Comprendiendo la sinestesia

Comprender mejor la sinestesia
Comprender mejor la sinestesia.

Una mujer con sinestesia grafema-color ve un número que percibe de un color diferente que la mayoría de la gente. Credit: Devin Terhune/University of Oxford.

Percibimos el mundo que nos rodea a través de los cinco sentidos.

Normalmente una única percepción como puede ser el color de una camisa chillona, el sonido de una melodía, etc. no implica experimentar un segundo sentido, salvo en ciertas ocasiones.

El término “Sinestesia” , es poco común , este hace alusión a la mezcla de varios sentidos, por ejemplo cuando escuchamos una canción con sabor a chocolate o vemos los números como colores.

Hasta hace poco no se sabía con certeza el motivo pero una investigación reciente llevada a cabo por el neurocientífico Devin Terhune (Universidad de Oxford, Reino Unido) sugiere que la sinestesia se puede originar debido al rápido crecimiento del cerebro del bebé en épocas tempranas del desarrollo.

Normalmente, a medida que el niño crece y los circuitos cerebrales son refinados, los vínculos se separan.

Pero en los sinestésicos, por alguna razón, el sentido secundario persiste durante toda la vida.

La explicación más simple que cree Terhune y su equipo es que las neuronas del área responsables del sentido extra son más sensibles o excitables que de costumbre.

Los investigadores probaron su hipótesis con una técnica llamada estimulación magnética transcraneal, que, como su nombre indica, estimula una parte específica del cerebro con un débil campo magnético aplicado sobre el cuero cabelludo.

Los investigadores han trabajado con seis personas que tenían “sinestesia grafema-color”,-la forma más común de sinestesia, en el que las letras o números se perciben en ciertos colores (el número 2 en color turquesa o la letra S en color magenta, por ejemplo) y otros seis sin sinestesia, los controles.

Cada participante recibió una estimulación en el cuero cabelludo cerca de una zona conocida como la corteza visual primaria hasta evocar un destello de color.

Los investigadores pensaron que si los sinestésicos tenían neuronas muy excitables en la corteza visual necesitarían una menor estimulación que los sujetos control para ver dicho destello.

El resultado dio positivo y las personas sin sinestesia requieren tres veces más la estimulación para evocar de forma fiable el destello.

En una segunda fase del experimento, los investigadores utilizaron diversas cantidades de estimulación eléctrica para disminuir o aumentar la sensación de color en las personas con sinestesia.

Terhune argumenta que aunque la gran mayoría de los sinestésicos son felices con su condición, la capacidad de alterar la excitabilidad neuronal podría conducir a tratamientos para enfermedades con las alucinaciones no deseadas, como las que ocurren con la esquizofrenia, o para activar la actividad cerebral en pacientes que han sufrido un ictus o algún daño cerebral.


Fuente: http://news.sciencemag.org
Publicado por : http://www.drosophila.es/
Creative Commons. Gracias por visitarnos ¿Te ha gustado?, compártelo: