Las mejores novelas ucrónicas

Las mejores novelas ucrónicas. 

Algo que siempre me ha perseguido en mi vida y en mis acciones es el "Y si". 

¿Y si hubiera ido por este camino en mi vida? 

¿Y si hubiera saludado a esa chica? 

Es algo que durante cierto tiempo me llegó a obsesionar, el hecho de querer conocer todas las alternativas en mis acciones, algo que sabía que no era posible, y que aún así quería saber. 

Y solucioné esa obsesión a base de leer diversos historias que partían de esta misma idea, historias cuya base eran hechos pasados que nunca llegaron a pasar. 

Estas historias se conocen como ucronías, término acuñado por el filósofo francés Charles Renouvier y que quiere decir que, así como utopía es lo que no existe en ningún lugar, ucronía es lo que no existe en ningún tiempo. 

Por eso os dejamos hoy esta primera parte de la colección de las mejores novelas ucrónicas que podemos encontrar actualmente.


Patria

Si hay algo que obsesione a los escritores en cuanto a hechos que nunca pasaron, es la segunda guerra mundial. Si bien Patria de Robert Harris no es la que más lejos llega en este ejercicio de imaginación, si que es la más famosa de este tipo. Patria se sitúa en 1964, en una realidad en la que los nazis ganaron la segunda guerra mundial, y narra la historia de Xavier March, un detective de la Kriminalpolizei que investiga la muerte de un alto cargo nazi. Conforme avanza la trama, va descubriendo que no es un simple asesinato y que están involucrados numerosos miembros del partido.

Más allá de esto, es interesante ver el enfoque que le da Harris al mundo: siendo el punto de inflexión el hecho de que Reinhard Heydrich sobrevive al atentado en el que murió en la vida real, surje un imperio nazi que llega a extenderse ampliamente en territorio de la Unión Soviética, una Guerra Fría que enfrenta a EEUU y Alemania, una versión de Vietnam, pero con el ejército nazi y los soviéticos enfrentados y un mundo prácticamente subyugado al poder nazi, con un Hitler moribundo y una lucha interna para ver quién será su sucesor. Patria fue tan exitoso que la HBO hizo un remake para el cine protagonizada por Miranda Richardson y Rutger Hauer (que hizo del androide Roy Batty en Blade Runner).

El hombre en el castillo

Siguiendo con Blade Runner, su autor Philip K. Dick, escribió otra novela ucrónica en 1962, 30 años antes de la publicación de Patria. En esta novela, Dick retrata una victoria de las fuerzas del Eje (Alemania, Italia y Japón), y unos EEUU invadidos por japoneses y nazis, quedando solamente una región central "libre", pero controlado por el Eje, dejándolo totalmente debilitado, a diferencia de los poderosos Estados Unidos que retratan en Patria. Esta novela fue la primera en su tipo, definiendo este nuevo género de novela que conocemos actualmente.

En "el hombre en el castillo" el punto de divergencia es la muerte del presidente Roosevelt en 1933, causando que EEUU no sea capaz de salir de la crisis originada en 1929 y haciendo que EEUU no interviniera en la segunda guerra mundial. En lugar de una línea argumental, el libro sigue varias líneas argumentales, como el de un espía de la Abwehr, un ciudadano japonés y dos obreros de San Francisco, entre otros. Lo curioso de este libro es que todos los protagonistas han leído "La langosta se ha posado", otra ucronía dentro del propio libro en el que el Eje acaba perdiendo la guerra pero no la pierde del modo que conocemos, sino que Pearl Harbor nunca pasó e Inglaterra es la gran vencedora de la guerra, reconstruyendo su imperio pasado y entrando en una Guerra Fría contra EEUU.

En el día de hoy

Seguimos con las novelas ucrónicas basadas en el período de guerras, salvo que "En el día de hoy" está basada en la Guerra Civil en la que los republicanos derrotan a las fuerzas franquistas. En la novela de Jesús Torbado el punto de inflexión en la historia es cuando, durante la batalla del Ebro Francia abre sus fronteras, permitiendo el paso de suministros y abastecimientos para el ejército republicano, lo que permiten rechazar el ataque y, en última instancia, expulsar a los rebeldes de España.

