Ecuaciones como obras de arte

Los matemáticos perciben las ecuaciones como obras de arte
Los matemáticos perciben las ecuaciones como obras de arte

En relación con un articulo anterior sobre belleza, esto también afecta a los números. Es oficial, los matemáticos realmente adoran los números.

No solo aprecian la lógica y orden en las ecuaciones en sentido figurado, sino que son capaces de apreciarlas artísticamente, como otros aprecian piezas musicales o cuadros.

Al menos esto es lo que dice un estudio publicado por el equipo de Semir Zeki en Frontiers of Human Neuroscience.

Para realizar el estudio reunieron a 15 matemáticos para someterles a una prueba de resonancia magnética funcional.

Este tipo de resonancia, que hemos comentado en artículos anteriores, permite observar las zonas de cerebro en las que aumenta la circulación sanguínea, y por lo tanto, la actividad neuronal.

Cuando admiramos algo de gran belleza hay diferentes regiones del cerebro que se activan, pero la principal y más importante es la corteza orbitofrontal medial.

Este lugar también participa en otros casos comentados recientemente: se activa junto con la ínsula anterior cuando vemos un objeto de deseo, y está relacionada con el mecanismo de recompensa que se activa cuando escuchamos una canción que nos gusta.

Sabemos que la corteza orbitofrontal medial es clave en la percepción de belleza porque sabemos que en los pacientes con esta área dañada se produce una apatía frente al mundo o un sentimiento de “fealdad” generalizada.

En caso de sufrir un ataque epiléptico en esta área se producen síntomas similares a los del Síndrome de Stendhal, el cual sufrió mareos y vértigos tras una excursión por Florencia, alegando que había visto demasiada belleza concentrada.

Para el equipo del estudio, calcular la actividad en la corteza orbito-frontal medial da un valor aproximado de la belleza subjetiva. Cuando más actividad se produzca, más belleza se observa.

A cada matemático se le expusieron un grupo de 60 ecuaciones mezcladas con piezas de música clásica y cuadros famosos.

Por supuesto, también incluyeron en el test imágenes sangrientas y desagradables para tener valores de belleza negativa.

Las conclusiones del estudio eran claras: para los matemáticos algunas ecuaciones son tan bellas como las obras pictóricas y musicales.

Pero no todas las ecuaciones son igual de bellas.

La ecuación que más belleza evocaba entre los matemáticos del estudio fue la Identidad de Euler, encargada de explicar los movimientos ondulatorios.

Mira a ver si te parece hermosa.

Esto demuestra lo subjetiva que puede ser la belleza, y lo alterable que puede ser según nuestra cultura.

Los matemáticos aprenden a apreciar la belleza de los números, al igual que los músicos valoran los acordes más sutiles.

Podemos decir que vemos cosas bonitas o feas a nuestro alrededor, pero recuerda que solo es tu opinión.

En palabras de Les Luthiers: no hay gente fea, solo belleza rara.

Publicado por : http://www.medciencia.com
http://vidacotidianitica.blogspot.com/
Creative Commons