver, estará disponible en sólo dos años ...


La Conquista del Monte Everest | VCN

 ... Un año antes, el suizo Raymond Lambert se quedó a apenas 350 metros de la cumbre, y en 1954 tenía previsto volver a intentarlo. Aquel año ...


Los Teletubbies ¿que tienen oculto? ( parte 2) | VCN

... A los pequeños les encanta coger un bolso, meter cosas en él, llevarlo a otro sitio, sacar esas cosas y volver a por más. Como los Teletubbies ...

http://cienciaaldia.com/
Fuente: Arizona State Univeristy