Estos expulsados eligen como destino Portugal, o Cuba (a la cual se muda el propio Franco), mientras que Ernest Hemingway, ya afincado en la capital, escribe Madrid es una fiesta, la cual muy similar a su novela real The Sun Also Rises. Pero empieza haber cierta inestabilidad en el gobierno y una lucha en el poder enfrentando a anarquistas y comunistas, todo esto mientras que los sublevados intentan un segundo levantamiento. Como dato curioso, el título de la obra hace referencia al último parte de guerra -y único firmado por el propio Franco-, el cual empieza con esas mismas palabras.

Britania Conquistada

Para explicar esta novela, un rápido inciso en la historia: la Armada Invencible fue una armada de barcos proyectada por el rey español Felipe II para la invasión de Inglaterra, la cual se acabó hundiendo frente a las costas de Inglaterra. En esta ucronía escrita por Harry Turtledove, un auténtico experto en la materia, la Armada Invencible consigue tener éxito y se sitúa 10 años después de la invasión, con la reina inglesa Isabel I encarcelada en la Torre de Londres, y con las islas británicas aún ocupadas por tropas españolas y la población subyugada a la obediencia de la Roma católica.

Mientras tanto, la hija de Felipe II Isabel y su esposo Alberto reinan en Inglaterra, la salud de Felipe II empeora, y los españoles encargan a un dramaturgo local, William Shakespeare, la composición de una obra de teatro sobre el rey que perdure durante siglos y siglos. Sin embargo, los españoles no se fían del dramaturgo, y encargan al teniente Lope de Vega vigilar a Shakespeare, teniendo a ambos escritores como protagonistas, todo esto mientras los rebeldes ingleses tratan de convencer a Shakespeare para crear la obra de forma que consiga sublevar al pueblo inglés frente a los invasores españoles.

Series Worldwar

Otra obra maestra de Turtledove, un saga de 8 libros denominada por los fans Worldwar series. En esta ocasión, no hay punto de inflexión en la historia, sino que directamente cambia toda la historia de forma radical ya que, durante la segunda guerra mundial, se produce una invasión extraterrestre por unos alienígenas que se hacen llamar The Race, y deciden invadir la Tierra (o Tosev 3, como ellos la conocen) debido a que, de todas las razas que habían estudiado y conquistado, la raza humana era la que más rápida había progresado.


El filo de la hierba

Empezamos con un clásico argumento entre los escritores de novelas ucrónicas: la victoria de la Alemania Nazi en la segunda guerra mundial. En El filo de la fierba, del escritor vasco Harkaitz Cano, seguiremos concretamente dos líneas temporales. Una línea temporal se situará en 1945, en la que Hitler (conocido en la novela como el hombre pequeño) y su flota, tras conquistar toda Europa, se dirige a Manhattan para empezar a conquistar EEUU y mientras, el comediante Charlie Chaplin (denominado como el comediante) viaja preso en la bodega del mismo barco en el que viaja Hitler, tras haber sido arrestado y torturado por la sátira que hizo Chaplin en El Gran Dictador, ridiculizando a Hitler.

En esa misma ruta marítima, 80 años antes, se desarrolla la segunda línea temporal, en la que un polizón llamado Olivier Legrand viaja oculto en el barco que llevó la Estatua de la Libertad, desmontada, de Francia a EEUU. Las dos historias acabaran confluyendo, todo ello con aire de farsa o de fábula, y unos personajes y situaciones poco realistas, sino que son poco desarrollados y caricaturizados, todo ello con el fin de ser una historia para entretener y poco más, de ahí la utilización de nombres genéricos como el hombre pequeño o el comediante. Un punto de vista interesante para dotar a la novela con cierto aura de unicidad en un argumento ucrónico bastante repetido.

The Two Georges

Hablar de ucronías significa hablar de Harry Turtledove. El escritor estadounidense de 65 años es toda una autoridad en esta materia, y en The Two Georges vuelve a realizar una obra magistral, co-escrita junto con Richard Dreyfuss, en la que, a partir del fracaso de la Revolución Francesa en 1789, detenida por Napoleón, se suceden una serie de acontecimientos que concluyen con la continuación del poderoso imperio británico (color rojo en el mapa), que llega a conquistar toda norteamérica excepto Alaska, todavía en posesión del imperio ruso (color azul en el mapa), el cual sigue vigente con el Zar ya que jamás hubo una revolución bolchevique.

Aparte de estos dos imperios, surge un tercero a partir de La Sagrada Alianza (color rosa en el mapa), una unión entre Francia y España en la cual mantienen la mayoría de dominios que tuvo en su día el imperio español, todo ello dominado por la Iglesia Católica y en el que La Inquisición sigue teniendo un papel importante. Todos estos imperios están muy retrasados tecnológicamente debido a que nunca hubo guerras mundiales y, por tanto, no hubo desarrollo tecnológico, a pesar de que se encuentran por el año 1960, que podemos deducir a que aparecen personajes como Martin Luther King como Gobernador y John F. Kennedy como un editor de periódico. Un auténtico ejercicio de imaginación que podemos encontrar en esta novela, aunque solo podemos leerla en inglés ya que no ha sido traducida al español.

22/11/63

Quizás estos números no le digan nada, pero si los sitúa como si fuera una fecha en la historia, concretamente el 22 de noviembre de 1963, quizás sí lo conozca como el asesinato de John Fitzgerald Kennedy en Dallas.

Esta novela de Stephen King, generalmente autor de terror, comienza sin ser una utopía y se centra en Jacob "Jake" Epping en el que acaba involucrado en un viaje a través de un portal en el tiempo que hay en un bar en el que frecuenta, todo ello con el fin de evitar el asesinato de Kennedy. Jake creía que evitando este asesinato evitaría también la Guerra de Vietnam o el asesinato del pastor bautista Martin Luther King.

Dicho portal siempre lo lleva al mismo momento en 1958, por lo que tenía que esperar 5 años hasta que se evita el asesinato, mientras se desarrolla una historia secundaria en la que el protagonista se enamora de una chica de la época. Sin embargo, lo verdaderamente interesante es el enfoque macabro que le da King a la salvación de Kennedy: al salvar a Kennedy, Lyndon B. Johnson jamás fue presidente, por lo que la Ley de los Derechos Civiles de 1964 jamás fue aprobada. George Wallace se convierte en presidente en 1968, lo que lleva a una guerra nuclear, por lo que Jake debe elegir entre salvar a Kennedy o salvar la realidad que conoce.

Timeline-191

La semana pasada vimos la serie Worldwar, en la que Harry Turtledove relataba una invasión extraterrestre durante la segunda guerra mundial. Pues bien, el incombustible Turtledove también escribió la serie Timeline-191 (denominada así por los fans), centrada en la victoria del Sur en la Guerra Civil de EEUU y que se extiende en el tiempo entre 1862 y 1944 durante 10 novelas. El punto de convergencia en la historia (o punto Jonbar) se produce el 10 de septiembre de 1862, cuando tres soldados de la Unión no encontraron por accidente una copia de la Orden Especial 191 (de ahí viene el nombre de la serie) emitida por el general rebelde Robert E. Lee, cuando en la realidad estos soldados si encontraron esta orden.

Este hecho conlleva una serie de acontecimientos durante el tiempo en el que acaba formándose los Estados Confederados de América, así como los ya existentes EEUU. Un ejemplo de este cambio en la historia sería que los Estados Confederados, apoyados por Francia e Inglaterra acaban participando posteriormente en la primera guerra mundial, mientras que EEUU apoya a Alemania, por lo que la guerra mundial acabará llegando a tierras norteamericanas enfrentando ambos ejércitos. Una muestra de la gran novela que desarrolló Turtledove y que cuenta con la aprobación por muchos historiadores por su exactitud histórica (en los hechos reales que sí narran en el libro).

