¿Qué efecto psicológico sienten los astronautas en el espacio?


¿Qué misterioso efecto psicológico sienten los astronautas en el espacio? ¿Qué misterioso efecto psicológico sienten los astronautas en el espacio?

Por Carlos Martinez.

Cuando los astronautas viajan al espacio y se quedan absortos mirando el paisaje que les rodea por alguna ventanilla de la nave, algo extraño les recorre el cuerpo, una sensación muy fuerte y poderosa que a muchos de ellos les llega a cambiar la vida por completo.

 Una vez que están allí arriba, ya no vuelven a ser los mismos.

 ¿Qué es lo que les ocurre? ¿Qué ven? Aquí van algunos relatos más asombrosos de los astronautas.

En 1969, durante la misión Apolo 9, el astronauta Rusty Schweikart se encontraba haciendo una serie de maniobras en el espacio que darían paso a las futuras misiones que permitieron llevar al hombre a la Luna.

Schweikart rodeaba el planeta Tierra cada 90 minutos y, sin previo aviso, un sentimiento de euforia, éxtasis y paz le asaltó.

“Cuando das la vuelta a la Tierra en una hora y media, empiezas a reconocer que tu identidad se relaciona con todo lo que ves”, explicó Schweikart.

Dos años después, el astronauta de la misión Apolo 14, Ed Mitchell, también pasó por esta experiencia. Tras un exitoso alunizaje en la luna, Mitchell, junto con sus otros dos compañeros, estaba regresando a la Tierra.

Dio la casualidad de que Mitchell ya había completado todas sus tareas y, por tanto, en el viaje de retorno a casa tuvo más tiempo para disfrutar del paisaje que se dibujaba a través de la ventanilla de la nave.

Como la nave giraba sobre sí misma completando una vuelta cada 2 minutos (un modo que le llaman el modo barbacoa), Mitchell pudo contemplar por primera vez la Tierra, la Luna, el Sol y las estrellas en un panorama de 360º que le dejó ensimismado.

Además, él mismo comprendía que todas sus moléculas y las de sus compañeros se formaron en antiguas estrellas que, al morir, esparcieron sus cenizas por el espacio, de las cuales estamos constituidos; y, de repente, ahí estaba de nuevo esa emoción que Schweikart había experimentado antes, esa sensación de euforia, de conexión con el Universo, que le cambiaría para toda la vida.

Schweikart y Mitchell no fueron los únicos en sentir este misterioso efecto. A ellos se les sumarían, entre otros, Tom Jones, Mike Massimino y el muy famoso Chris Hadfield.

Este efecto pronto pasó a denominarse el efecto visión general (‘overview‘ en inglés), término acuñado en 1987 por el escritor Frank White.

Hadfield ha sido de los últimos astronautas en percibir este curioso efecto.

De hecho, en sus últimos días a bordo de la Estación Espacial Internacional, Hadfield llegó incluso a realizar su propia versión de la canción Space Oddity de David Bowie para canalizar, de alguna manera, todo lo que él había sentido allí para poder compartirlo con todos nosotros.

Y así podemos continuar ad infinitum.

Tan impactantes han sido estos momentos que han vivido los astronautas que uno de ellos dijo una vez:

“Cuando fuimos por primera vez a la Luna, toda nuestra atención estaba en la Luna.

No estábamos pensando en mirar a la Tierra.

Pero ahora que lo hemos hecho, bien puede haber sido la razón más importante por la que fuimos”


El espacio está arruinando la visión de los astronautas


La salud de los astronautas debe ser prácticamente de hierro cuando emprenden un viaje al espacio y aún así suelen volver a la Tierra con ella bastante deteriorada.

Os hemos hablado en numerosas ocasiones de todos los trastornos que pueden sufrir los viajeros espaciales como consecuencia de la microgravedad, pero nunca os habíamos contado detenidamente en qué consiste este fenómeno, bautizado como VIIP, que deteriora la visión de los astronautas de una forma muy notable, pudiendo interferir en el correcto desarrollo de futuras misiones.

Ya existen algunas medidas para tratar de solventarlo, pero de momento sólo se trata de un prototipo, por lo que aún falta mucho por investigar para conseguir que la vista de estos héroes del espacio no se resienta durante sus hazañas. Y, por otro lado, para que la nuestra tampoco lo haga si algún día conseguimos viajar a Marte.

¿Qué efecto psicológico sienten los astronautas en el espacio?

¿El qué consiste el VIIP que afecta a al visión de los astronautas?

El deterioro visual causado por presión intracraneal, llamado también VIIP por sus siglas en inglés, fue detectado por primera vez en 2005, cuando el astronauta John Phillips volvió de uno de sus viajes a la Estación Espacial Internacional con un deterioro notable de su visión, que se encontraba intacta antes del despegue.

Sus ojos también habían sufrido un cambio enorme, puesto que la parte superior estaba más plana y las retinas salían hacia fuera. Además, contenían una especie de estrías resultantes de un cambio brusco que también había experimentado el nervio óptico, que se encontraba muy inflamado.

Pronto comenzaron a aparecer nuevos casos, mostrando que el de Phillips no era uno aislado, por lo que se hizo indispensable buscar la raíz del problema y tratar de solventarlo cuanto antes.

¿Y qué tiene siempre la culpa de los problemas de salud en el espacio? Exactamente, la ausencia de gravedad.

Y es que, al no haber nada que lleve hacia la parte inferior del cuerpo el agua, ésta se acumula en la cabeza, dando lugar a un aumento de la presión intracraneal y, con ello, al “empuje” de los ojos, cuyas retinas se deforman, causando el deterioro de la visión de los astronautas. 


¿Cómo se puede solucionar este problema en la visión de los astronautas?


Teniendo en cuenta que la hipótesis más aceptadas es la de la presión intracraneal causada por la ausencia de gravedad, la prioridad para solucionar éste y otros muchos problemas, debería partir de esta base.

Por eso, se han diseñado unos trajes especiales, llamados chivis y compuestos por unos pantalones de gran tamaño que succionan el aire hacia fuera en torno a las piernas, simulando con ello lo que sería la fuerza de la gravedad.

Como resultado, se podría contribuir al descenso y el reparto del agua por todo el cuerpo, acabando con todos los trastornos asociados. 

Sin embargo, aún quedan muchas etapas de investigación para estar seguros de la eficacia de estos trajes, por lo que sigue aconsejándose a los astronautas que hagan mucho ejercicio y mantengan una vida sana para tratar de compensar los estragos de la microgravedad hasta que se pueda hacer algo por solucionarlo.

Esperemos que si algún día la población puede viajar al espacio se hayan podido solucionar estos problemas, pues sería muy triste llegar tan alto y no poder observar algo tan bello con la mejor vista posible.

Ya hemos contaminado Marte con bacterias | VCN

 ... Y aunque aún hay algo de discusión sobre el tema, la visión ... habría que saber si eso puede tener un efecto en la salud de los astronautas.


¿Cómo puede soportar un astronauta la soledad? | VCN

 ... El récord de permanencia en el espacio lo tiene el astronauta Scott .... Es una visión muy norteamericana, fantasiosa y algo triste de lo que ...


Ciudades sobre las nubes para explorar a Venus | VCN

 ... tecnológico, pero es una visión que puede ser posible en un futuro”, ... En la segunda fase, dos astronautas pasarían treinta días en órbita ...

La entrada aparece primero en Omicrono.
Publicado por : http://www.medciencia.com
Creative Commons