Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Tratamientos genéticos, mejores que los convencionales

Tratamientos genéticos, mejores que los convencionales.
Imagen: Dicyt
Los tratamientos de base genética, más específicos y menos tóxicos que los convencionales.

La genética y genómica clínicas han cambiado de forma radical la visión diagnóstica y terapéutica de numerosas especialidades médicas.

Además, los conocimientos genéticos de posibles nuevas dianas terapéuticas siguen incrementándose de manera exponencial, lo que facilitará un probable desarrollo a corto-medio plazo de nuevos tratamientos que ayuden a mejorar aún más el pronóstico de los pacientes.

La iniciativa tiene por objetivos dar a conocer a los distintos profesionales sanitarios los principales avances en genética y genómica que puedan serles de utilidad en el desempeño de su actividad asistencial diaria, proporcionar los conocimientos necesarios para poder realizar una lectura crítica de artículos científicos en los que la base genética es importante y, por último, conocer las herramientas disponibles para analizar la bibliografía publicada.

“En España, y en el caso particular de Castilla y León, cabe reseñar que el nivel de la actividad asistencial y de investigación resulta equiparable al de los centros de mayor prestigio internacional”, señala el doctor González López.

De hecho, según este experto, en el caso particular de aquellos tratamientos aún no aprobados para su uso en Europa por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), la comunidad dispone de un Centro de Referencia en Hematología en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca, donde es posible acceder a las terapias más innovadoras disponibles actualmente.

Por otra parte, en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca existe un biobanco de ADN que, según el especialista, “está ya proporcionando resultados científicos significativos a nivel clínico y preclínico en muy diversas patologías, fruto de la colaboración entre investigadores básicos y médicos clínicos”.

Además, señala, se espera que su actividad investigadora se vaya incrementando en los próximos meses como consecuencia de la labor divulgativa que se está realizando por parte de las diversas instituciones sanitarias de la región.

Tratamiento personalizado

Las “terapias dirigidas” a diversas dianas moleculares hacen posible un tratamiento específico contra las células responsables de la enfermedad, minimizando los efectos secundarios y aumentando de forma exponencial el éxito terapéutico.

Asimismo, son coste-efectivas, ya que, aunque tienen un elevado coste, incrementan de manera sustantiva la calidad y esperanza de vida de los pacientes.

Según explica este experto, “las terapias tradicionales son muy eficaces pero menos específicas; como efectos secundarios pueden producir un daño a las células de nuestro organismo que se dividen más rápidamente.

A fecha de hoy resultan imprescindibles en el tratamiento de la mayoría de los procesos oncológicos”.

Sin embargo, indica, se espera que en un futuro a corto-medio plazo los tratamientos de base genética puedan ser empleados de forma adicional o incluso llegar a sustituir a estas terapias tradicionales, gracias a su menor toxicidad.

“Cabe resaltar que la medicina que estamos implementando en nuestra práctica clínica diaria está cada vez más basada en el hallazgo de diversos tratamientos dirigidos contra dianas moleculares descubiertas años atrás.

En este sentido, es esperable que en un futuro no muy lejano prácticamente cualquier tratamiento oncológico deba buena parte de su éxito a la posibilidad de uso de diferentes tratamientos, según las alteraciones moleculares que presente la neoplasia del paciente, aumentando así las posibilidades de éxito terapéutico y disminuyendo los efectos secundarios ocasionados al paciente de manera importante”, concluye el doctor González López.


Una molécula natural es útil en el tratamiento de la diabetes tipo 2 .

Investigadores de la Facultad de Medicina de Université Laval, y de otras instituciones, han descubierto una molécula natural que se podría utilizar para tratar la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2.

La molécula, un derivado de los ácidos grasos omega- 3, imita algunos de los efectos del ejercicio físico sobre la regulación de la glucosa en sangre.

Los detalles del descubrimiento, realizado por el profesor André Marette y su equipo, se publican en la revista Nature Medicine.

Los investigadores de la Université Laval se aprestan a efectuar pruebas en seres humanos de la molécula protectin D1, recién descubierta, que en modelos animales ha probado ser efectiva en el tratamiento de la resistencia a la insulina y la diabetes.

Tratamientos genéticos, mejores que los convencionales.
Crédito de la imagen: Alden Chadwick (Flickr)
 De ser exitosas las pruebas, los análisis rutinarios, como el que se muestra en la imagen, podrían no ser ya necesarios.

Algo conocido es que los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a reducir la resistencia a la insulina. En su trabajo anterior, André Marette y sus colegas habían relacionado esos efectos a un lípido bioactivo llamado protectin D1.

Al investigar más a fondo, descubrieron que otro miembro de la misma familia, llamado DX Protectin (PDX), activa la producción y liberación de interleucina 6 (IL-6) en las células musculares, una respuesta que también se produce durante el ejercicio físico.

“Una vez en el torrente sanguíneo, IL- 6 controla los niveles de glucosa de dos maneras: indica al hígado que reduzca la producción de glucosa, y actúa directamente sobre los músculos para aumentar la captación de glucosa”, explica el investigador.

Los investigadores utilizaron ratones transgénicos que carecen del gen de IL-6 para demostrar el enlace entre PDX e IL- 6. PDX tuvo muy poco efecto sobre el control de la glucosa en sangre en estos animales.

En pruebas similares realizadas en ratas diabéticas obesas, PDX ha demostrado mejorar de forma espectacular la capacidad de respuesta a la insulina, la hormona que regula la glucosa en sangre.

 “El mecanismo de acción descrito para PDX representa una nueva estrategia terapéutica para mejorar el control de la glucosa”, propone el investigador. “Su eficacia puede ser comparable con la de ciertos fármacos prescritos actualmente para controlar la glucemia”.

A pesar de que PDX parece imitar el efecto del ejercicio físico mediante la activación de la secreción de IL-6 en los músculos, Marette advierte que no es un sustituto para la actividad física.

“El ejercicio tiene beneficios cardiovasculares y de otras hormonas que van mucho más allá de sus efectos metabólicos en los músculos”, añade el investigador.

El siguiente paso de los investigadores será demostrar los efectos antidiabéticos en los seres humanos y determinar el receptor a través del cual actúa PDX.

Así lo señala el doctor Tomás José González López, médico adjunto del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Burgos, en el marco de la Jornada sobre Genética y Genómica Clínica, reunión incluida dentro del Plan de Formación Continuada de la Consejería de Sanidad de Castilla y León (SACYL) y abierta a médicos, personal de enfermería y técnicos de laboratorio.

VCN: Chile, los primeros globos aerostáticos del cielo de Santiago

 ... Esta vez, el escenario de la hazaña aérea sería una casa solar de la entonces llamada calle Angosta, actual Serrano, en la esquina de la Alameda de las ...


VCN: Historia de la telefonía en España

 ... El 17 de diciembre de 1925 comenzó en la calle Núñez de Balboa en Madrid la apertura de la primera zanja para enterrar los cables telefónicos. Los próximos ...


VCN: Papiro egipcio: primeros libros de la historia

 ... El barbero está afeitando hasta el final de la tarde... tiene que ir de calle en calle buscando a quien afeitar... El cortador de cañas ha de viajar al Delta para ...

Vía este sitio CC : http://cienciaaldia.com
Obra y fuentes Creative Commons