El crecimiento de las uñas, el secreto para regenerar extremidades completas

El crecimiento de las uñas, el secreto para regenerar extremidades completas
El crecimiento de las uñas, el secreto para regenerar extremidades completas.

Hay pocas cosas en nuestro organismo que vuelvan a crecer espontáneamente si las cortamos, lesionamos o amputamos.

Como órgano interno más destacable tenemos el hígado, el cual puede autoregenerarse de forma bastante decente, pues los otros órganos solo cicatrizan y pierden funcionalidad en el proceso.

Pero, por otro lado están las el pelo y las uñas, y justamente estas últimas podrían tener la clave para la regeneración de incluso brazos o piernas completas (y no, no es ciencia ficción).

Eso es lo que piensan los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, los cuales han descubierto que existe una acumulación de células madre (si, las famosas células que parecen servir para todo) justo en la matriz de la uña, y que por tanto ayudan a su crecimiento y renovación continuo, dependiendo a su vez de otras proteínas involucradas en la regeneración.

Lo que pretenden es llegar a controlar este proceso y extrapolarlo a extremidades completas, para poder ayudar a pacientes que hayan sufrido algún tipo de amputación por algún accidente.

En los mamíferos ya existe algún tipo de regeneración similar a lo que busca este grupo de investigadores, a una escala menor, pues algunos de son capaces de regenerar puntas de dedos amputados, incluyendo uña, nervio y hueso.

Esto puede conseguirlo un ser humano en dos meses, pero solo la punta, como comenta Mayumi Ito, profesora del Departamento de Dermatologia Ronald O. Perelman y del Departamento de Biologia Celular del Centro Médico Langone (en la Universidad de Nueva York):

“No podemos regenerar todo el dedo ni toda una extremidad pero es extraordinario que todavía retenemos la capacidad de regenerar la punta”

Así pues, el grupo de investigadores se dispuso a trabajar la idea con ratones y descubrió este grupo de células madre de la uña, junto a las proteínas de regeneración que os he mencionado antes, conocidas como “ruta de señalización Wnt”

“Vimos que la ruta de señalización Wmt está activada en las células epiteliales de la uña y que esa activación es un requisito para una respuesta regenerativa completa”

Para probar el poder de regeneración de estas células y proteínas, los científicos interrumpieron la señalización Wnt, lo cual frenó la regeneración de la uña y el hueso tras la amputación, demostrando así que el argumento que manejaban los investigadores sobre las el poder de esta ruta de proteínas era correcto.

“Desafortunadamente, las células asociadas con este mecanismo solo están localizadas en la uña y no se encuentran en partes más proximales (más arriba) del dedo y esa podría ser una de las razones por las que no tenemos la capacidad de regenerar partes más extensas”,

El siguiente paso, como no podría ser de otra forma, es trasplantar estas células madre activadas por señalización Wnt para comprobar si pueden activar un proceso regenerativo a otros niveles más proximales, como la regeneración de un dedo entero o incluso de una extremidad.

Por supuesto primero lo probarán en ratones y, si todo va bien, próximamente en humanos.

Esperemos que todo vaya como espera este grupo de investigadores y podamos contaros buenos resultados pronto.

Vía | BBC.
http://vidacotidianitica.blogspot.com/
Creative Commons