Roma eterna

Y ya para terminar esta semana, os dejamos con Roma Eterna, una novela del escritor estadounidense Robert Silverberg publicada en el 2003. Roma eterna es una novela que se extiende desde el 450 después de Cristo, hasta el año 1970 de nuestro calendario, ya que el libro va narrando mediante fechas desde el nacimiento de Cristo y desde la fundación de la ciudad de Roma mediante las siglas AUC (Ab Urbe Condita, desde la fundación de la ciudad) y va narrando la serie de sucesos que habrían tenido lugar si el Imperio Romano hubiera sobrevivido hasta la actualidad.

El punto Jonbar de esta historia es el fallido Éxodo israelita de Egipto, ya que muchos israelitas se ahogaron y los supervivientes fueron esclavizados de nuevos por Egipto. Todo esto lleva a que el Cristianismo no se extienda por el Imperio Romano, así como cualquier otra religión monoteísta. Esto también lleva a una mayor colaboración entre los Imperios Romanos de Oriente y Occidente, con lo que el imperio no se derrumba como sí paso en realidad. El profeta Mahoma aparece como predicador del Islam, pero es asesinado por un agente romano antes de que empiece a cobrar fama. Sin duda, un enfoque bastante interesante sobre cómo hubiera sido el mundo si no hubiera sido influido por la existencia de cristianismo.

Tiempos de arroz y sal

En esta novela de Kim Stanley Robinson publicada en el año 2002 el punto Jonbar es la Peste Negra, que en esta línea temporal consigue arrasar con toda la población de Europa, cuya religión mayoritaria era el cristianismo. Al desaparecer esta religión, el mundo queda dividido entre musulmanes y chinos. Lo interesante de esta novela es que a lo largo de ella su escritor mantiene los mismos protagonistas, que no dejan de encontrarse entre sí una vez tras otra bajo diferentes apariencias, edades, sexo y situaciones gracias al recurso de la reencarnación, en la que olvidan totalmente sus recuerdos previos.

Tiempos de arroz y sal se extiende en el tiempo durante casi 1000 años, con el recurso de la reencarnación que antes hemos mencionado, aunque utiliza el calendario musulmán. Podemos ver diversas ucronías, como el hecho de que Al-Andalus siga existiendo en el año 1560 de nuestro calendario, el descubrimiento por parte de China de Norteamérica, la posterior invasión del continente americano por musulmanes y chinos, y una posterior guerra a nivel global entre estas dos civilizaciones conocida como La Larga Guerra, que dura sesenta años y acaba con mil millones de vidas. Un apunte final de esta novela sería que la independencia e integridad de los científicos en esta línea temporal hace posible un mundo donde no detona ninguna bomba atómica en área civil alguna.

El Reich africano

El título de la novela del periodista británico Guy Saville no deja mucho espacio para la imaginación: nos encontramos en el año 1952, en un universo en que los nazis derrotaron a la armada británica, lo que desemboca en la sustitución de Churchill por lord Hálifax que, junto a Hitler, se reunen en la conferencia ficticia de Casablanca de 1943 para repartir el continente africano, tras haber realizado otras cumbres en las que se decidió el futuro de Europa. Todo esto provoca que África sea controlada casi en su totalidad por los nazis, desde el Sahara hasta el océano Índico, y donde Gran Bretaña mantiene una mínima presencia a través de un puñado de débiles colonias.

