Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Lo último que verás si te come un pingüino

 Lo último que verás si te come un pingüino

 Lo último que verás si te come un pingüino juanito.

Esta curiosa fotografía ha sido tomada durante una de las expediciones turísticas organizadas por G Adventures a la Antártida y publicada en su cuenta de Twitter.

En ella podemos observar el enfado de un pingüino juanito (Pygoscelis papua) con el cámara, probablemente por invadir su territorio.

Nos gusta la fotografía, pero no las condiciones en las que se ha tomado. El turismo en la Antártida tiene un impacto notable sobre sus ecosistemas.



¿Sabias que los pingüinos emperador conservan el calor apiñándose entre sí ?

Vivir en ambientes hostiles demanda de estrategias adecuadas, además de la adaptación del caso.

Te pregunto: ¿Sabes cómo los pingüinos soportan temperaturas de hasta menos 50 ºC si no es un poco más?. Ojo que en el territorio Antártico no hay suficientes depresiones naturales que protejan a numerosos ejemplares.

La estrategia: Apiñarse unos con otros.

El amontonarse permite a los pingüinos emperadores poder crear una especie de estela de calor que favorece a optimizar la temperatura.

Durante verano, los mismos pueden aguantar sin problemas, manteniendo distancias y en colonias sueltas.

En invierno está el asunto. Los más de 50 ºC hace que los animales se apiñen en grupos y según estudios realizados, vayan rotando continuamente para zafar del frío.

¿Quiénes son los pingüinos emperador?

Son aves que no pueden volar. Viven en lugares fríos como la Antártica. La grasa que tienen en sus cuerpos les ayuda a aislarlas del frío que impera.

Las alas, no sirven para volar pero son claves a la hora de sumergirse y pescar su alimento. Son la especie de pingüinos más grandes de la naturaleza. Trabajan juntos para mantenerse calientes.



Forman enormes círculos donde a cada uno le toca el turno de estar en el centro que es más caliente para luego irse a la periferia y permitir que otro haga lo mismo.

¿Sabías Por Qué? Los pingüinos no pueden volar

“Un reciente estudio explica por qué los pingüinos evolucionaron y se convirtieron directamente en máquinas de buceo, dejando a un lado sus destrezas aéreas.”

Los pingüinos perdieron la capacidad de volar hace millones de años, un reciente estudio explica por qué estas aves se convirtieron directamente enmáquinas de buceo, dejando a un lado sus destrezas aéreas.

El estudio publicado en “Proceedings of the National Academy of Sciences”, expone que unas buenas aletas no son muy compatibles con la destreza del vuelo.

Una vez que los pingüinos desistieron volar, se produjeron cambios en la estructura de su ala, en el tamaño total y en la forma del cuerpo, ya que no existían las restricciones necesarias para el vuelo.

Hay que tener en cuenta que los pingüinos tienen más peligro como depredadores en el agua de lo que son en la tierra, de esta forma, se produjo una fuerte selección para hacer su natación y buceo lo más eficiente posible, expone Robert Ricklefs, profesor de biología en la “Universidad de Missouri-St Louis” y coautor de este estudio.

El equipo de investigación en un primer momento se preguntaron por qué los pingüinos perdieron la capacidad de volar hace millones de años, teniendo en cuenta los beneficios del vuelo.

El pingüino emperador ubica sus colonias a más de 52 kilómetros del mar. El viaje que les lleva varios días andando, se podría reducir a unas pocas horas volando, entonces, la gran pregunta: ¿por qué no lo hacen?

Para resolver el misterio, los investigadores se concentraron en aves, especialmente en el Arao (Uria aalge), que lo mismo vuelan que bucean.

Los científicos tuvieron a su disposición 41 aves silvestres capturadas con equipos especializados para medir el gasto energético aviar. De este modo, los investigadores idearon un nuevo récord mundial. Los araos y cormoranes llegan a tener el gasto más alto jamás registrado por todos los animales voladores.

El mayor desgaste energético se produce en el momento del despegue, dice Ricklefs, agregando que la superación a la resistencia del aire es costosa para las aves.

Mientras que los araos pueden volar y bucear, parece que existe un umbral en el que una actividad alcanza a la otra en la evolución, por lo que si un ave tiene que volar más, perderá su capacidad para nadar y bucear. 

Por el contrario, si un pájaro centra la gran mayoría de su tiempo nadando y buceando para cazar y sobrevivir, entonces tiende a perder sus habilidades de vuelo.

En el caso específico de los pingüinos, las habilidades desaparecieron por completo con la evolución de las alas en aletas de tipo cetáceo.

Los descubrimientos podrían ayudar a explicar cómo otras aves perdieron la capacidad de volar, como es el caso de un cormorán no volador en las Islas Galápagos (Ecuador).

Obviamente, las razones por las que no vuelan los avestruces y emús son muy diferentes, es probable que los antepasados de estas grandes aves no tuvieran que emigrar, por lo que ante la presencia de cualquier amenaza, correr con sus poderosas patas era suficiente, frente a emprender el vuelo para llevarlos arriba y lejos.

Los investigadores expresan que algunas aves poseen diferentes tipos de plumaje que pueden afectar a la pérdida de calor. La pérdida de calor, a su vez, puede afectar a los gastos energéticos de las aves cuando vuelan y bucean.



 ¿Te ha gustado?, compártelo: Creative Commons. Gracias por visitarnos