Tiktaalik tenía buenas aletas traseras

Tiktaalik poseía buenas aletas traseras
Tiktaalik poseía buenas aletas traseras.

Nuevos restos fósiles de Tiktaalik roseae indican que también las aletas posteriores empiezan a desarrollarse y evolucionar en los peces antes que en los tetrápodos.

El descubrimiento de un fósil bien conservado y una pelvis parcial de Tiktaalik roseae, una especie de hace 375 millones que fue un animal de transición entre los peces y los primeros animales con patas, revela como empezaron a evolucionar las patas traseras a partir de las aletas.

El hallazgo desafía la teoría tradicional que sostenía que los miembros traseros empezaron a evolucionar sólo cuando los vertebrados empezaron a colonizar tierra firme.

Según esta teoría tradicional, que estaba basada en los datos paleontológicos disponible que había, los peces empezaron a desarrollar la locomoción anterior, pero la posterior la desarrollaría los tetrápodos.

Pero según han descubierto Neil Shubin y Robert R. Bensley (University of Chicago) ambos pares de miembros empiezan a desarrollarse en los peces.

Tiktaalik roseae representa la mejor especie transicional entre peces y tretápodos. Fue descubierto en 2004 en las remotas tierras de la isla de Ellesmere.

Este pez vivía en aguas dulces someras, y se cree que medía hasta 3 metros, tenía la cabeza aplanada como la de un cocodrilo y aletas lobuladas. Aunque tenía branquias y escamas como todos los peces, tenía además características especiales que sólo tienen los tetrápodos, como un cuello orientable, costillas robustas y pulmones primitivos.

Lo más interesante posiblemente sean las aletas lobuladas sujetas al equivalente a unos hombros, codos y muñecas parciales que le permitía sujetarse a sí mismo sobre el fondo.

En las primeras expediciones sólo se pudieron recuperar en buenas condiciones las partes anteriores de este animal y no el resto.

Pero en posteriores expediciones se consiguió recuperar una pelvis y aletas traseras. Esto ha permitido comparar los apéndices posteriores y anteriores entre sí y con los tetrápodos.

Resultó que la pelvis es comparable a la de los primeros tetrápodos. La cintura escapular y pélvica son casi igual en tamaño.

La bola pélvica es de gran tamaño y otros detalles de la pelvis indican que una fuerte musculatura se sujetaba ahí.

El fémur se extendía probablemente debajo del cuerpo, pese a que no se ha encontrado aún este hueso. Todo ello indica que los miembros traseros eran tan largos y complejos como los delanteros.

Pese a que la pelvis es la de un pez y tenía características primitivas, su movilidad y robustez le daban a Tiktaalik una amplia gama de comportamientos motores posibles.

Recordemos que en los peces normales los huesos relacionados con todos estos rasgos anatómicos están casi “sueltos” dentro del cuerpo y no necesitan fuertes anclajes y articulaciones porque los peces flotan en el agua y no necesitan aguantar su propio peso.

Prácticamente están ingrávidos. En este caso las características óseas descritas indican que tenía que aguantar su peso y apoyarse en el fondo.

Aunque este pez era un animal que combinaba aspectos primitivos y avanzados, usaba sus aletas de una modo muy parecido a como los tetrápodos usan las patas.

Este animal ya tenía algo similar a las cuatro “patas” y sistemas de movimiento asociados antes de que evolucionaran los vertebrados terrestres.

Shubin cree razonable que este pez usara sus aletas a modo de remos para nadar, pero también sería posible que caminara del mismo modo que los peces pulmonados africanos lo hacen hoy en día sobre el fondo, peces que tienen pelvis similares.

Todavía no se ha recuperado ningún fósil correspondiente a la cola del Tiktaalik.

Copyleft:  http://neofronteras.com/?p=4315
Ilustración: Kalliopi Monoyios.
¿Te ha gustado? compártelo igual Creative Commons. ¡No olvides enlazarnos al reproducir !