En este contexto histórico, el ex-mercenario Burton Cole recibe el encargo de asesinar a Walter E. Hochburg, el arquitecto del África nazi, gobernador general del Congo y líder de las SS africanas. Patrick Whaler, un viejo camarada de la Legión Extranjera lo acompañará en esta misión de alto peligro, que les llevará desde los campos de batalla del Congo hasta las granjas de esclavos de Angola, mientras una gran conspiración lo guía al corazón del Reich Africano. Un argumento que surgió de los aútenticos planes que tenía Hitler para África, que sería invadida después de "que se ocuparan de Europa", como estableció en un discurso el infame dictador.

El libro del mensajero

El planteamiento de El libro del mensajero (el primero de cuatro volúmenes en la saga "Crónicas de la Serpiente Emplumada") del escritor argentino Edgardo Civallero es muy sencillo: imaginen por un momento que, tras descubrir Cristóbal Colón el continente americano, naufragan sus barcos (La Niña y La Pinta) en el océano Atlántico, a tan sólo un centenar de millas del archipiélago de las Islas Azores, por lo que la noticia del descubrimiento queda silenciada y el miedo provocado por su naufragio evita que ningún otro marinero se eche a la mar en esa misma dirección por miedo a repetir ese mismo destino.

Imaginen también el Fuerte Navidad, el asentamiento que Cristóbal Colón y sus hombres comenzaron a construir en la costa Norte del actual Haití en la Navidad de 1492 con los restos de la embarcación encallada, la Santa María, ahora abandonado a su suerte y sin posibilidad de volver a casa. Esto causa que inicien un viaje que los llevará a diversos puntos de la geografía americana, todo ello con el fin de volver a casa y comenzar la conquista de Europa desde América con una inmensa flota portando el estandarte de Quetzalcóatl, hecho que se produce el 1 de julio de 1521, casi treinta años después.


Pavana

Otra de las novelas ucrónicas que son dignas de ser recordadas y en la que el escritor inglés ya fallecido Keith Roberts comienza con un Punto Jonbar bastante radical: una guerra abierta entre católicos y protestantes que culmina con el asesinato de la reina Isabel I de Inglaterra en 1588, que permite a la Armada Invencible triunfar y hacerse con el control del país. Esto provoca la desaparición del Protestantismo junto con los protestantes holandeses y los rebeldes príncipes alemanes, y el dominio de la España Católica y, en última instancia, de la Iglesia Católica de Roma, con el Papa como principal dirigente de Europa.

Tras estos hechos nos trasladamos al siglo XX concretamente al año 1968 (mismo año en el que Pavana fue publicado), en el que no se ha producido la revolución industrial, las locomotoras de vapor recorren la tierra, las comunicaciones se realizan por medio de un complejo sistema de semáforos y la Iglesia Católica domina el mundo con una Inquisición aún vigente. Dividido en siete historias prácticamente independientes entre sí, Pavana narra la historia de los inicios de la caída del Imperio Católico y una muestra de que, más tarde o más temprano, todos los imperios acaban por desaparecer.

Antihielo

Y para finalizar os dejamos con Antihielo, de Stephen Baxter y publicada en 1993, en la que la obra se desarrolla en torno a los años 70 del siglo XIX. El poder del Imperio Británico es abrumador y esto se acrecenta cuando descubren en la Antártida un material proveniente de un meteorito: el antihielo. Este material debe ser mantenido a frío antártico ya que, si se aumenta su temperatura, libera enormes cantidades de energía con gran virulencia. Su potencial es casi infinito y, en este contexto, le dará otra vuelta de tuerca a la Revolución Industrial, anticipando aún antes todas las maravillas anunciadas en las novelas de Julio Verne.

Sin embargo, pese a que se ha mejorado mucho el desarrollo industrial, el desarrollo social es mínimo, ya que las mujeres siguen trabajando doce horas, trabajan los niños y los novelistas como Dickens se ven obligados a irse a Estados Unidos, ya que su literatura no tiene valor en su tierra natal. La obra comienza con un prólogo durante la guerra de Crimea en 1855 en el que se nos muestra el enorme poder del antihielo mediante una bomba, para pasar después a darnos una vuelta por la Exposición Universal de Manchester de 1870 e incluso la mención de un cohete con dirección a la Luna, aunque su trama raya lo lineal y cuenta con algún error de historia como la mención del Kaiser Guillermo antes de la unificación alemana.

Al oeste del edén

La novela de Harry Harrison que tiene un giro que se aleja de los argumentos típicos en las novelas ucrónicas: la catástrofe cósmica que hace 65 millones de años terminó bruscamente con el reinado de los dinosaurios sobre la Tierra no ha llegado a producirse nunca. Esto provoca que los dinosaurios han tenido millones de años para seguir evolucionando y surge una raza descendiente de los mismos que han sido capaz de desarrollar inteligencia, la capacidad de comunicarse y una tecnológica tremendamente avanzada basada en la manipulación química y biológica.

Destaca una raza en concreto, los Yilanè, la raza más inteligente y adelantada de la Tierra, con ciudades en África ecuatorial y Europa. Sin embargo, un inminente cambio climático y la reducción de los recursos en su territorio obligan a los Yilanè a iniciar la colonización del otro lado del Atlántico, justo como pasó con Colón en 1492, donde se enfrentarán a unos mamíferos desconocidos para ellos, que caminan erguidos sobre sus patas traseras, que cuentan con armas talladas de piedra, y que sienten un odio mortal hacia todo lo de sangre fría: el ser humano. Así se inicia la feroz lucha entre dos razas completamente distintas y antagónicas con una única meta: la supervivencia de su propia raza.

Lo que el tiempo se llevó

Al igual que Harry Turtledove en Timeline 191, Ward Moore trata en Lo que el tiempo se llevó cómo hubiera sido un victoria confederada en la Guerra Civil Estadounidense. El punto Jonbar tiene lugar cuando los Estados Confederados de América ganan la batalla de Gettysburg y seguidamente declaran su victoria en la "Guerra de la independencia sureña" el 4 de julio de 1864, tras de la rendición de los EEUU. La novela está ambientada en unos empobrecidos Estados Unidos a mediados del Siglo XX, cuando la guerra se cierne entre la Confederación y su rival, el Imperio alemán, y se centra en Hodge Backmaker, un historiador que viaja en el tiempo mediante un reloj especial para ser testigo del momento en que el Sur gana la guerra.

Hodge retrocede hasta 1863, donde provoca la muerte del oficial confederado que había ocupado Little Round Top durante la batalla. En la línea temporal de Hodge, la Confederación había ocupado la colina y ganado la batalla de Gettysburg, cambiando el curso de la guerra. Sin embargo, la brigada del coronel Strong Vincent y el Regimiento 20º de Infantería de Maine comandado por Joshua Chamberlain ocupan la altura temprano y repelen exitosamente el avance confederado. Todo esto provoca que los acontecimientos se desarrollan según nuestra línea temporal y el Sur pierde la batalla y la guerra. Un relato con el que Moore se ganó el reconocimiento internacional gracias a su minuciosidad para los detalles históricos y una narrativa muy entretenida de leer.

El sueño de hierro


La novela de Norman Spinrad recurre a una figura muy utilizado en las novelas ucrónicas: Hitler. Sin embargo, en esta novela Hitler aparece retratado como escritor de ciencia ficción emigrado a Nueva York en 1919, tras desencantarse con la falta de empuje del partido nacionalsocialista alemán, que desaparece en 1923. Allí se convierte en un reconocido ilustrador de revistas de ciencia ficción y, con el tiempo, escritor de novelas de segunda fila. El principal argumento de El sueño de hierro, de hecho, corresponde a la supuesta obra póstuma de Hitler, El señor de la esvástica, que fue escrito y publicado en seis semanas por Hitler poco antes de fallecer en 1953 y se convirtió premio Hugo en 1954, año en el que, en realidad, no se concedió este galardón.

