Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Los dos pulgares del oso panda

 Los dos pulgares del oso panda
Los dos pulgares del oso panda.

¿Sabían que los osos panda gigantes y los osos panda rojos tienen seis dedos?

Tienen un segundo pulgar, opuesto al común, que les resulta de gran utilidad a la hora de manejar las largas cañas de bambú cuyas hojas son su alimento primordial.

En realidad, este segundo pulgar no es un auténtico dedo, sino una prolongación de uno de los huesos de la muñeca, el sesamoideo radial.

Una peculiaridad que al parecer los pandas ya presentaban cuando aún eran carnívoros, pero que les resultó de gran utilidad cuando se pasaron a la dieta vegetariana.

Como decía un profesor mío, la evolución no actúa como un ingeniero sino más bien como un chapuzas común: no crea "de novo" una estructura, sino que adapta las ya existentes dándoles un nuevo uso.

O, en palabras de Stephen Jay Gould, “las imperfecciones son las principales pruebas de que la evolución ha tenido lugar, puesto que los diseños óptimos borran todos los postes de señales de la historia”.

No te equivoques, aunque están estrechamente emparentados, los Panda no son osos.



Desde que la especie fuera descubierta en 1869 por el misionero padre David, los zoólogos no se han puesto de acuerdo para encuadrar a los pandas gigantes en determinada familia de mamíferos.

Los años posteriores a su hallazgo fueron considerados como osos, pero un detallado estudio puso de manifiesto que los pandas poseían unas características únicas.

 Los dos pulgares del oso panda

Gran parte de los biólogos coincidieron en encuadrarlos dentro de los prociónidos, junto a coatíes, pandas rojos y otros carnívoros de tamaño medio y cola prensil.

Otros científicos vieron que los pandas tampoco tenían características similares a aquéllos, propugnando la creación de una nueva familia, la de los ailuropódidos.

Su nombre científico, Ailuropodus melanoleucos, alude a sus principales características: significa pies de gato blanco y negro.

De todas formas, recientes investigaciones han demostrado que los pandas gigantes, a pesar de poseer hábitos propios, se encuentran estrechamente emparentados con los osos.


La importancia de un pulgar ,  ¡ o dos !

Gracias nuestro pulgar oponible, y la mano prensil que tenemos, el ser humano ha sido capaz de manipular la piedra, los metales y las herramientas que han sido clave en nuestra evolución.

El pulgar oponible no es una característica única y exclusiva del ser humano, puesto que es la característica taxonómica de los simios y monos. Existen otros animales como el koala que poseen un falso pulgar oponible, puesto que no posee todas las características ni ventajas del pulgar oponible.

En el resto de simios y monos, el pulgar oponible lo poseen tanto en las extremidades anteriores como posteriores, sin embargo, el ser humano en la adopción dela posición bípeda lo perdió en los pies. A cambio el pulgar oponible de nuestras manos es el único realmente oponible.

En el resto de especies al cerrar el pulgar pueden tocarse la palma de la mano, lo cual les dala capacidad de manipular los objetos y utilizarlos como herramientas. en el caso de nuestro pulgar podemos tocarnos las yemas de los demás dedos, por lo que se alcanza una mayor precisión.

Aunque presente como ya hemos descrito en los primates, la precisión del dedo pulgar tal y como lo conocemos hoy en día no apareció hasta el Homo erectus hace 1 millón de años. Gracias a este paso evolutivo ahora podemos escribir con un bolígrafo, coger la cuchara, o escribir mensajes en nuestro móvil.

Publicado por : http://laescaleradeiakob.blogspot.com/
Licencia Creative Commons VCN
Comparte cultura en tu red social