Krill, El pequeño gran alimento

Detalle de los dientes de la foca cangrejera
Detalle de los dientes de la foca cangrejera
Krill: El pequeño gran alimento.

Muchos animales de la región antártica como peces, focas, medusas, pingüinos y las bien conocidas ballenas barbadas se alimentan de lo que comúnmente conocemos como krill.

La ballena azul (Balaenoptera musculus) puede llegar a medir 27 metros y a pesar unas 200 toneladas, y sin embargo su única fuente de alimento son estos pequeños crustáceos antárticos.

De ahí que la palabra krill sea una antigua palabra noruega que significa “comida de ballena”.

La erróneamente llamada “foca cangrejera” (Lobodon carcinophagus) se alimenta también exclusivamente de krill.

Esta foca ha desarrollado unos dientes que a modo de criba son capaces de filtrar el agua para alimentarse.

Esta foca es uno de los grandes mamíferos más abundantes, con una población que llega a los 15 millones de ejemplares.

Como he mencionado antes, el krill está formado por diminutos crustáceos que individualmente son casi invisibles para el ojo humano, ya que miden entre 6 y 60 mm.

Lo curioso es que cuando se reúnen en enormes bancos pueden llegar a teñir el agua de rojo.

Existen unas 89 especies de krill pero del que vamos a hablar, que es el krill antártico, tiene como mayor representante a Euphausia superba.

 Krill, El pequeño gran alimento

Krill

Son la base de la cadena alimentaria antártica siendo la mayor fuente de proteínas del océano antártico.

Suele vivir unos 5 años y cada invierno migra hacia la zona de debajo del hielo marino para sobrevivir alimentándose de la pequeña capa de algas que se forma.

Aun así, los adultos pueden sobrevivir sin comer gracias a las reservas de grasa.

Cuando llega el verano, las largas horas de luz y el aumento de la temperatura hacen florecer al fitoplancton, que es la base de la alimentación de estos crustáceos.

En este momento es cuando el krill alcanza su máxima extensión.

Llevan a cabo un ciclo migratorio diario durante el verano, se desplazan cada 12 horas a zonas más profundas para evitar a los depredadores.

Este movimiento vertical es le responsable de la mezcla de aguas ricas en nutrientes del fondo con las aguas pobres de la superficie, favoreciendo el crecimiento de muchos otros organismos.

Publicado por : http://www.drosophila.es/
Licencia Creative Commons
http://vidacotidianitica.blogspot.com/