El señor de la esvástica ensalza con una terrible calidad literaria conceptos como la pureza racial, la exaltación del líder señalado por el destino y la confrontación armada como única solución, usando un argumento de una Tierra futura en la que las mutaciones genéticas proliferan por doquier. Feric Jaggar, el héroe ario, regresa a la patria para encontrarse con una sociedad a punto de ceder a la presión de políticos integradores dispuestos a aceptar a los mutantes, y con la amenaza ultracomunista de los Dominantes, una raza con la capacidad de influir en las mentes débiles.

Ante este hecho Jaggar pronto comienza a reunir fuerzas políticas y paramilitares (lo que serían las SS), iniciando una escalada de poder y violencia. Un relato con el que Spinrad fue duramente criticado al ensalzar la idea del nazismo, por lo que decidió publicar la novela como una segunda edición conmemorativa, acompañada por un falso artículo de un tal Homer Whipple que criticamente duramente la novela.

Ada o el ardor

Una de sus novelas favoritas según su propio autor, Vladímir Nabókov, escritor de su famosa Lolita. De hecho, Ada o el ardor es igual de polémica que Lolita ya que, si la segunda tuvo numerosos problemas con la censura en Francia o Inglaterra, Ada o el ardor narra un romance entre un hombre llamado Van Been y su hermana Ada, proviniendo ambos de una familia norteamericana rica y bien educada. La novela está dividida en cinco partes, y cada una cuenta con la mitad de longitud que tiene la anterior parte. Esto es una astuta referencia de Nabókov a la visión de la vida según las personas, con una adolescencia rica en detalles y sucesos emocionantes, y con una fase de adulto en el que los años simplemente pasan.

Lo interesante de la novela es que se sitúa en el siglo XIX, en un línea alternativa de la historia en la que una Rusia zarista está situada en parte en el continente americano, diviéndose el territorio entre estos y los EEUU, que ocupan todas las Américas. En la novela también vemos que de hecho la parte oeste de Canadá es una provincia en la que se hablá ruso llamada "Estoty". Mientras, el imperio británico, el cual incluye la mayor parte de Europa y África está gobernado por el rey Victor. La aristocracia sigue presente y, aunque algunas tecnologías sí han conseguido avanzar, la electricidad está totalmente prohibida desde casi su descubrimiento, causando que haya aviones y coches, pero no haya ni teléfonos o TV, cuyas funciones son aportadas por dispositivos alimentados por agua.

Observadores Del Pasado: La Redención De Cristóbal Colón

Ya para finalizar os dejamos con este relato de Orson Scott Card. Con su título ya podemos entrever que el personaje en el que centra su trama es el descubridor de las Américas. En un futuro no demasiado lejano, un pequeño grupo de científicos e historiadores llamado los "Vigilantes del pasado" dedican sus horas a estudiar el pasado con la TruSite II, una nueva maquina de observación a través del tiempo.

A pesar de esta maravilla tecnológica y un estado mundial de cierta paz, el mundo actual es una sombra de lo que fue, ya que la especie humana ha quedado reducida a menos de mil millones de personas tras un siglo de guerras y plagas, de sequía e inundaciones, y de hambrunas. Mientras, la gente que sobrevive lucha por renovar el planeta, y los especialistas observan el pasado en busca de las causas de su terrible presente.

Tagiri, una observadora de dicha organización, se dedica al estudio de la esclavitud. Un día descubre que una de las indígenas que observa sueña con Tagiri y es capaz de describirla, formando una especie de conexión. Eso la hace pensar que con la tecnología apropiada, podrían influir en el pasado y tratar de enmendarlo. Para ello se crea el Proyecto Colón, que toma el descubrimiento de América como un importante punto de cambio e inflexión que debe ser modificado. A partir de ello, entran en juego varias interrogantes acerca de la posibilidad de cambiar el pasado y de las implicaciones morales de hacerlo, ya que al cambiar el pasado, su presente dejaría de existir, aunque quizás sea necesario para salvar todas esas vidas humanas ya perdidas.

Publicado por : http://alt1040.com/
http://vidacotidianitica.blogspot.com/ Creative Commons