El verdadero Sherlock Holmes

El verdadero Sherlock Holmes
Sir Arthur Conan Doyle publicó en 1887 Estudio en escarlata, el primero de los relatos (en total fueron 4 novelas y 56 relatos cortos) en los que aparecía el personaje que lo haría famoso: el peculiar detective Sherlock Holmes.

Pero lo cierto es que Doyle se basó en un modelo real para su personaje: el doctor Joseph Bell.

Joseph Bell (1837-1911) era doctor en Medicina y profesor en el Edinburgh Infirmary de la Universidad de Edimburgo, de donde era natal, entre 1874 y 1901.

Doyle lo conoció en 1877, cuando ingresó en la Universidad para estudiar medicina, y quedó vivamente impresionado con su personalidad y sus habilidades, especialmente en lo relativo a su capacidad deductiva.

Bell era capaz, sólo con observar a un paciente y basándose en deducciones lógicas, a partir de detalles como su forma de caminar, su acento y otros detalles de su físico o su comportamiento, de averiguar cosas acerca de él tales como su trabajo o su origen, que dejaban pasmados a sus alumnos.

Otro aspecto importante fue su papel como pionero de la criminología moderna en cuanto al estudio de las huellas dactilares, las manchas de sangre o el análisis químico.

En su segundo año en la Universidad Doyle fue elegido por Bell para ser su ayudante.

Esto le permitió al futuro escritor ser testigo de sus demostraciones deductivas, que le dejaron hondamente impresionado.

Por eso, cuando años más tarde decidió escribir una novela sobre un detective, se inspiró en su antiguo profesor.

Y no sólo en sus habilidades, sino también en lo físico: Bell, al igual que Holmes, era alto, delgado, con una nariz prominente y el pelo negro.

Además, también compartían su afición por el deporte y su carácter enérgico.

Se dice incluso que llegó a investigar, como aficionado, el famoso caso de Jack el Destripador.




Doyle nunca ocultó que Bell había sido su inspiración; lo admite en su autobiografía y en varias cartas que escribió a Bell; y Bell estaba bastante orgulloso de ello e incluso escribió el prólogo de uno de los libros de Sherlock Holmes.


Curiosidades sobre Arthur Conan Doyle, el creador de Sherlock Holmes

Arthur Conan Doyle fue un médico y escritor escocés nacido en 1859 mundialmente conocido por ser el creador del mítico detective Sherlock Holmes. Pero él mismo se sintió atrapado por la popularidad de su personaje, y defendía que había creado relatos y novelas mucho mejores.

Pero Holmes, su compañero Watson y su utilización del método deductivo habían cautivado ya a lectores de América y Europa.
Inspiración para la creación de Sherlock Holmes

Arthur Conan Doyle estudió medicina en la Universidad de Edimburgo, en Escocia. Allí conoció al doctor Joseph Bell, que fue su modelo para Sherlock Holmes, ya que el doctor Bell era capaz de determinar una gran cantidad de datos sobre los pacientes por medio de preguntas que parecían bastante simples.

El mismo Conan Doyle escribió que la actitud del profesor Bell había sido lo que le había inspirado la creación de su personaje.


Un hombre aventurero y amante de la literatura

La carrera literaria de Arthur Conan Doyle comenzó en la década de los 70 escribiendo historias para revistas mientras seguía con sus estudios de medicina. En 1880 se enroló como cirujano en un barco ballenero rumbo a la Antártica con la idea de vivir grandes aventuras y conocer mundo. Cuando regresó, terminó sus estudios de medicina y se inició en su práctica.

Siguió escribiendo para algunas revistas durante los 80. El detective Dupin de Edgar Allen Poe le animó a la creación de su propio personaje detectivesco.
La historia de Sherlock Holmes, el personaje

Sherlock Holmes ve la luz por primera vez en 1887 en una de las revistas en las que publicaba. La historia, titulada “Historia en Escarlata” se publicó en forma de libro en el año 1888.

Conan Doyle se die cuenta del potencial de crecimiento que tenía el mercado de la revista británica en aquel entonces y pensó que sería el lugar perfecto para experimentar con un personaje recurrente creando nuevas historias. La revista The Strand comenzó a publicar las nuevas historias de Sherlock Holmes en el año 1891.

El experimento fue un gran éxito y se convirtió en una sensación. El artista Sidney Paget empezó a ilustrar las historias, y es el responsable de la imagen que nos ha llegado del detective con gorra de cazador y capa, ya que estos detalles no se mencionan en la historia original.

Para poder liberarse de escribir estas historias y poder seguir con otros proyectos, Conan Doyle pidió una desorbitada suma de dinero a la revista The Strand. Ante su sorpresa, la revista aceptó. Así que tuvo que idear la forma de acabar definitivamente con Holmes inventando al profesor Moriarty quien, finalmente, acabaría con él en 1893.

Esta muerte fue motivo de gran indignación. Miles de lectores cancelaron su suscripción a la revista y en Londres los empresarios se vistieron de luto.
Nuevas historias y personajes, y vuelta a Holmes

Liberado de Sherlock Holmes, Conan Doyle siguió escribiendo otras historias que, aunque eran populares, no llegaron a tener tanto éxito como las de Sherlock Holmes.

Después de unos años, Conan Doyle recuperó la figura de Sherlock Holmes escribiendo un guión que se convirtió en una sensación de la mano de William Gillete, que añadió otra característica del personaje con la que es asociado hoy en día: la pipa de espuma de mar.

Más adelante escribió una novela sobre Holmes, “El sabueso de los Baskerville”, que publicó The Strand entre 1901 y 1902, y que narraba los cinco años anteriores a la muerte de Holmes.

Pero el público estaba tan ansioso de historias sobre Holmes que Conan Doyle le “devolvió” a la vida con una explicación poco convincente. El público tenía tantas ganas de Holmes que le pareció una solución suficiente con tal de seguir teniendo historias.
Otras obras de Arthur Conan Doyle

Otro de los personajes importantes que desarrolló este autor fue el profesor Challenger, que es el personaje central en una serie de historias de ciencia ficción . Una de estas novelas, “El mundo perdido”, escrita en 1912, inspiró la famosa película “Parque Jurásico”.

Pero la obra literaria de Arthur Conan Doyle fue muy extensa, ya que escribió decenas de novelas, muchas de ellas históricas, además de relatos.

Charles "Charlie" Chaplin , un gran genio del cine | VCN

 ... Después continuó trabajando en la compañía de William Gillette, actor especializado en interpretar a Sherlock Holmes, hacia 1903. Por esta ...


Han Solo es la antítesis del efecto Skywalker | VCN

... nada de actuar, otros triunfan de película a serie a película, como el caso de los protagonistas de la serie Sherlock Holmes para la BBC.


Del Bruceploitation ...No retreat, No surrender | Vida cotidia nitica

 ... ... El hijo de Bruce Lee, o Yo, Bruce Lee, convirtiéndolo en una especie de personaje folclórico al estilo de Sherlock Holmes o Robin H

Publicado por : http://laescaleradeiakob.blogspot.com
http://supercurioso.com/
Licencia Creative Commons