Ocho cosas que probablemente no sabes sobre los venenos

Ocho cosas que probablemente no sabes sobre los venenos
Ocho cosas que probablemente no sabes sobre los venenos.

El veneno siempre ha acompañado al ser humano, desde el uso del mismo como arma hasta su utilidad en el desarrollo de medicamentos.

Aquí te presentamos ocho cosas curiosas sobre diferentes venenos para comentar con tus familiares en la próxima cena… o no.

Las ranas venenosas no son necesariamente venenosas.

Las ranas tropicales de colores brillantes están asociadas típicamente al veneno.



La rana punta de flecha libera un veneno tan potente a través de la piel que puede llegar a matar a 1500 personas (se le llama rana punta de flecha por ser la que usan los nativos para impregnar de veneno sus flechas).

Lo que menos gente sabe es que estas ranas no son venenosas si se crían en cautividad.

El motivo es que las toxinas presentes en la piel de estos animales se sintetizan a partir de la dieta de insectos que comen en su entorno, cosa que no consiguen en un zoo.

El mismo mecanismo se ha descubierto recientemente en tres especies de ave en Nueva Guinea, capaces de generar las mismas toxinas alimentándose de escarabajos.

No es lo mismo venenoso que tóxico

Aunque normalmente usamos ambos términos como equivalentes no son lo mismo.

Depende del método para inocular el veneno (y no el veneno en sí).

Un animal venenoso inocula el veneno de forma activa en sus presas, ya sea a través de colmillos, arañazos o púas.

En cambio, los animales tóxicos contienen veneno en sus tejidos que son inocuos para ellos pero no para el animal que se los come.

El cianuro esta en tu dieta

Existen varios alimentos que contienen cianuro o algún derivado del mismo.

Entre ellos están seis de los diez cultivos más importantes del mundo: arroz, trigo, caña de azúcar, soja, mandioca y maíz.

También hay cianuro en las habas, las almendras, la cebada, y la mayoría de semillas de frutas.

Sin embargo, la cantidad de cianuro que obtenemos de estos productos es pequeña y necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Todo es bueno siempre que se coma con moderación.

Comer nicotina puede ser bueno para tu salud

No me refiero a la nicotina presente en el tabaco.

En la naturaleza la nicotina es una toxina defensiva presente en muchas plantas, incluyendo vegetales como tomates, pepinos y coliflores.

Hay estudios que demuestran que comer alimentos con una pequeña concentración de nicotina disminuye el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson.

En cualquier caso, la nicotina del tabaco es excesiva como para lograr este efecto beneficioso.

La manzana envenenada que podría paralizar a Blancanieves

Aunque la historia de Blancanieves es ficticia, sí que existen venenos que podrían lograr incapacitar a una persona durante una semana.

Después de morder una manzana impregnada de tetrodoxina (una toxina presente en el hígado de algunos peces y supuestamente usada en la zombificación), Blancanieves estaría paralizada entre 4 a 20 horas, y el efecto puede llegar a durar una semana si la dosis no es letal.

Por supuesto, no hay ningún beso de amor verdadero que anule el efecto.

Puedes inmunizarte contra algunos venenos

Las toxinas proteicas producidas por serpientes venenosas y algunas plantas toxicas pueden ser mortales, pero si se administran en dosis pequeñas y controladas actúan como una vacuna, haciéndonos inmunes al veneno.

Muchos cuidadores de serpientes se inyectan regularmente venenos diluidos para crear esta inmunidad y protegerse en su trabajo.

En cambio, otros venenos como el mercurio o el arsénico se acumulan en los tejidos y una exposición prolongada resulta mortal.

Las armas químicas son más antiguas de lo que piensas

El ser humano lleva envenenando desde hace más de 3000 años. Antiguas tribus aborígenes en África y Sudamérica impregnaban de veneno las puntas de sus flechas para acabar rápidamente con las presas o con el enemigo.

Los griegos usaban plantas toxicas para contaminar las aguas del pueblo que querían conquistar.

Pero los más habilidosos con el veneno fueron los romanos: para sembrar el caos en el frente enemigo lanzaban vasijas llenas de escorpiones y serpientes venenosas a sus enemigos.

El veneno también te puede salvar la vida

El campo que más ha aprovechado el uso del veneno ha sido, sin duda, la medicina.

Nuestros medicamentos actuales son formas químicas modificadas de venenos y toxinas presentes en la naturaleza.

El veneno de víbora es capaz de reducir la presión sanguínea, el veneno del cono marino es un gran analgésico y una toxina presente en la corteza de tejo fue modificada para producir la primera droga usada en quimioterapia.

La medicina farmacéutica busca nuevas toxinas o nuevas modificaciones capaces de funcionar en nuestro cuerpo sin excesivos efectos secundarios.

http://vidacotidianitica.blogspot.com/