Pandoravirus sería el eslabón entre los virus y células

Pandoravirus sería el eslabón entre los virus y célulasPandoravirus:  el eslabón perdido entre los virus y las células.

Un equipo europeo de investigadores ha descubierto dos virus gigantes que, en términos del número de genes, son comparables a ciertos eucariotas – microorganismos con células nucleadas.

Los dos virus denominados “Pandoravirus” para reflejar su forma de ánfora y su contenido genético misterioso, son distintos a cualquier virus hasta ahora descubierto.

El Pandoravirus salinus observado bajo el microscopio electrónico © IGS CNRS-AMU

Con el descubrimiento del Mimivirus hace diez años y, más recientemente, el Megavirus chilensis, los investigadores pensaron que habían llegado a los rincones más lejanos del mundo viral en términos de tamaño y complejidad genética.

Estos virus gigantes tienen un diámetro en la región de un micrómetro y un genoma que incorpora más de 1.100 genes. En comparación, los virus comunes, tales como el de la gripe o del SIDA, sólo contienen alrededor de diez genes.

En su artículo publicado en Science, los investigadores anunciaron que habían descubierto dos nuevos virus gigantes:

- Pandoravirus salinus, en la costa de Chile;

- Pandoravirus dulcis, en un estanque de agua dulce en Melbourne, Australia.

El análisis detallado ha mostrado que estos dos primeros Pandoraviruses no tienen prácticamente nada en común con los virus gigantes que anteriormente se habían caracterizado.

Lo que es más, sólo un porcentaje muy pequeño (6 %) de las proteínas codificadas por el Pandoravirus salinus son similares a las ya identificadas en otros virus u organismos celulares.

Con un genoma de este tamaño, el Pandoravirus salinus ha demostrado que los virus pueden ser más complejos que algunas células eucariotas.

Otra característica inusual de los Pandoravirus es que no tienen ningún gen que les permita construir una proteína como la cápside, que es el componente básico de los virus tradicionales.

A pesar de todas estas nuevas propiedades, los Pandoravirus muestran las características esenciales de otros virus, ya que no contienen ribosomas, no producen ninguna energía y no se dividen.

El descubrimiento definitivamente cierra la brecha entre los virus y las células – un vacío que fue proclamado como dogma en el comienzo mismo de la virología moderna, en la década de 1950.

También sugiere que la vida celular podría haber surgido con una variedad mucho mayor de formas precelulares que las que hasta ahora se han considerado, ya que el nuevo virus gigante casi no tiene equivalente entre los tres dominios reconocidos de la vida celular: eucariotas, eubacterias y arqueas.


Fuente: Commissariat a l’Energie Atomique (CEA)
Publicado por : http://cienciaaldia.com
Creative Commons. Gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita.