Cerebros caninos tienen áreas dedicadas a la voz

cerebros caninos tienen áreas dedicadas a la vozAl igual que los humanos, los cerebros caninos tienen áreas dedicadas a la voz.

El primer estudio, que compara el funcionamiento del cerebro entre humanos y animales que no son primates, ha mostrado que el cerebro de los perros tiene áreas dedicadas a la voz, al igual que las personas.

El estudio también muestra que el cerebro de los perros, al igual que el de las personas, también es sensible a las señales acústicas de emoción.

Crédito de la imagen: Eniko Kubinyi

Los hallazgos sugieren que las áreas dedicadas a la voz evolucionaron hace al menos 100 millones de años, la edad del último ancestro común de los humanos y los perros, dicen los investigadores.

También ofrece una nueva visión de conexión única de los seres humanos con nuestros mejores amigos en el reino animal, y ayuda a explicar los mecanismos neuronales y del comportamiento que han hecho que la alianza entre humanos y canes haya sido tan eficaz por decenas de miles de años.

“Los perros y los humanos comparten un entorno social similar”, dice Attila Andics del Grupo de Investigación de Etología Comparativa MTA-ELTE en Hungría. “Nuestros hallazgos sugieren que también utilizan mecanismos cerebrales similares parar procesar la información social.

Esto puede apoyar el éxito de la comunicación vocal entre las dos especies”.

Andics y sus colegas entrenaron a 11 perros para permanecer inmóviles en un escáner cerebral de resonancia magnética funcional.

Esto permitió realizar el mismo experimento de neuroimagenología en los perros y en los humanos participantes, algo que nunca se había hecho antes.

Así, capturaron las actividades cerebrales tanto de los perros como de humanos, mientras los participantes escuchaban cerca de 200 sonidos humanos y caninos, que iban desde lloriqueos a ladridos juguetones y risas.

Las imágenes mostraron que los cerebros humanos y caninos incluyen áreas de voz en lugares similares.

Como era de esperar, el área de voz de los perros responde más fuertemente a otros perros mientras que la de los humanos responde más fuertemente a otros seres humanos.

Los investigadores también observaron sorprendentes similitudes en las formas en que los cerebros caninos y humanos procesan los sonidos que llevan una carga emocional.

En ambas especies, una zona cercana a la corteza auditiva primaria se iluminó más con sonidos felices que con infelices. Andics dice que los investigadores quedaron muy impresionados por la respuesta común a la emoción en las dos especies.

También encontraron algunas diferencias: en los perros, el 48% de todas las regiones del cerebro sensibles al sonido responden con más fuerza a los sonidos que no son voces.

Esto contrasta con los humanos, en los que sólo el 3% de las regiones del cerebro sensibles al sonido muestran una mayor respuesta a los sonidos no vocales frente a los vocales.

El estudio es el primer paso hacia la comprensión de por qué los perros pueden identificarse tan bien con los sentimientos de sus dueños humanos.

“Este método ofrece una forma totalmente nueva de investigar el procesamiento neural en los perros”, dice Andics. “Por fin empezamos a comprender cómo nos ve nuestro mejor amigo y se conduce en nuestro entorno social”.

Publicado por : http://cienciaaldia.com/
Licencia Creative Commons
Comparte cultura en tu red social