Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Tenemos 300 veces más genes de microbios que ADN propio

tenemos 300 veces más genes de microbios que ADN propioLo esencial es invisible pues tenemos 300 veces más genes de microbios que ADN propio.

Dentro de tu cuerpo, además de neuronas y células de la piel, también existen microbios como bacterias, hongos e incluso virus que ocupan un cierto espacio.

¿Quieres saber para qué sirven y de dónde vinieron? El microbioma humano es, sin duda, mucho más asombroso de lo que podríamos pensar.

Quizás alguna vez hayas oído hablar de las bacterias que se encuentran escondidas en nuestro organismo. Pero lo que tal vez no imaginas es que estos minúsculos organismos, invisibles para el ojo humano, presentan una relevancia fundamental para nuestra salud.

Sin nuestro microbioma, estaríamos muertos.

Tan importantes son los microorganismos presentes en nuestro cuerpo, que las células bacterianas son mucho más numerosas que las células humanas.

De esta manera, los científicos denominan como microbioma al conjunto de "microorganismos comensales, simbióticos y patógenos que literalmente habitan en nuestro cuerpo".

Es decir, en nuestro organismo no solo existen células que forman parte de nuestra piel y músculos, sino que también contamos con virus, bacterias y hongos que comparten espacios con el resto.

¿Es tan importante este microbioma? ¿Nos aportan algunas funciones interesantes o, por contra, solo ocupan un determinado nicho ecológico?

Según datos de la la Asociación Americana de Microbiología, en nuestro organismo existen un billón de células microbianas.

Cada una de ellas aporta unas secuencias genéticas interesantes, que en cierta manera complementan a nuestro propio ADN.
Más que humanos, somos bacterias

El punto clave es que el microbioma humano no es solo importante en términos cuantitativos, sino también cualitativos.

No hay duda: sin las miles de bacterias que pueblan nuestro intestino, nuestra digestión no funcionaría de manera correcta, ya que estos microbichitos nos ayudan a realizar la absorción de nutrientes.

Por este motivo, en ocasiones, cuando tomamos durante un largo período antibióticos, podemos sufrir ciertos problemas intestinales. Y es que en este caso, estamos afectando directamente a nuestro microbioma intestinal.

Si ya sabemos que existen microorganismos que pueden estar en zonas tan recónditas como nuestro sistema digestivo, la pregunta ahora podría ser: ¿de dónde vienen?

En buena parte, el microbioma humano es reflejo de la relación entre madre e hijo, ya sea tras el parto o a través de la lactancia materna.

Aunque pueda sorprendernos, lo cierto es que el paso de bacterias mediante la leche es algo completamente beneficioso, pues adquirimos microbioma "saludable".

A medida que crecemos, nos vamos topando con microorganismos en cualquier rincón que podamos encontrar.

Existen bacterias, hongos y virus en los lugares menos esperados, ya que han sido capaces de adaptarse a condiciones increíbles.

A pesar de que también podemos encontrarnos con bichitos patógenos que producen enfermedades, lo cierto es que no siempre es así.

¿Cuántos microbios tenemos?

La última publicación sobre el microbioma la ha realizado la Asociación Americana de Microbiología. En este informe actualizado, revisan alguna de las teorías más asentadas respecto a nuestros propios microbios.

Por ejemplo, se suele decir que tenemos 10 veces más células bacterianas que células humanas en nuestro organismo, ¿pero esta afirmación es correcta?

Por cada célula humana, existen 5 células microbianas en nuestro organismo

Según la entidad norteamericana, los cálculos han de ser actualizados. Anteriormente se pensaba que en nuestro cuerpo vivían 10 billones de células bacterianas, pero la cifra real podría ser 10 veces superior.

Sin embargo, los datos sobre las células humanas tampoco estaban bien, sino que la relación actualizada sería que por cada célula propia, cada persona presenta 3 células bacterianas. Si además contamos los virus y hongos presentes, la ratio pasa a ser de 5 células microbianas por cada célula humana.

Esto también implica un aporte interesante a la genética. Revisando los datos, los microbiólogos americanos estiman que el ADN humano está compuesto de 20.000 genes, que se ven complementados con la información genética aportada por los 8 millones de genes que se cree puede aportar nuestro microbioma.

Descartando las "secuencias repetidas", los científicos son tajantes: por cada gen humano, existen 300 genes de origen microbiano.

Cifras que, sin duda, no dejan de asombrarnos.

Publicado por : http://alt1040.com/
¿Te ha gustado? compártelo igual Creative Commons.