La conversión minimalista

La conversión minimalista
En mayor o menos medida todos podemos identificarnos con este sencillo esquema que nos recuerda que las consecuencias son mucho mayores que los placeres inmediatos que nos dan las cosas.

La conversión minimalista:

Paso uno:

Pasamos años trabajando para pagar la hipoteca, comprar autos más nuevos, más dispositivos, mejor ropa.

Todo ello nos deja con torres y torres de cosas.

Paso dos:

Limpiar, mudarse o sólo tratar de liberar un poco de espacio. Nos damos cuenta no sólo de que las compras previas no nos han traído significado, sino que de hecho nos han distraído de lo que realmente importa.

Cómo sucede esto:

En nuestros hogares ocupamos tres veces más espacio por persona (comparado con 1950).

Compras:

Pasamos demasiado tiempo llenando el espacio con cosas, lo cual después lleva muchísimo tiempo de darles mantenimiento.

Lo cual nos deja viviendo absolutamente para las cosas.

A partir de ello habría que pensar qué es mejor para nosotros. Entre más consumamos, más cosas tenemos y más ansiedad generamos.

En lugar de preocuparnos por las cosas podríamos invertir ese tiempo en nuestra familia y otras actividades que nos nutran como personas.

El consumismo, también, genera dióxido de carbono.

Toneladas y toneladas de dióxido de carbono.

Quizá, concluye el infográfico, sin tantos aparatos de moda y cosas empaquetadas e instantáneas podamos pasar tiempo con nuestro perro, gato, hijos, amigos…

Hiperconsumismo ,economía y felicidad | Vida cotidia nitica

... ¿Es factible un modelo económico basado en la felicidad? La economía no es otra cosa que maximizar y procurar algo que la sociedad ...


Consejos para conservar la felicidad | VCN

 ... Todos nacemos con el potencial de ser felices. La felicidad viene en los genes.


Distancia y sentimiento de felicidad | VCN

 ... La felicidad aumenta logarítmicamente con la distancia a nuestra localización habitual. Parece ser que cuando

Publicado por : http://www.ecoosfera.com
Creative Commons.